EL PAíS

Recuerdos de Menem, la Alianza y el voto no positivo

 Por Sebastián Premici

Autocríticas

El radical Carlos Rossi fue el primero en hablar de autocrítica. “La falta de consenso nos está llevando por mal camino. Leyes de este tipo necesitan acuerdo y no aprobar a libro cerrado algo que llegó de la Cámara baja. Si no lo hacemos, quedaremos en deuda con los jubilados”, señaló. Y hablando de deuda con los jubilados, Gerardo Morales también tuvo un rapto de sinceridad. “Como hombre de partido, tanto en las buenas como en las malas, nos hacemos cargo de las cosas que hicimos. Algunos no coincidimos con el recorte de las jubilaciones (que hizo la Alianza). La reducción del 13 por ciento no tuvo ninguna justificación”, reflexionó Morales, que ayer votó en contra del proyecto de movilidad.

Faltazo

Carlos Menem no estuvo en la sesión en la que se restableció el derecho a la movilidad jubilatoria, que su gobierno había derogado a comienzos de la década pasada. El senador se encuentra de licencia por enfermedad. Sus pares evitaron referirse a él y tampoco se acordaron de Domingo Cavallo. Ambos mantuvieron los haberes previsionales congelados durante años. En cambio, hubo mayores referencias a la Alianza, que recortó las jubilaciones un 13 por ciento, como recordó el propio Morales.

Cuarto intermedio por dos

Había pasado una hora del mediodía cuando Miguel Pichetto, titular del bloque K, tomó la palabra para pedir un cuarto intermedio en la discusión por la movilidad. ¿El motivo? Había entrado el proyecto con media sanción de Diputados para cambiar el feriado del Día de la Raza del 12 de octubre, al lunes 13. La senadora Liliana Fellner se tomó unos minutos para explicar el proyecto y en menos de quince minutos el cambio del feriado se hizo ley. El segundo pedido de cuarto intermedio lo formuló Morales. El pedido fue para continuar el debate luego de las 19, ya que los miembros del radicalismo –incluido Julio Cobos, que presidió la sesión– tenían que estar en la Casa de Gobierno para presenciar el homenaje a Raúl Alfonsín. Pichetto tomó la palabra –y mediante su voto no positivo– no dio lugar al cuarto intermedio.

¡Tiene una Itaka!

En la planta baja del Senado alguien del área de seguridad gritó: ¡Tiene una Itaka! De repente, el personal del Congreso empezó a correr para cerrar las puertas principales del recinto, que dan a la calle Hipólito Yrigoyen. Los jubilados y diferentes gremios lograron saltar la valla que cerraba la intersección de Entre Ríos e Hipólito Yrigoyen. “Se ve que tienen fuerza los viejitos”, dijo un personal de la Policía Federal.

–¿Había una Itaka? –preguntó PáginaI12 al personal de seguridad. La respuesta fue el silencio.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.