EL PAíS › ELISA CARRIO PROFUNDIZO SU ENFRENTAMIENTO CON STOLBIZER

Sin flores para Margarita

La diputada electa por la Capital Federal confirmó su mudanza a la provincia de Buenos Aires y sostuvo que el diálogo político “es una farsa”. Hubo duros cruces entre sus allegados y los de Stolbizer, quien evitó la polémica.

De vuelta de sus vacaciones en Disney, Elisa Carrió tensó aún más su relación con Margarita Stolbizer: apenas aterrizó en Ezeiza, dijo que el diálogo político al que su socia bonaerense concurrió en contra de sus instrucciones “es una farsa” y confirmó que –tal como anticipó Página/12– se mudará a la provincia de Buenos Aires y hará política en ese distrito. “Yo confronto con el Gobierno”, reaccionó Stolbizer y dejó que le respondieran sus lugartenientes, como el diputado Jaime Linares, quien advirtió que “la Coalición Cívica es una entelequia” y cuestionó “la falta de ámbitos de discusión” interna. Aunque los cruces son cada vez más duros, todos coincidieron en la necesidad de mantener el Acuerdo Cívico y Social.

La confirmación de la mudanza de Carrió hizo temblar el frágil andamiaje del Acuerdo Cívico y Social, empezando por la Coalición Cívica, el espacio que la chaqueña comparte con Stolbizer. “Es una decisión que tomé hace tres meses: voy a militar en la provincia de Buenos Aires”, contó la diputada electa por la Capital Federal, al bajar del avión que la trajo de Estados Unidos.

Dentro de la Coalición Cívica se registran los principales temblores del sismo que recorre todo el ACyS. El GEN, liderado por Stolbizer, le reclama a Carrió una mayor cuota en la toma de decisiones. La convocatoria al diálogo por parte del Gobierno dividió las aguas y expuso las diferencias entre ambos sectores: Stolbizer desoyó el dictado de Carrió y concurrió a las reuniones con el ministro del Interior, Florencio Randazzo, y el gobernador bonaerense Daniel Scioli. En el entorno de la chaqueña no le perdonan la insubordinación.

“El diálogo político es una farsa y nosotros nunca nos prestamos a la farsa”, reiteró ayer Carrió y llamó a “dejar de jugar a las visitas” y a “no prestarse al juego de los mentirosos del Gobierno”. Trató, de todos modos, de no dinamitar definitivamente su lazo con Stolbizer: “Yo respeto profundamente la actitud de Margarita –sostuvo–, pero yo hubiera mandado a un motomandado, porque ustedes saben que el ministro Randazzo es como un motomandado que anota y le entrega a la presidenta”.

El ministro del Interior no dejó pasar la referencia de Carrió hacia su persona. “Es una falta de respeto al conjunto de los partidos políticos que han participado y participarán de la mesa de diálogo con el espíritu y la grandeza de trabajar en conjunto para mejorar el sistema político argentino”, retrucó.

El duelo verbal entre Carrió y Randazzo no fue nada en comparación con la guerra desatada dentro de la Coalición Cívica. “Mientras no haya espacios de discusión y el espacio tenga una gerenta como Patricia Bullrich va a ser difícil poder avanzar”, disparó Linares. Su compañero de bancada Horacio Alcuaz, también hombre de confianza de Stolbizer, coincidió: “No queremos la ruptura pero también se van a tener que aguantar nuestra independencia. La CC no es patrimonio de nadie, pero muchos quedan entrampados en el trabajo de los provocadores, como Bullrich o el titular del partido en la provincia, Horacio Piemonte.” En diálogo con Página/12 expresó también que “puertas adentro de la Coalición no hay casi diálogo”, aunque aseguró que “el GEN no se va de la CC ni del ACyS y sería una locura que cualquiera de los actores del Acuerdo quiera irse”.

Bullrich respondió que “la situación que generó una crisis fuerte fue la decisión unilateral de Stolbizer de ir a un diálogo que nosotros creemos que es una farsa” y agregó: “No sé quién lo puede tomar como una provocación. Fortalecer un espacio político para dar la batalla contra un aparato consolidado es una decisión estratégica”.

Aunque el titular de la UCR ratificó como “correcta” la decisión de ese partido de ir al diálogo, en medio del fuego cruzado entre Carrió y Stolbizer, los radicales trataron de calmar los ánimos y alentaron una recomposición. Para su tranquilidad, Carrió vaticinó que las diferencias internas “se van a resolver de la mejor manera posible”.

Informe: Nicolás Lantos.

Compartir: 

Twitter
 

Elisa Carrió volvió de sus vacaciones en Disney y se distanció aún más de Margarita Stolbizer.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.