EL PAíS › LA PRESIDENTA SE REUNIó CON EL CANCILLER DE AUSTRIA, ALFRED GUSENBAUER

Con promesas de buenos negocios

La Presidenta resaltó la cantidad de empresarios que acompañan al canciller de Austria en su gira por la región. Plantearon la necesidad de una asociación estratégica entre el Mercosur y la Unión Europea.

“Buenos negocios y rentabilidades”, prometió Cristina Fernández de Kirchner a la nutrida delegación de empresarios que acompañó en su viaje al canciller federal de Austria, Alfred Gusenbauer. Presidenta y premier se habían reunido un rato antes en la Casa Rosada para firmar convenios bilaterales y hacer juntos un acto de fe: que el Mercosur y la Unión Europea puedan firmar en breve un acuerdo de asociación estratégica, algo que por ahora suena a utopía multilateral.

El kirchnerismo desarrolló en estos años una estrecha relación con Austria. La razón del atípico vínculo con ese un país lejano y en buena medida ajeno a los intereses criollos tiene que ver con la influencia del presidente de la filial argentina de Volkswagen, Victor Klima. De excelente relación con los Kirchner, Klima ocupó el cargo que hoy tiene Gusenbauer –como en Alemania, el canciller es un primer ministro–, entre 1987 y 1990. El político devenido en empresario conserva una amplia agenda de contactos en Viena, sobre todo si de dirigentes socialdemócratas se trata.

Con Klima como anfitrión, Kirchner estuvo en la capital austríaca en 2006 y Cristina Fernández, por entonces candidata, repitió el año pasado. Allí la Presidenta mantuvo un primer contacto con Gusenbauer en el que coincidieron en algunos puntos que resaltaron ayer. Una defensa de la multilateralidad en cuestiones de política exterior y las ganas de que la Unión Europea y el Mercosur acerquen posiciones. En este último ítem, la visita de Gusenbauer –quien permanecerá en el país hasta mañana– funcionó para la Presidenta como un aperitivo para la cumbre de jefes de Estado de América latina y la Unión Europea que sesionará en Perú la semana que viene. “Una magnífica oportunidad para profundizar la relación entre ambos continentes”, la describieron ambos.

La agradable sorpresa de la comitiva que acompañó a Gusenbauer fue la nutrida concurrencia de empresarios, interesados en armar negocios en la región. “Es importante porque los diplomáticos viajan por obligación y los empresarios sólo cuando consideran que puede haber buenos negocios y rentabilidades y ésta es una buena señal”, dijo Cristina Kirchner.

En el discurso, la Presidenta equiparó a Argentina y Brasil con el rol que cumplieron Francia y Alemania para la unión de Europa. “Tienen que cumplir esa función de integrar al bloque del Mercosur”, resaltó.

En tanto, el canciller austríaco destacó “las excelentes relaciones que existen entre la Argentina y Austria” y sostuvo que será “una satisfacción especial” si la delegación de “empresarios más grande que visita Latinoamérica logra contribuir aún más las relaciones entre ambos países”. La Presidenta recibió a Gusenbauer en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno acompañada por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández y el canciller Jorge Taiana. Luego del encuentro entre presidentes, firmaron una serie de convenios de cooperación. Más tarde marcharon para el almuerzo de rigor en el Palacio San Martín.

Compartir: 

Twitter
 

Alfred Gusenbauer, que habla español, y Cristina Kirchner, risueños en la Casa Rosada.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.