EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER SUSPENDIó LA VISITA A CHINA PARA NO DEJAR A COBOS A CARGO DEL EJECUTIVO DURANTE DIEZ DíAS

Con la muralla dentro de la Casa Rosada

La Presidenta argumentó que su vice “no cumple el rol que le asigna la Constitución”, por lo que no podía quedar a cargo del gobierno. Y dio instrucciones para reunir la comisión parlamentaria que debe expedirse sobre la remoción de Redrado.

 Por Martín Piqué

A pocos días de un viaje programado con mucha anticipación, la presidenta Cristina Kirchner decidió suspender su esperada visita a China para evitar que Julio Cobos quede a cargo del Ejecutivo. “El viaje me obligaba a estar afuera un lapso demasiado grande. El vicepresidente no cumple el rol que le asigna la Constitución. No sólo se convirtió en líder del partido de la oposición, sino que directamente obstruye y se opone a medidas que son resorte de la Presidencia. He decidido postergar esta misión porque creo que si otros no ejercen sus roles con responsabilidad, yo sí lo tengo que hacer”, aseguró ayer desde el Salón Sur de la Casa Rosada. La Presidenta también anunció que había instruido al titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner, que se encontraba presente en el acto junto con los jefes de los bloques Agustín Rossi y Miguel Pichetto, para que se reúnan las dos comisiones de Presupuesto y Finanzas de Diputados. Sólo una vez que se conformen ambas comisiones podrá sesionar la bicameral que debe expedirse sobre la remoción de Martín Redrado del Banco Central.

El acto derivó luego en una conferencia de prensa en la que CFK respondió preguntas, también se mostró en desacuerdo con una interpretación que buscaba oponer al Gobierno con el supuesto gesto de convivencia encarnado por el abrazo de Sebastián Piñera y Eduardo Frei. “Si hay una evaluación tan conceptuosa de los chilenos, qué concepto merecen los opositores que envían cartas a embajadas hablando mal del Gobierno”, replicó la mandataria en alusión a la diputada Elisa Carrió.

Tras anunciar el aplazamiento del viaje, la Presidenta cuestionó a Cobos por mantenerse en el cargo de vice y al mismo tiempo acelerar sus movimientos como presidenciable para el 2011. “No se puede ser vicepresidente y opositor. Hay una incompatibilidad entre una cosa y la otra. No se puede estar en la tribuna de Boca gritando los goles de River”, ejemplificó. Según argumentó, cualquier ciudadano tiene derecho a expresar sus diferencias

públicamente con el Ejecutivo pero “no desde el lugar de la vicepresidencia, porque la Constitución le asigna un rol muy claro y contundente”. “Hay una manifiesta incompatibilidad en los roles constitucionales y las actitudes (de Cobos), no sólo como virtual jefe de un sector de la oposición, sino directamente a la decisión de la Presidenta en cuanto a la remoción del titular del Banco Central”, cargó. Dos horas después de que terminara el acto, la dirección de prensa de la presidencia del Senado hizo circular un comunicado en el que Cobos le respondía a la Presidenta (ver aparte). La respuesta de Cobos generó a su vez nuevas réplicas por parte del oficialismo, que nuevamente salió a cuestionar su ambigua condición de vicepresidente y referente de la oposición. Anoche, en diálogo con Página/12, el santafesino Rossi volvió a exigir que Cobos abandone el Ejecutivo. “El que tiene la llave para que la Presidenta viaje a China es él. Que renuncie, que permita que el presidente provisional del Senado (por José Pampuro) cumpla con el rol del vicepresidente, y entonces la Presidenta podrá viajar a China”, insistió el jefe del bloque oficialista.

Rossi tendrá un rol importante en las dos reuniones que ya fueron convocadas para mañana a la tarde. La convocatoria realizada por Fellner abarca a las comisiones de Presupuesto y Finanzas, que deberán elegir sus autoridades. Cuando éstas sean electas –un acuerdo previo propone para esos cargos a Gustavo Marconato (FPV) y Alfonso Prat Gay (ACyS)– se podrá reunir la bicameral que debe emitir opinión sobre el alejamiento de Redrado. Una opinión, eso sí, sin carácter vinculante.

China puede esperar

El anuncio de la Presidenta sobre la suspensión de su viaje a China sorprendió a toda la oposición y tomó desprevenidos a muchos funcionarios del Ejecutivo. La misión a Beijing había despertado expectativas en la Cancillería, también en el Ministerio de Planificación. Desde la cumbre iberoamericana de Portugal, donde hubo participación de empresarios españoles, en el Gobierno se venía comentando que China podría estar interesada en ingresar al paquete accionario de YPF.

En la conferencia de prensa, CFK respondió preguntas sobre el conflicto que generó la decisión de Redrado de resistir en el cargo. Allí le consultaron si pensaba convocar a sesiones extraordinarias para que el Congreso trate los decretos sobre el Fondo del Bicentenario y la remoción del ex Golden Boy. La Presidenta respondió que la revisión del DNU que dispuso la creación del Fondo del Bicentenario se realizará durante las sesiones ordinarias, que comienzan el 1º de marzo.

En el diálogo con los cronistas acreditados en la Rosada, CFK se mostró en desacuerdo con la pregunta de un periodista de Clarín que había contrastado su administración con la impronta supuestamente dialoguista de la política chilena. “Es fácil colocarse desde el lugar de prensa independiente y señalar con el dedo a la política argentina como mala”, replicó. Luego recordó que al ganar su marido en 2003 sólo recibió el llamado de Ricardo López Murphy y que ningún dirigente opositor la felicitó a ella al triunfar en las elecciones de 2007.

La Presidenta siguió luego con una crítica particular contra el Grupo Clarín. “No sólo hay un comportamiento de la oposición totalmente diferente a lo que pasa en otro país, sino también un comportamiento de algunos medios, especialmente el monopolio Clarín respecto de sus intereses económicos y personalísimos de quienes son sus principales accionistas. Nosotros nunca estuvimos con ningún gobierno militar, nunca recibimos empresas de un gobierno militar, nunca hemos recibido nada de los militares. Estamos seguros de quiénes somos, de lo que tenemos, de nuestros hijos, de quiénes somos y podemos hacerlo frente a todo el país y todos los argentinos”, subrayó.

La jefa de Estado también dijo que la evolución de los indicadores financieros en los últimos diez días demostraba que a pesar del conflicto por las reservas “la gobernabilidad no estuvo ni estará en riesgo”.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner hizo el anuncio durante una conferencia de prensa en el Salón Sur de la Casa de Gobierno.
Imagen: Daniel Dabove
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.