EL PAIS › UN LADERO DE LOS MILITARES QUE SE ALZARON EN ARMAS EN 1987 SE ALISTO CON DUHALDE

Tropa carapintada para enfrentar a K

Se trata de Santiago Cúneo. También comparó a Kirchner con Hitler y ha compartido varios actos con Cecilia Pando. Conduce la petrolera Dogopetrol. En las últimas elecciones fue primer candidato a legislador porteño por la lista de Cherasny.

 Por Gustavo Veiga

La coincidencia es notable. Eduardo Duhalde y uno de sus seguidores en el Movimiento Productivo Argentino (MPA), el carapintada Santiago Cúneo, compararon al ex presidente Néstor Kirchner con Adolf Hitler. El exabrupto común no pasaría de una miscelánea si no fuera porque Cúneo es un ultraderechista que comenzó a mimetizarse en el follaje duhaldista con alguna aspiración aún no develada. El 8 de julio pasado, en la sede del MPA, el invitado especial José Manuel de la Sota discurría sobre su eventual programa de gobierno. A pasos del cordobés y de Duhalde, que seguía con atención el discurso desde la primera fila, un hombre calvo, de 37 años, escuchaba de pie. Era el mismo que a fines de febrero se planteaba en su periódico virtual Paralelo/42, que se edita en dos lugares tan distantes como Lago Puelo, en la provincia de Chubut, y San Miguel, en el Gran Buenos Aires, “revivir los tiempos de Menem-Duhalde”.

No es casual que Cúneo incursione en el periodismo desde dos distritos donde las ideas ultramontanas tienen sólidos cimientos. Tampoco que en las páginas de su medio se escriba “el kirchnerismo defiende de la mano de sus talibanes, cuadra a cuadra, las calles de Berlín”. O “su aparición en la Plaza de Mayo (por Néstor Kirchner) fue una foto que recordó a Hitler, condecorando a niños vestidos de soldados entre las ruinas del Tercer Reich”. Para un nostálgico del terrorismo de Estado es, cuanto menos, original. Cúneo ha compartido varios actos junto a Cecilia Pando y a otros miembros del partido militar (ver aparte).

En este juego de las semejanzas dialécticas combina a la perfección con Duhalde, que el 14 de agosto había dicho que el discurso del ex presidente en la plaza del Congreso –en los días más álgidos del conflicto entre el Gobierno y el campo–, le recordaba “a esos oradores como el Führer, como fue Mussolini”. Aunque al día siguiente se arrepintió de la comparación y pidió disculpas.

Cúneo le hizo una entrevista exclusiva de siete páginas a Duhalde en Paralelo/42 y tiene como editorialista al periodista Oscar Otranto (ex candidato a intendente de San Miguel), que también escribió: “Casi puedo ver la sonrisa cómplice de Favaloro haciéndonos un guiño, por no rendirnos, por pensar, por comprometernos con la prospectiva, por no aceptar el fracaso con un determinismo histórico invariable, por querer sentir lo que se ama”. De este modo, con el diario bajo el brazo, Cúneo parece que volvió a la palestra después de haber aquilatado experiencia desde su adolescencia en los sectores más marginales y reaccionarios de la política. Encontró una hendija en el MPA y se metió por ella.

“A Duhalde lo viene a ver todo el mundo a su oficina, él no va a ningún lado. Es más, hay gente que anda diciendo en los medios que se reunió con él y nunca lo hicieron”, le dijo a Página/12 una fuente muy próxima al hombre que no descansa en su objetivo de volver a la presidencia por el voto popular. La consulta venía a cuento de versiones sobre encuentros entre Duhalde y ex carapintadas, transformados hoy en políticos todo terreno. Un “no” rotundo fue la respuesta. Aunque si se especula con esa relación en el presente es porque, en 1995, el por entonces gobernador de Buenos Aires consiguió la reelección en el cargo gracias a los votos del Modin, que lideraba el teniente coronel Aldo Rico. Las sospechas de sobornos en esa Constituyente nunca quedaron aclaradas.

A Cúneo, un ex ladero del militar, parece entusiasmarlo el polo anti K que se está formando en torno de Duhalde. El solo, desde su periódico, se encarga de hacerle prensa al presidente honorario del MPA y a cualquier otro aspirante a la Casa Rosada que esté enfrentado con el matrimonio Kirchner. En el número 2 de su publicación le dedicó la tapa al gobernador de Chubut, Mario Das Neves, a quien le colocó la banda presidencial en un fotomontaje. Cúneo es el editor responsable del pasquín; el ex futbolista y ex intendente de José C. Paz Rubén Glaría, el encargado de Deportes, y el terceto de conocidos que tiene la publicación lo completa el abogado Mariano Cúneo Libarona en el departamento jurídico.

En el MPA también reapareció Gabriel Dreyfus, el publicista y ex candidato a vicegobernador del comisario torturador Luis Abelardo Patti en las elecciones bonaerenses de 1999. Ahora como asesor de Chiche, la senadora y esposa del líder de la nueva armada Brancaleone del PJ, el creativo colaboraría en el diseño de una campaña de imagen.

Más módico, el emprendimiento editorial de Cúneo apenas lleva seis meses, aunque no es el más importante de su meteórica vida empresarial. Transformado a los 27 años en un repentino industrial petrolero –fue vicepresidente de Petro Corp SA, que explotaba estaciones de servicio y condujo otras sociedades semejantes– diez años después se mantiene en la misma actividad al frente de Dogopetrol SA, fundada en febrero del año pasado.

El personaje no cambia de rubro ni de socios con pasado carapintada. En los años ’90 compartió sociedades con Enrique Venturino, Emilio Morello, Angel León y la ex esposa de Rico, Noemí Crocco (María del Carmen, la hija de ambos, es diputada nacional por el Frente para la Victoria, aunque antes había integrado el bloque duhaldista). Ahora lo hace con el ex capitán Ernesto Hanse Larramendi, otro ex lugarteniente del máximo líder del levantamiento militar de 1987.

Cúneo se describe a sí mismo en la página web de la compañía como “de fuerte carácter e íntimas convicciones y convencido de que solo la competencia puede regular el mercado, ahijado del ex presidente Arturo Frondizi, abrazó al sector petrolero por vocación y herencia como bandera de acción comercial y política...” Así, todo junto y de corrido. Hanse Larramendi, por su parte, se presenta como “padre de 5 hijas y con 50 años de edad, fue oficial del Ejército Argentino, habiendo estado en la guerra de Malvinas, además de haber representado al Ejército en países como Estados Unidos y España”. El tercero de los socios en Dogopetrol es el contador público Daniel Cosentino.

El joven empresario que fue expulsado de la UCR por abrazar la causa carapintada y tomar un comité partidario en la sublevación militar del ’87, cuando apenas tenía 17 años, ha vuelto para hacer de las suyas. Su incalculable fortuna la amasó mientras gozaba de la protección política de Carlos Menem, a quien respaldó casi en soledad en su intento de re-reelección con unos afiches callejeros que él mismo explicaría sin ponerse colorado.

–¿Hace una campaña por la reelección mientras espera un decreto que beneficiará sus negocios? –le preguntó este diario hace diez años.

–¿Y qué tiene de malo? El que diga que los negocios no tienen que ver con la política es un hipócrita.

El teorema de Cúneo es un aporte a la teoría económica que no necesita explicación. El próximo político que aparezca en una fotografía junto a este personaje debería saber que le van a pedir algo a cambio. Duhalde ya lo tiene demasiado cerca.

Compartir: 

Twitter
 

Cúneo durante una presentación de Duhalde con De la Sota.
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.