EL PAIS › CUMBRE DE LOS PERONISTAS DISIDENTES PARA CONSERVAR LA UNIDAD

Para evitar el naufragio

Concluyeron una jornada de reuniones encontrándose de manera reservada en el departamento de uno de sus referentes. Estuvieron Duhalde, Solá, Reutemann, Romero, Rodríguez Saá y Puerta. Levantaron el acto del 4 de septiembre.

La consigna era evitar el naufragio. La conclusión: que es necesaria la unidad del espacio para poder llegar con chances a octubre de 2011. Ayer se sucedieron reuniones y llamados, en un día agitado para el peronismo disidente, que concluyó con un improvisado plenario de los caciques en el departamento privado que uno de ellos tiene en Capital. Allí se discutieron la fecha y locación del acto de lanzamiento del Peronismo Federal, que en principio no se hará, como pretendía Eduardo Duhalde, en Paraná y se intentó unificar posiciones sobre la relación de ese espacio con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. Antes, las segundas líneas que conforman la mesa de coordinación se juntaron en el Anexo de la Cámara de Diputados para avanzar en la construcción política del sector.

La tarde comenzó con gran parte de la plana mayor del espacio reunida en el despacho de Adolfo Rodríguez Saá en la Cámara alta. Hasta allí se acercaron, además del anfitrión, los senadores Carlos Reutemann y Juan Carlos Romero, los diputados Ramón Puerta y Felipe Solá, y Eduardo Duhalde. Faltó, con aviso, el ex mandatario entrerriano Jorge Busti, por compromisos políticos en su provincia, donde busca volver a la gobernación. Mario Das Neves, que parecía alejado del armado panperonista de derecha por rechazar la idea de competir por afuera de la estructura del PJ, tampoco fue de la partida, y a esa hora se encontraba reunido a solas con otro díscolo, Francisco de Narváez, otro que quiere disputarle el poder a Néstor Kirchner en la interna.

El diputado bonaerense se manifestó ayer a favor de “dar el debate y la confrontación de ideas dentro del justicialismo”, no obstante lo cual defendió la formación de un polo peronista opositor. “El Peronismo Federal se va constituyendo y lo primero que tenemos que conformar es una plataforma de gobierno”, sostuvo. De todas formas, para no cerrarse ningún camino, De Narváez no descartó competir finalmente por afuera, ya que “Kirchner es capaz de cualquier cosa” ante la perspectiva de una derrota en las primarias. “El proceso de decisorio va a ser coordinado” por todo el espacio, aclaró.

Entre ambos polos se cruzaban llamados, al tiempo que comenzaba en el Anexo de la Cámara baja la reunión de la llamada mesa de coordinación del Peronismo Federal, conformada por representantes de segunda línea de todos los caciques. Allí se planeaba avanzar en “generar algunos hechos políticos” a través del trabajo parlamentario conjunto y ampliar la actividad en “las provincias donde no se tiene un mecanismo de laburo aceitado”, según informaron a Página/12 participantes de este encuentro. Allí sí estuvieron representados tanto De Narváez como Das Neves. De esas conversaciones cruzadas surgió la idea de terminar la jornada con un encuentro de “máximo hermetismo” en la casa particular de uno de los referentes federales (las fuentes diferían en indicar si se trataba de la de Puerta o la de Romero).

Sin Reutemann ni De Narváez, pero con la presencia de Das Neves, entonces, a última hora se encontraron los caciques. Una de las primeras decisiones que tomaron en conjunto fue dar de baja definitivamente el acto de lanzamiento del espacio, que Duhalde ya había anunciado, con bombos y platillos y para disgusto de algunos de sus socios, que se haría el 4 de septiembre en Paraná. Aunque no han acordado dónde y cuándo se llevará finalmente a cabo, sí coincidieron en que será sólo la primera escala de un amplio calendario que los llevará por todo el interior del país antes de agosto de 2011, fecha prevista para las internas. Entre otros temas, se siguió debatiendo, aun sin acuerdo, el método de elección del que será el candidato presidencial del espacio, carrera en la que están anotados Duhalde, Solá, Das Neves y el gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá. A pesar de la postura pública en contrario por parte del chubutense, también reafirmaron la voluntad de ir por afuera del PJ. Otro tema que sobrevoló la cena fue la postura ante el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, procesado por espionaje ilegal: coincidieron en que puede ser un aliado valioso, pero no lo ven como candidato a presidente.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo Duhalde había anunciado un acto en Paraná que ayer quedó suspendido.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared