EL PAíS › SENADORES QUE NO AVALAN EL SERVICIO CIVICO VOLUNTARIO, PERO FACILITARON SU APROBACION

En solidaridad con el Grupo A

El socialista Rubén Giustiniani se ausentó del recinto en el momento de la votación. La cívica María Eugenia Estenssoro y la juecista Norma Morandini optaron por abstenerse. Pese a sus reparos, no votaron en contra para no dejar expuestas las diferencias entre los opositores.

 Por Sebastian Abrevaya

Los senadores María Eugenia Estenssoro, Norma Morandini y Rubén Giustiniani.

Mientras continúa el cruce entre el vicepresidente Julio Cobos y el kirchnerismo por la aprobación del Servicio Cívico Voluntario concretada el miércoles pasado en el Senado, en el Congreso todavía seguía la sorpresa por la actitud de algunos senadores que decidieron abstenerse, ausentarse o votar a favor de la iniciativa, facilitando así la sanción del proyecto que involucra a las Fuerzas Armadas en la educación de jóvenes que no estudian ni trabajan. Se trata del presidente del Partido Socialista, Rubén Giustiniani, quien pese a estar en el recinto decidió levantarse de su banca al momento de la votación; la legisladora de la Coalición Cívica María Eugenia Estenssoro, que pidió permiso para abstenerse, al igual que la juecista Norma Morandini.

En contra de los pronósticos propios y ajenos, la iniciativa fue aprobada en la Cámara alta por 33 votos a favor, 31 en contra y dos abstenciones. Hubo, además, seis ausencias entre las que se encuentra la del kirchnerista José Pampuro, quien había presentado un proyecto en el mismo sentido contra la posición del gobierno nacional. Finalmente, un viaje junto a la Presidenta le sirvió de excusa para salirse de esa incómoda situación.

Cerca del titular del Senado revelaron que según los cálculos que manejaban el mismo miércoles, el SCV perdería por un voto o, en el mejor de los casos, terminaba en un empate que lo tendría a Cobos por segunda vez como figura estelar. Cuando se inició el tratamiento en comisiones, el ex gobernador mendocino les había pedido a los senadores de esa provincia Ernesto Sanz, presidente de la UCR, y Laura Montero, su ex ministra de Economía, que “hicieran lo posible” por convencer a los miembros del Grupo A de las bondades de la medida. Cobos se encargó personalmente de hablar con varios senadores radicales y también con legisladores del PJ disidente. Sin embargo, negaron la existencia de “negociaciones” con los bloques minoritarios como el socialista o el de la Coalición Cívica.

Entre las críticas que se le realizaron a la iniciativa, una de las más reiteradas fue la de haber estudiado el tema en dos comisiones, la de Justicia y Asuntos Penales y la de Seguridad y Narcotráfico pero no en la de Educación, cuando se trata de una medida que instrumenta la formación de jóvenes en instalaciones militares. Precisamente el senador Giustiniani es el presidente de esa comisión de la Cámara alta. De todas maneras, el presidente del PS prefirió no demostrar fisuras con sus socios radicales, que se embanderaron detrás de la medida, ni tampoco con el resto del Grupo A. No expuso disensos respecto de los giros de comisión y a la hora de la votación se levantó de su banca.

Una actitud similar adoptaron las senadoras Norma Morandini (Frente Cívico-Córdoba) y María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica) que se abstuvieron. Durante sus intervenciones en el recinto incluso dejaron trascender una inclinación hacia el rechazo más que hacia la aprobación.

La senadora de la fuerza que lidera Elisa Carrió manifestó su “respeto” por el trabajo realizado en Mendoza por Cobos y Montero pero dejó en claro que, a su juicio, la iniciativa “no aborda el problema gravísimo que tiene la Argentina, que es la educación pública”.

Aunque consideró que los impulsores del SCV tienen “buenas intenciones” Morandini fue todavía un poco más allá y alertó que “si se utilizan los cuarteles para hacer pedagogía, podrían terminar contaminándose las buenas intenciones con esta pedagogía del rigor y del disciplinamiento social”. La compañera del senador Luis Juez, que tiene dos hermanos desaparecidos y una militancia como defensora de los derechos humanos, advirtió que “si no nos aferramos a los derechos humanos, corremos el riesgo de que, en nombre de la seguridad ciudadana, cancelemos todo aquello que tenemos que construir para evitar que nuestro país vuelva a descarriarse”.

“Se me fracturó el bloque”, bromeó previamente Juez, quien en cambio acompañó la iniciativa desde un primer momento. Otro senador que votó a favor fue el porteño Samuel Cabanchik. Pero el legislador logró introducir un cambio en el artículo sexto de la iniciativa para que sean los ministerios de Educación y de Defensa los que designen al personal que cumpla las funciones del SCV y que las tareas docentes sean de-sempeñadas por personal docente y técnico especializado.

Más allá de las convicciones y su correlato en la votación, en buena medida los senadores actuaron en solidaridad con sus compañeros del Grupo A para evitar que un proyecto que tiene futuro incierto en Diputados dejará expuestas sus diferencias internas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.