EL PAíS › EL CONGRESO TRATA ESTA SEMANA PROYECTOS CLAVE PARA EL GOBIERNO

Salen las AFJP y entran dos prórrogas

El Senado vota el jueves el fin de la jubilación privada. Diputados debate el impuesto al cheque y la emergencia económica.

 Por Miguel Jorquera

Los diputados oficialistas intentarán aprovechar el envión parlamentario que les proporcionó el apabullante respaldo a la eliminación del sistema de jubilaciones privadas para acelerar el tratamiento de dos leyes que el Gobierno acaba de enviar al Congreso: la prórroga por un año de la emergencia económica y del impuesto al cheque. Pese a que las iniciativas tendrán una dura resistencia de casi todo el arco opositor, y también de los oficialistas díscolos –que están a un paso de la ruptura con el bloque K–, el kirchnerismo pretende aprobar esta semana los dictámenes de ambos proyectos en la Comisión de Presupuesto y llevarlos al recinto la última semana de noviembre o, a más tardar, la primera de diciembre. El objetivo es que antes de fin de año los convierta en ley el Senado, donde este jueves el kirchnerismo buscará sellar el final de las AFJP.

Hasta ayer, la agitada agenda de fin de año de las distintas comisiones legislativas no tenía fecha para la reunión de la Comisión de Presupuesto. Pero el oficialismo no dudará en ponerla en marcha mañana, si la mayoría de los diputados oficialistas arribaban desde sus provincias. No quieren perder tiempo. El bloque K espera tener antes del fin de semana los dictámenes de ambas prórrogas (hasta diciembre de 2009) y los del impuesto adicional a los cigarrillos y la corregida normativa para bienes personales.

El Gobierno fundamentó la séptima prórroga de la emergencia económica –vigente desde 2001– en la debacle financiera internacional que “se originó en los Estados Unidos”. La norma habilita al Ejecutivo a retener el manejo de la renegociación de los contratos de obras y servicios públicos con las compañías privatizadas, además del sostenimiento de planes sociales y del programa Jefas y Jefes de Familia, como parte de las emergencias alimentaria y ocupacional.

El impuesto al cheque –puesto en marcha durante el gobierno de la Alianza– volverá a ser una importante fuente de financiamiento para la actual administración. “Contribuirá a consolidar la sustentabilidad del programa fiscal y económico”, según el texto del proyecto. Sin embargo, ésta será la iniciativa que generará mayor resistencia. El 30 por ciento de los recursos que genera el impuesto es coparticipable, pero la mayoría de las bancadas opositoras y los oficialistas díscolos que lidera el bonaerense Felipe Solá ya tienen sus propios proyectos, que van desde el aumento del dinero que se destina a las provincias hasta la coparticipación total de lo recaudado por esa vía. Propuestas que aspiran a arrastrar a los legisladores de distintos partidos provinciales a cargo de gobiernos distritales y no pocos oficialistas que vienen reclamando mayores recursos para sus provincias. Incluso, Solá esperaba ansioso este momento para sacar los pies del plato oficialista y presentar, junto a su propio proyecto alternativo, a la decena de diputados –según promete– que lo acompañarán en el nuevo bloque del peronismo disidente.

Desde el kirchnerismo insistirán en la necesidad de que el Gobierno retenga en sus manos el grueso de los recursos que genera el impuesto para afrontar los coletazos de la crisis global. Aunque para lograrlo tal vez tenga que hacer alguna concesión a las provincias.

En tanto, en el Senado, el oficialismo buscará consolidar los votos que le garanticen transformar en ley el fin de las AFJP. Para los senadores K las cifras parecen auspiciosas, pero igual desde hoy trabajarán para que en la sesión del jueves no quede nada librado al azar.

Compartir: 

Twitter
 

En la Cámara baja, el kirchnerismo enfrentará la resistencia de casi toda la oposición.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.