EL PAíS › EL SENADO APROBó POR AMPLIA MAYORíA EL PROYECTO DE MOVILIDAD PREVISIONAL. EL PRIMER AUMENTO, EN MARZO DE 2009

Jubilaciones con aumentos garantizados por ley

La Cámara alta terminó de aprobar el proyecto de actualización automática de haberes previsionales. El oficialismo, con el apoyo de algunos legisladores de la oposición, se impuso por 45 a 22. Se recupera un derecho derogado durante el menemismo.

 Por Sebastián Premici

La movilidad de las jubilaciones ya es ley. El Senado aprobó el proyecto por 45 votos a favor y 22 en contra. Los puntos más conflictivos, el artículo que fija la fórmula de ajuste de los haberes y el que establece la fecha de inicio de la movilidad, también recibieron el apoyo de una clara mayoría, aunque obtuvieron seis votos menos que la aprobación en general. A partir del próximo año, los jubilados recibirán actualizaciones automáticas de sus haberes (una en marzo y otra en septiembre), que según estiman desde el Gobierno alcanzarán como mínimo 18 por ciento. La sanción de la ley recupera para los jubilados un derecho que el menemismo derogó a comienzos los ’90 y ningún gobierno posterior restableció. La Corte Suprema de Justicia lo reclamó en los últimos años en dos fallos históricos, conocidos como Adolfo Badaro.

El rechazo al proyecto encontró unidos a la UCR, la Coalición Cívica y el Frejuli, que argumentaron que la normativa “es anticonstitucional” (ver aparte). En la votación en particular se sumaron a ellos los oficialistas Carlos Reutemann, Roxana Latorre y Elena Corregido, quienes se opusieron a la fórmula de cálculo del índice de movilidad y a la demora hasta marzo de 2009 para la implementación del primer ajuste de haberes. La principal opositora a este proyecto dentro del Frente para la Victoria, Sonia Escudero, no estuvo en la sesión por encontrarse de viaje en representación del Parlamento Latinoamericano.

“Para los que dicen que tenemos que otorgar el 82 por ciento móvil, les digo que no sé si alguna vez llegaremos a ese número. No es un tema de voluntad. Aunque lo diga la Corte Suprema, no podemos afrontar ese pago.” Con estas palabras, el senador Fabián Ríos (FpV) cerró el debate de casi ocho horas y dejó sentado implícitamente que este proyecto de movilidad es lo máximo que puede ofrecer el gobierno en esta etapa, a pesar de las críticas que cosechó en el recinto y durante la discusión en el plenario de las comisiones de Trabajo y Presupuesto.

Lejos de la ardua discusión de la semana pasada, cuando el oficialismo intentó votar el proyecto sobre tablas y la oposición le negó el quórum, la sesión de ayer fue sin sorpresas. Quizá lo más llamativo hayan sido las ausencias de Escudero e Hilda “Chiche” de Duhalde, ambas de viaje. El radical K Pablo Verani tampoco estuvo presente en el Senado, pero sí en el homenaje a Raúl Alfonsín, que se realizó en la Casa Rosada. También pegó el faltazo el oficialista Guillermo Jenefes (FpV-Jujuy) y Carlos Menem, de licencia por un mes.

Desde el radicalismo admitieron a PáginaI12 (al momento de promediar el debate) que la oposición había perdido fuerza. “Si no hay volumen (de senadores), somos nosotros los que más perdemos”, aseveraron cerca del senador Ernesto Sanz. La semana pasada, la oposición había festejado como un triunfo la postergación de la sesión. Pero ayer esa victoria fue leída por algunos miembros de la oposición como una victoria pírrica, que incluso habría desgastado los ánimos de varios legisladores. “En toda la semana, Sanz estuvo un poco alejado de la discusión por esta ley. Incluso Roy Nikkish –que suele hablar con Estenssoro– estuvo poco involucrado”, analizaron ante este diario integrantes de la Coalición Cívica.

De todas maneras, Gerardo Morales, titular del Comité de la UCR, arremetió con fuerza durante su intervención, al señalar que recurrirían a la Justicia si el proyecto se votaba tal cual había sido girado desde Diputados. “Piensen un segundo”, les dijo Morales a los legisladores K a la hora de votar el artículo que establece la fórmula de movilidad. “Va a dar siempre para abajo”, estimó, sin mucha argumentación. Al mismo tiempo en que el radical daba su discurso, Alfonsín hablaba ante la presidenta Cristina Fernández.

El primer justicialista en adelantar su voto negativo fue el salteño Juan Carlos Romero. La chaqueña Elena Corregido también había anticipado su negativa desde el comienzo del debate. “No me imagino al general Perón tratando de explicar esta fórmula tan complicada. Mi ideal sigue siendo el 82 por ciento móvil. Está bien pagar la deuda externa pero también hay que atender la deuda interna”, señaló la senadora oficialista. Curiosidades de una situación posretenciones móviles: Corregido votó a favor del proyecto en general pero dio su negativa para todos los artículos restantes.

“La fórmula propuesta por el gobierno nacional y que la bancada oficialista intenta aprobar no tiene, como dijo el ministro (Carlos) Tomada, la virtud de ser tan sencilla que cualquier jubilado puede calcularla, sino que lo único que hace es esconder el engaño y la trampa que quieren realizar con la plata de los jubilados”, afirmó María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica).

–Pero para el año que viene habrá un aumento en el primer semestre del 11 por ciento –interrumpió secamente Miguel Pichetto, titular del bloque K.

–Si tenía ese dato, por qué no lo dijo durante las discusiones en el plenario de las comisiones de Trabajo y Presupuesto. Incluso (Hugo) Yasky, al que no podemos acusar de opositor, aseguró que no pudo llegar a un número único. Y Yasky es del oficialismo. Bueno, quizá ya no –chicaneó Estenssoro.

El voto “no positivo” de Julio Cobos dejó como saldo que cada contienda legislativa ofrece diferentes alineamientos políticos, lejos de las mayorías automáticas. Así quedó demostrado luego de la aprobación del proyecto para la reestatización de Aerolíneas, donde los tres radicales K le hicieron el favor al oficialismo y no estuvieron presentes en el recinto. Ayer, cada uno se manifestó por su cuenta. Verani estuvo ausente, Rached votó en contra y Sánchez dio el sí en general pero votó artículos en contra. Los senadores que trabajan con Claudio Lozano (que en Diputados votó en contra del proyecto), acompañaron la iniciativa en general pero rechazaron los artículos 6 y 15. La oficialista Latorre fogoneó durante la tarde que al oficialismo se le complicaba la votación en particular. Sin embargo, sendos artículos terminaron con 39 votos a favor y 28 en contra.

“Se ha demonizado la fórmula. Este es un cálculo de ajuste automático, semestral, con previsión en el Presupuesto. El sistema está en crisis, hay siete millones de jubilados y cinco millones de aportantes. En cualquier sociedad, la relación es casi de 5 a 1. Si en marzo la fórmula es satisfactoria, sería interesante que los de la oposición salieran a rectificarse. Y si llega a dar números bajos, seguramente pagaremos el error en las urnas. Si no es como nosotros decimos, perderemos nuestro capital político”, graficó a este diario Nicolás Fernández (FpV–Santa Cruz).

Mientras que el senador circulaba por los pasillos del recinto, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, hablaba en Diputados, con conceptos similares: “Si el año que viene la movilidad no es del 18 por ciento, el Congreso puede pedir la remoción del jefe de Gabinete”, se plantó Massa. “Esta es la movilidad que podemos ofrecer por el momento. Quizá falten más medidas, pero ésta es bien realista”, remató el senador Ríos.

Compartir: 

Twitter
 

Los referentes del oficialismo en el Senado celebraron la aprobación de la ley, rechazada por la UCR, la Coalición Cívica y el Frejuli.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.