EL PAíS › REUNIóN DE CRISTINA KIRCHNER CON LOS GREMIOS POR LA NUEVA LEY DE RADIODIFUSIóN

“Tenemos firme voluntad de avanzar”

La CGT, la CTA y los gremios que representan a los trabajadores de los medios, músicos y vendedores de diarios se reunieron con la Presidenta. Apoyaron la iniciativa de sacar una nueva Ley de Radiodifusión. La CGT pidió una señal de radio y televisión.

 Por Martín Piqué

“Nos espera una tarea ardua.” La frase se escuchó hacia el final del discurso de la Presidenta. Algunos de sus invitados sonrieron, se había generado una silenciosa complicidad: todos entendían de qué estaba hablando. Luego de una intervención de ocho minutos, en la que no faltaron citas a Mariano Moreno y conceptos escuchados en las Facultades de Comunicación, como el derecho a la información, Cristina Fernández de Kirchner se despidió con lo más parecido a una arenga motivadora. Así defendió la necesidad de sancionar una nueva la Ley de Radiodifusión. “Esta es la etapa de la democratización de la información y la distribución de la riqueza. Ambas están relacionadas”, planteó CFK en la reunión. La escuchaban los secretarios generales de la CGT y la CTA, Hugo Moyano y Hugo Yasky, y los dirigentes de los gremios que representan a los trabajadores de los medios, músicos y vendedores de diarios. “Vengo a expresar el absoluto y total apoyo de la CGT”, dijo Moyano. “Hay intereses económicos y empresas interesadas, pero todos debemos garantizar el derecho a la información de todos los ciudadanos”, coincidió Yasky.

La reunión con las entidades que representan a los trabajadores de los medios fue la segunda ronda de consultas organizada por la Presidencia. La idea es construir un consenso para lograr la aprobación de una nueva Ley de Radiodifusión. La legislación actual (22.285/80) fue sancionada –mejor dicho impuesta– durante la última dictadura. La entrevista colectiva con la Presidenta se realizó en el Salón Norte de la Casa Rosada. Además de Moyano y Yasky, participaron los dirigentes sindicales Julio Piumato (Judiciales), Juan Carlos Giuliani (secretario de prensa de la CTA), Daniel Das Neves (Utpba), Edgardo Carmona (sindicato de prensa de Rosario), Néstor Cantariños (Sindicato Argentino de Televisión), Omar Plaini (canillitas), Alejandro Bernazza (músicos), Eduardo Burba (asociación de prensa de Santa Fe) y José Pérez Nella (Sociedad Argentina de Locutores). Por el Ejecutivo estuvieron el titular del Comfer, Gabriel Mariotto, y el secretario de Medios, Enrique Albistur.

Antes de que comenzara la reunión, Moyano y Piumato solicitaron al Comfer que autorice a la CGT a prestar servicios de radio y televisión. A través de una carta dirigida a Mariotto, reclamaron que se conceda a la central sindical el uso de bandas de VHF o UHF, lo que permitiría emitir señales de televisión, y también frecuencias de AM y FM para emitir por radio. “Queremos expresar lo que algunos medios monopólicos distorsionan”, dijo Moyano. Durante la reunión con la Presidenta, Yasky adelantó que la CTA también se presentará ante el Comfer para pedir el uso de frecuencias de radio y televisión. Ayer no hubo contrapuntos ni chicanas entre las dos centrales sindicales (por ejemplo, nadie recordó la relación entre la CTA y la Federación Agraria, hoy convertida en un tema sensible). El discurso sindical en materia de radiodifusión mostró una absoluta sintonía.

La reunión comenzó con una sucesión de exposiciones a cargo de los invitados mientras la Presidenta escuchaba. Hablaron Yasky, Moyano, Carmona, Giuliani, Burba y Cantariños. Todos advirtieron los perjuicios que causa la concentración de medios y llamaron a defender la pluralidad y las voces locales. Yasky dijo que el Estado debía garantizar el “derecho a la información plural”; Moyano exhortó a “romper la concentración y los monopolios”. Cuando llegó su turno, Pérez Nella entregó a la Presidenta un proyecto de ley en nombre de la Confederación Sindical de Trabajadores de Medios de Comunicación Social (Cositmecos). El proyecto presentado por la CGT, la CTA y los gremios del sector está inspirado en los 21 puntos que defiende la Coalición por una Radiodifusión Democrática (un amplio arco de ONG, organizaciones sociales y medios comunitarios) y en el Convenio de Diversidad Cultural de la Unesco.

Ese convenio internacional fue ratificado por la Argentina y mandata a los Estados miembros de las Naciones Unidas a dictar leyes que protejan las pluralidades, las identidades y la cultura. Tras recibir el proyecto, la Presidenta hizo una exposición que duró ocho minutos y se basó en el principio del derecho a la información. “Tenemos la más firme voluntad de avanzar. Hay que impulsar el federalismo y garantizar que todas las opiniones, gusten o no gusten, puedan expresarse”, argumentó CFK. Luego aseguró que la nueva Ley de Radiodifusión deberá facilitar que existan tres vías o canales de comunicación: los medios privados, los medios públicos y los medios gestionados por organizaciones sociales.


“No es contra nadie”

En la Casa Rosada intentaron evitar que la cruzada por la nueva Ley de Radiodifusión, que está recuperando principios como el derecho a la información y la democratización en el acceso a los medios, se opacara por la tensión entre el Gobierno y el Grupo Clarín. Querían evitar que la reunión fuera interpretada como otro capítulo de esa pelea. “Esta ley no es en contra de nadie”, dijo el secretario de Medios, Enrique Albistur. “Esto no es contra nadie, sino a favor del derecho a la información de todos”, reforzó Mariotto. Pero la moderación se terminó con la CGT. Moyano contó que había presentado una demanda judicial contra Clarín: “Trataron de vincularme con el crimen del tesorero Beroiz, pero la mentira tiene patas cortas”. Y Piumato elogió al periodista Claudio Díaz, que hizo circular una carta pública que se titula “Por qué renuncié a Clarín”.

Compartir: 

Twitter
 

La larga mesa que encabezó la presidenta Cristina Kirchner ayer con los gremios.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.