EL PAíS › LA PRESIDENTA CFK ANUNCIó QUE ENVIARá AL CONGRESO EL PROYECTO PARA ADELANTAR LAS ELECCIONES AL 28 DE JUNIO

“Sería casi suicida seguir de campaña”

En forma inesperada, el Gobierno decidió anticipar de octubre a junio los comicios nacionales de renovación parlamentaria. La Presidenta argumentó que ante la crisis internacional no se puede “embarcar a la sociedad en una discusión permanente”.

 Por Daniel Miguez

Sorpresivamente, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció ayer que enviará al Congreso un proyecto para adelantar al 28 de junio las elecciones legislativas nacionales que estaban previstas para el 25 de octubre. Lo justificó con el argumento de que ante la crisis mundial que amenaza a la Argentina “sería casi suicida embarcar a la sociedad en una discusión permanente de acá octubre”. La decisión se anunció un día después de que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, fijara para la misma fecha los comicios en la ciudad de Buenos Aires, con la intención de separar las elecciones de legisladores locales y nacionales. Los dirigentes de la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica reaccionaron en contra, mientras que agudizó las diferencias en el peronismo disidente y en el PRO sembró dudas. Esto le permite al oficialismo augurar que reunirá los votos suficientes para que la ley sea aprobada, según estiman, en menos de dos semanas.

Según pudo saber Página/12, la posibilidad la venían evaluando en secreto la Presidenta y su esposo Néstor Kirchner, pero el anuncio de Macri de adelantar los comicios en Capital los precipitó a tomar la decisión, que les fue comunicada el jueves por la noche a algunos funcionarios en la quinta de Olivos. Desde las 9 a las 10.30 de la noche la Presidenta y el titular del Partido Justicialista estuvieron desgranando el tema con el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini; el ministro del Interior, Florencio Randazzo; los jefes de bloque en el Senado, Miguel Pichetto, y en Diputados, Agustín Rossi, y el experimentado operador peronista Juan Carlos “Chueco” Mazzón.

La conclusión a la que habría arribado la Presidenta fue que la crisis comenzará a sentirse fuerte en 2009 y eso le ocasionará al Gobierno un desgaste natural que sería potenciado al máximo por la oposición y la fuerte alianza mediática que se constituyó en su apoyo.

“Esperar hasta octubre sería una sangría inútil porque los ‘muchachos’ (en referencia a algunos medios de comunicación) nos van a ir horadando. Cristina vio que era el momento de jugarse a suerte o verdad, con los riesgos electorales que esto también implica”, especularon.

Hasta hace pocos días muchos funcionarios y dirigentes del PJ consideraban que el pronóstico electoral les era favorable y que hasta octubre podía aumentar o disminuir sus chances si el Gobierno lograba o no atenuar los efectos de la crisis. Hoy por hoy, según las encuestas que manejan en la Casa Rosada, el oficialismo está duplicando al principal candidato de la oposición, ya sea Felipe Solá o Francisco de Narváez.

Pero también en el Gobierno juran que no se trata de una mera especulación electoral, sino que la decisión de adelantar las elecciones “sinceramente tiene que ver con lo que dijo Cristina: una campaña electoral en medio de esta crisis sería muy malo para el país”.

La Presidenta durante un acto en Rawson, Chubut, lo dijo así: “He decidido enviar este lunes un proyecto para convocar a elecciones el 28 de junio para todos los argentinos. No reniego de la contienda electoral. Pero lo cierto es que los argentinos no podemos tener una serie de elecciones de acá a octubre, teniendo en cuenta la crisis”.

Al hacer el anuncio la Presidenta estaba acompañada por Kirchner y los gobernadores patagónicos Mario Das Neves (Chubut), Jorge Sapag (Neuquén), Miguel Saiz (Río Negro), Fabiana Ríos (Tierra del Fuego) y Daniel Peralta (Santa Cruz) y el salteño Juan Manuel Urtubey.

Allí la Presidenta llamó a “superar el escollo electoral”, porque “hay que tirar todos para el mismo lado y para eso se necesita un clima tranquilo, no de elecciones”, en un momento de crisis internacional, la cual, dijo, es “más grave de lo que aparece en los medios”.

También invitó a las provincias a fijar el 28 de junio como fecha para las elecciones locales. “Invito a todas las provincias argentinas, en la medida en que sus Constituciones lo permitan, a hacer las elecciones el mismo día. No se puede estar en medio de este desastre en una feria y maratones de elecciones”.

Al abundar en los motivos de su decisión afirmó que “sería casi suicida embarcar a la sociedad en una discusión permanente de acá a octubre”. Y agregó: “Es necesario que todos sepamos que tenemos que hacer un esfuerzo para superar diferencias estériles”.

No pasó por alto el dato de que Macri había decidido el día anterior adelantar los comicios locales en la Capital Federal, como ya lo había hecho antes el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, con los de su provincia, o Eduardo Brizuela del Moral en Catamarca. “Necesitamos tranquilidad, apertura, diálogo alejado de los intereses sectoriales, que demanda de una actitud diferente. No podemos tener una permanencia de elecciones de acá al 28 de octubre, en el marco de la crisis fenomenal, en el marco de que ya hubo distritos que la adelantaron”, señaló.

“Lo que está pasando en el mundo –agregó la Presidenta– es mucho más grave de lo que aparece en la televisión o en los medios. Miles de personas se quedan sin trabajo todos los días, se pierden casas, los bancos no saben cuánto van a durar, nadie puede predecir dónde termina esto.”

Luego Kirchner aportó un elemento, en el que quizás pueda entreverse un eje de la campaña electoral, cuando sostuvo que “aquí, lo importante es la gobernabilidad de la Argentina”.

Por su parte, Rossi, en diálogo con Página/12, les restó validez a los argumentos de quienes decían que la ley para que puedan cumplirse los nuevos plazos electorales debe aprobarse antes del 28 de marzo. El proyecto ingresará el lunes próximo y el oficialismo espera tratarlo dos días después. “No hay plazo máximo, por lo tanto cuando tenga despacho de Comisión, vamos a pedir una sesión especial. Espero que el miércoles lo tratemos en el recinto”, dijo el diputado.

Rossi considera que en Diputados el proyecto tendrá los votos suficientes para su aprobación. Desde el oficialismo aseguran que, aún con críticas, ya adelantaron que votarán favorablemente o al menos darán quórum, los bloques del PRO y el peronismo disidente, más el SI.

De ser así, el proyecto pasará rápidamente al Senado, donde Pichetto también cree que podrá reunir mayoría. La senadora Hilda “Chiche” Duhalde ya dijo que votará afirmativamente, y desde el kirchnerismo dicen que su colega Carlos Reutemann también avisó su voto positivo.

Además de todas las manifestaciones a favor, cosechadas en gobernadores y legisladores oficialistas, desde la oposición Chiche Duhalde dijo: “Yo votaría el proyecto”. Y De Narváez sostuvo: “Cuanto antes se apruebe, mejor”. Es que el peronismo disidente había escuchado con desazón que Macri adelantaba las elecciones locales privándolos de hacer campaña junto a la figura mejor posicionada de ese espacio, Gabriela Michetti. Ayer se reanimaron con el anuncio de la Presidenta. También Macri dio su visto bueno, ya que la nueva situación lo hizo zafar de las inevitables presiones que iba a tener del peronismo disidente.

Por el contrario, el presidente de la UCR, Gerardo Morales, y los dirigentes de la Coalición Cívica, Margarita Stolbizer, Patricia Bullrich y Adrián Pérez, salieron a fustigar la decisión, que le resta posibilidades a su espacio, sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires, ya que Elisa Carrió, después de un día de gracia, volverá a tener a Michetti protagonizando la misma campaña desde la vereda de enfrente.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Fernández entre el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, y Néstor Kirchner.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.