EL PAíS › GESTOS DE MACRI PARA EL PJ DISIDENTE Y DE NARVáEZ

Confluyen por derecha

Antes de partir en viaje hacia Uruguay, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, sostuvo que no descarta una confluencia con el peronismo disidente, aunque aseguró que todas las definiciones quedarán para el año próximo. Su primo Jorge Macri –uno de los principales operadores del espacio– aseguró que está “convencido de que vamos a confluir en una alternativa junto al Peronismo Federal con el mismo espíritu de Unión-PRO, con el aporte de todos”. Las conversaciones, por ahora, siguen en múltiples reuniones de segundas líneas. Allí intentan recuperar una relación con vaivenes, que incluyeron las acusaciones de “derechoso” y “bipolar” que le dedicó Francisco de Narváez al líder de PRO.

“Hoy el PRO está trabajando intensamente en seguir creciendo en todo el país para tener un propuesta para el año que viene. Ellos están trabajando dentro del peronismo para tratar de reagrupar la mayor cantidad de peronistas que no comulguen con el kirchnerismo”, describió Macri, que consideró que “se verá el año que viene cómo confluye todo eso”. Cuando le preguntaron si, como parte de un acuerdo, podría bajarse de la pelea nacional e ir por una reelección, recurrió a una finta: “Lo de la candidatura se verá más adelante”, dijo.

Pero muy cerca de Macri dejan en claro que no está en sus planes continuar en la Ciudad: “Ellos pueden quererlo, pero está claro que si Mauricio sale a la cancha es para pelear la Presidencia”, advirtieron ante Página/12. De todas maneras, se mostraron interesados en recuperar la alianza con De Narváez. “Desde el PRO jamás agraviamos y nos alejamos. El día que haya voluntad, estamos abiertos al diálogo y a un frente”, dicen muy cerca de Macri.

Cerca de De Narváez, por otra parte, coincidieron en que cada sector debe seguir su camino hasta fines de este año, cuando discutirán si confluyen. Y lo más difícil, quién encabeza. El Colorado dio señales de que se postulará como candidato a gobernador y no seguirá intentando presentarse como presidente, lo cual bajó el nivel de tensión del conglomerado peronista. Luego del exabrupto hacia Macri, pidió disculpas y tuvo varios encuentros con referentes del PRO. Además de un asadito que compartió con el diputado Jorge Triaca y el jefe de campaña de Macri, Humberto Schiavoni, De Narváez se mostró junto a Jorge Macri en el festejo a un año de la victoria electoral en la provincia de Buenos Aires.

El primo de Macri es uno de los que más trabaja en PRO de una unidad de los distintos espacios. Ayer señaló que hay que “seguir en el mismo camino, con diálogo, y entender que hay que convivir con una realidad que recién se ordenará en marzo próximo”. “Sin un proyecto fuerte desde la provincia de Buenos Aires no habrá proyecto nacional”, advirtió, en un remedo de uno de los eslóganes de De Narváez. “Hay que convivir con quienes quieren como candidato a presidente a Solá, Duhalde, Macri e incluso a Reutemann, pero mientras tanto nosotros tenemos que consolidar nuestro espacio”, consideró. De todas formas, para los macristas el candidato que podría hacerle sombra a Macri, Carlos Reutemann, ya está afuera por falta de timing.

Con Duhalde, Macri viene tratando de reencauzar la relación, tras años de no verse. Si el ex presidente hubiera ido el sábado pasado a la cena de gastronómicos que el jefe de Gobierno compartió con Luis Barrionuevo, hubieran tenido una foto juntos. “Y no hubiéramos tenido problemas”, aclaran cerca del líder de PRO. Los macristas ven que los próximos meses serán de un trabajo de las segundas líneas y, en lo posible, un discurso más moderado de los precandidatos en su competencia por encabezar el espacio.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.