EL PAíS

Mensajes de texto

Suprpodres I

El vicepresidente Julio Cleto Cobos se ha mostrado como un duro crítico de los “superpoderes” del gobierno nacional para reasignar partidas presupuestarias, aunque no dudó en utilizarlos cuando él gobernaba Mendoza. Desde el oficialismo se encargarán de recordárselo. En el bloque de diputados kirchneristas ya tienen detallado un largo listado con más de 100 reasignaciones de partidas realizadas por Cobos sólo en sus dos últimos años como gobernador. Y se las piensan recordar “cada vez que Cleto abra la boca”. La bronca de los K mendocinos viene de arrastre, desde que los diputados cobistas votaron en contra de que el peronista Celso Jaque mantuviera esas atribuciones, por lo que ahora el gobernador cuyano no puede hacer uso de las facultades con que contó el propio Cobos

Lcencdo

En la audiencia en la Legislatura a la que asistió el procurador Pablo Tonelli para dar explicaciones por las 763 recusaciones que presentó contra el juez Roberto Andrés Gallardo, hubo una sucesión de pases cómicos de los legisladores, como cuando lo aplaudieron a Tonelli y se superpuso la voz del ex jefe de Gobierno Aníbal Ibarra. “Los aplausos no son para Ibarra”, aclaró el legislador Martín Borrelli, para los taquígrafos. “Los aplausos van y vienen”, lo gastó Ibarra. Pero el premio se lo llevó la legisladora kirchnerista Alicia Bello. “Gallardo incomodó a Ibarra y al licenciado Telerman, al licenciado... No, no, perdón, licenciado no”, se desdijo, mientras el resto se deshacía en carcajadas

Vuela vuela

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, encabezó la multitudinaria peregrinación que cada año se hace en la capital provincial para celebrar a la Virgen del Milagro. Con una convocatoria de cientos de miles de fieles que llegaron desde el interior de la provincia y desde provincias vecinas, en la gobernación quisieron darle un toque de espectacularidad al acto con un helicóptero que arrojara claveles para saludar el paso de la imagen de la Virgen hacia la Catedral. El problema fue que el helicóptero se acercó mucho al palco y voló el techo de lona que cubría a las autoridades. “Me había entusiasmado con la posibilidad de que alguno de mis funcionarios saliera volando”, bromeaba después Urtubey, ya pasado el susto

Suprpodres II

El kirchnerismo ya trazó su estrategia para contrarrestar a los opositores que critican los “superpoderes” del Gobierno para reasignar partidas presupuestarias. Al igual que con Julio Cobos, los K sacarán a relucir que la mayoría de las provincias (salvo Mendoza y Buenos Aires) tienen las mismas atribuciones. Incluidas Santa Fe, que gobierna el socialista Hermes Binner, y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en manos de Mauricio Macri. Los macristas se justificaron argumentando que en la Ciudad tienen un tope que no pueden superar: el 5 por ciento de sus recursos. Sin embargo, los diputados K planean desempolvar el proyecto elaborado por Macri para eliminar cualquier tope y gozar de los mismos “superpoderes” que critica, pese a que la Legislatura porteña votó en contra del proyecto del jefe

Tmargomvil

El miércoles pasado, quienes circulaban por la avenida Entre Ríos pudieron ver un micro de considerables dimensiones, enteramente pintado de amarillo PRO con el rostro del legislador macrista Avelino Tamargo estampado junto al del jefe de Gobierno. Se trata de un sueño que Tamargo tenía hace tiempo y ahora se hizo realidad: se compró un micro y armó un “despachomóvil”, con el que pensaba recorrer los barrios. Así tenía previsto sumarse a una moda que impulsó Jorge Giorno, del Partido de la Ciudad, que tenía un colectivo de dos pisos. Lo alquiló al Museo del Automóvil y lo usó sólo para la campaña. También siguieron esa senda los peronistas PRO Daniel Amoroso y Diego Santilli: pintaron y plotearon una camioneta para hacer recorridas en la campaña, que ahora usan los fines de semana para irse a pescar. A diferencia del resto, Tamargo pensaba acondicionarlo como una oficina, con una sala para tener reuniones con los vecinos. El micro, que ya tiene sus años, se lo compró a una empresa amiga, que se lo vendió a un precio más que barato. Pero –como dice el dicho– a veces lo barato, sale caro: al primer día que salió a probarlo, se le pinchó el radiador, se le rompió la bomba de gasoil y quedó varado. “Me duró un día. Encima lo termino de pagar recién en un par de años”, lo escucharon quejarse al legislador, quien tendrá que invertir más para ver andar a su micro amarillo

Inferno ruso

Los legisladores nunca dejan pasar una oportunidad de aparecer frente a las cámaras y esta vez no fue la excepción: aprovecharon la disputa de la semifinal de la Copa Davis en Buenos Aires y –el martes pasado– organizaron un brindis con los jugadores argentinos y rusos en la Legislatura. Julio Cobos, que desde su voto “no positivo” contra las retenciones tampoco se pierde ningún flash, fue invitado al agasajo y no desperdició la ocasión. Allí sumó a su álbum fotos con los tenistas y también con Mauricio Macri. La imagen del vicepresidente junto al jefe de Gobierno no pasó inadvertida, pero quien atrajo todas las miradas fue la joven que acompañó al ruso Nikolai Davydenko durante la velada. Al decir de muchos legisladores, “un infierno”

Tmando lsta

“Ni clientelismo, ni choripán: propuestas, propuestas, propuestas”, era una de las frases que le gustaba repetir durante su campaña al jefe de Gobierno, el líder de PRO, Mauricio Macri. El martes pasado, su primo Jorge organizó unas jornadas sobre política agropecuaria, acompañado por peronistas duhaldistas y ex menemistas, entre los que se encontraba Felipe Solá. En otro gesto más de acercamiento al peronismo, se pudo ver en un bar cercano al complejo Salguero Plaza, donde se realizó el encuentro, a un puntero del PRO bonaerense tomando meticulosa lista de los presentes y los ausentes. No hubo choripán, ni banderas con nombres de intendentes del conurbano. Había, en cambio, combis blancas estacionadas en la puerta y un salón lleno de comprovincianos

Minstra cn prtero

La ministra de Desarrollo Social de Mauricio Macri, María Eugenia Vidal, se cansó de recibir visitas en su despacho sin cita previa. Para resolver el problema decidió no andar con vueltas y colocó un portero eléctrico en la puerta. Así que quien desee verla deberá esperar, tocar el timbre y poner la mejor cara a la espera de que le abran desde adentro. No es el único filtro. Para llegar a esa instancia, antes hay que sortear a una secretaria de carne y hueso

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.