EL PAíS › DECISIóN DE LA CáMARA FEDERAL DE SAN MARTíN EN LA CAUSA DE LOS HERMANOS NOBLE HERRERA

Una jueza en reemplazo de un juez

Conrado Bergesio, quien había sido recusado por Abuelas de Plaza de Mayo, fue apartado del caso. Sandra Arroyo Salgado se hizo cargo del expediente y se dispone a instruirlo con “mayor celeridad”. “Es una noticia alentadora”, dijo Estela Carlotto.

 Por Adriana Meyer

En un nuevo capítulo de la novela judicial en que se convirtió el caso Noble Herrera, la Cámara Federal de San Martín decidió apartar al juez Conrado Bergesio de la causa que investiga si los hermanos Marcela y Felipe Noble Herrera fueron apropiados ilegalmente durante la dictadura. La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, dijo que “es una noticia buena y alentadora” la decisión de la Cámara de hacer lugar al pedido de recusación presentado por la fiscal Rita Molina y acompañado por Abuelas. Ahora será la jueza Sandra Arroyo Salgado quien resolverá los plazos y el modo en que realizarán los análisis de ADN para establecer si los jóvenes adoptados por la dueña de Clarín son hijos de desaparecidos. Página/12 pudo saber que su juzgado ya recibió el expediente y se dispone a instruirlo con “la mayor celeridad”, porque ésa fue una directiva expresa ya emitida por los camaristas.

El tribunal de apelaciones escuchó el martes en audiencia pública al abogado de Abuelas, Alan Iud, luego de que Bergesio rechazara la recusación presentada en su contra por la fiscal federal Rita Molina hace dos semanas. Entre las razones para pedir el apartamiento de Bergesio del caso, Iud argumentó que las medidas importantes de la causa siempre las tomó recién “cuando le fueron ordenadas por su superior, la Cámara Federal”. Además consignó que Bergesio “dilata” decisiones importantes, como por ejemplo ordenar el examen de ADN de los Noble en el Banco Nacional de Datos Genéticos, como le indicó la misma Sala de Apelaciones.

Tanto la fiscal Molina como Abuelas presentaron ante ese magistrado de primera instancia de San Martín pedidos de pronto despacho para que ordene los exámenes de los Noble, y sean comparados con la totalidad de las muestras reservadas en ese Banco que funciona en el Hospital Durand. Pero los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble sólo aceptan realizárselos en el Cuerpo Médico Forense que depende de la Corte Suprema de Justicia y por esto presentaron un recurso de queja ante el máximo tribunal. Además pretenden que se los compare con las muestras de las dos familias querellantes en la causa y que sospechan podrían ser bebés apropiados a sus parientes secuestrados en la última dictadura.

El expediente, ya retirado del despacho de Bergesio, está siendo estudiado por un equipo designado por la jueza Arroyo Salgado. Quienes conocen el estilo de la magistrada lo diferenciaron del juez recusado y no dudaron en afirmar que tomará en breve esa “medida decisiva” tan demorada. Aunque la jueza analizará con cautela los elementos de prueba recolectados por Bergesio, y su eventual validez, intentaría manejarse de manera de no tomar ninguna iniciativa que dilate aún más el desarrollo de la causa, según aseguraron a Página/12 fuentes del caso.

Carlotto celebró la decisión de los camaristas de apartar a Bergesio y sostuvo que “ahora podemos decir que la Justicia nos dio la razón, a través del pedido de la fiscal se logró separar a este juez que ha cometido muchas irregularidades”. A su vez, la presidenta de Abuelas emitió un voto de confianza respecto de la nueva magistrada, quien, según dijo, “ha tenido desempeños muy buenos”. Y consideró que el fallo implica que “todas las medidas dilatorias del juez Bergesio que denunciamos nosotros han sido escuchadas”, por lo cual especuló con que Arroyo Salgado ordenará la realización rápida de los análisis de ADN porque “es algo impostergable”. De todos modos, advirtió que “los ataques van a continuar” porque “es la táctica nefasta para demorar, cuestionando ahora el banco genético, donde se realiza un impecable trabajo profesional, y poniendo en duda la restitución de los nietos”. Por su parte, Iud señaló que la resolución de la Cámara “nos dio la razón” en cuanto a las “medidas contradictorias en las que incurrió Bergesio y las dilaciones para ordenar los estudios de ADN” sobre las muestras de Marcela y Felipe Noble Herrera en el Banco Nacional de Datos Genéticos. En línea con Carlotto, el letrado destacó los “buenos antecedentes” de la jueza Arroyo Salgado “en este tipo de delitos”.

Compartir: 

Twitter
 

Sandra Arroyo Salgado tiene ahora la causa de los hermanos Marcela y Felipe Noble Herrera.
Imagen: Rolando Andrade
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.