EL PAíS › HOY, FRENTE AL CONGRESO, PRESENTAN EL ENCUENTRO NACIONAL Y POPULAR

Un relanzamiento transversal

Un entramado de movimientos sociales con el Frente Grande, el Partido Intransigente y el Frente Transversal lanza un espacio político de apoyo al kirchnerismo por fuera del Partido Justicialista. Depetri, Sigal y Barba Gutiérrez son algunos de los referentes.

 Por Alejandra Dandan

El espacio empezó a gestarse hace año y medio. En abril de 2009 convocó a Néstor Kirchner al Luna Park, pero pasadas las elecciones de junio muchas de las organizaciones y partidos políticos que acompañaron al Frente para la Victoria tuvieron la sensación amarga de que no les había servido haberse recostado en el aparato peronista. Volvieron a reunirse en noviembre y en diciembre para un plenario en el Mercado Central en el que terminaron de darle forma a lo que hoy presentarán simbólicamente en el Congreso como Encuentro de la Militancia Nacional y Popular, un entramado transversal de movimientos sociales, organizaciones y partidos como el Frente Grande, el Partido Intransigente y el Frente Transversal que intentan consolidar aceleradamente aquella vieja iniciativa del kirchnerismo de construir un espacio político transversal, por fuera del aparato pejotista.

“No somos de la centroizquierda, ni movimientos piqueteros tampoco es un armado contra el PJ”, aclara a Página/12 Edgardo Depetri, referente del Frente Transversal. “Es la construcción de un espacio dentro del FpV con identidad de clase trabajadora, desarrollo territorial fuerte, abierto a construcciones partidarias que acompañan el proyecto nacional y un reconocimiento a la conducción de Néstor Kirchner y a la gestión de gobierno de Cristina.”

A Depetri le molesta ponerles nombres propios a quienes integran el armado, pero los nombres están. En la primera línea lo sostienen los intendentes que no vienen del aparato del PJ como Francisco “Barba” Gutiérrez (Quilmes), Mario Secco (Ensenada), Gustavo Arrieta (Cañuelas) y Orlando Alberto Costa (Bragado). También movimientos sociales como Martín Fierro, y el Frente Grande y el Partido Intransigente. Entre los nombres aparecen Oscar Laborde, Eduardo Sigal y Rafael Bielsa.

“En el 2009 nos dimos cuenta de que eso de recostarnos en el PJ la verdad es que nos impidió la victoria”, dice Laborde. En aquel momento, con los resultados de la elección, empezaron a elaborar lo que ahora son algunos de los fundamentos del armado. El FpV perdió en el segundo cordón electoral, dicen. “No perdimos la elección en el primer cordón ni en el corazón sojero del interior de la provincia de Buenos Aires, perdimos en el segundo cordón y el debate al interior es –sigue Depetri– ver cómo hacemos para que haya más distribución del ingreso que vaya directo a los más desprotegidos que nos fueron abandonando.”

Hubo un encuentro en noviembre y otro el 8 de diciembre en el Mercado Central. Hubo una reunión con Kirchner. Un intendente del PJ del sur del conurbano, uno de los que no está oficialmente anclado en el proyecto, que asegura que éste es uno de los tres espacios que Kirchner intenta consolidar en la provincia para recuperarse. Otro está dentro del PJ ortodoxo y el otro, entre los radicales K. El objetivo es construir a largo plazo el proyecto al 2011, pero el presente les va a dar trabajo.

“Nuestra principal responsabilidad es sostener el gobierno de Cristina porque hay sectores que plantean una renuncia anticipada, una destitución con golpe institucional vía Congreso, un apriete multimediático o un escenario de sensación de caos y desgobierno.” Tras pensar distintas opciones, la presentación oficial del espacio se decidió hacer simbólicamente frente al Congreso como respuesta a la reacción parlamentaria de la oposición. A partir de allí se desplegarán 600 mesas de trabajo en distintos puntos del país, difundirán volantes y discutirán con la gente sobre por qué defienden al gobierno de Cristina.

No es la primera vez que en torno del kirchnerismo se plantea un espacio transversal por fuera del PJ, capaz de articular con los sectores que incluso están a la izquierda de los K. Esas iniciativas fracasaron o no se consolidaron. ¿Por qué esta vez debería funcionar? “Primero porque maduramos todos después de siete años de trasformaciones en Argentina”, dice en este caso Eduardo Sigal. “Segundo porque vemos a la derecha en sus diversas expresiones que impide profundizar procesos políticos y maduramos en la idea de que tenemos que organizarnos para articular y trabajar juntos y que hay que acudir e invocar a la sociedad como partícipe, que no alcanza con gestionar bien, que hay que construir política.”

Compartir: 

Twitter
 

Oscar Laborde, Francisco “Barba” Gutiérrez y Eduardo Sigal, en uno de los primeros debates por el Encuentro.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.