EL PAíS › JULIO COBOS Y RICARDO ALFONSíN DEFINEN SUS CANDIDATOS PARA CADA DISTRITO

En el radicalismo arman las boletas

En la Capital Federal el cobismo trata de convencer a Terragno para que se postule; el alfonsinismo se inclina por Olivera o Gil Lavedra y en Buenos Aires quiere llevar a Margarita Stolbizer. En varias provincias los dos sectores irán a la primaria con el mismo candidato.

 Por Sebastian Abrevaya

A un año de las elecciones presidenciales, los dos precandidatos de la UCR, Ricardo Alfonsín y Julio Cobos, ya casi terminaron de completar sus listas de postulantes a gobernador para llegar a la primaria abierta de agosto de 2011. En varios distritos –como Santa Fe, Entre Ríos y en otros más chicos como Neuquén, Tucumán o Santa Cruz– los presidenciables del radicalismo apoyan a un mismo candidato, más allá de su pertenencia a las filas del alfonsinismo o el cobismo. En cambio, en Córdoba, Mendoza y los dos distritos más importanes del país, la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, la disputa está en pleno proceso. Alfonsín se inclina por el diputado Ricardo Gil Lavedra o por Enrique Olivera para pelear por el sillón de Mauricio Macri, mientras que desde el cobismo se ilusionan con convencer a Rodolfo Terragno, algo muy poco probable. En terreno bonaerense el alfonsinismo pretende persuadir a la líder del GEN, Margarita Stolbizer, y el cobismo no pierde la esperanza de bajar al hijo del ex presidente de la nación para competir, sin chances, en ese distrito con las vertientes del peronismo.

El tema de las disputas provinciales fue motivo de discusión desde el primer encuentro que concretaron Alfonsín y Cobos. La conclusión fue contundente: donde el partido haya resuelto la postulación de un candidato los líderes nacionales no realizarán ni fomentarán ninguna interna que pueda entorpecer las chances del dirigente local. Uno de los casos más claros es el de Santa Fe, donde el intendente de la capital, Mario Barletta, es la figura saliente del distrito y los órganos partidarios resolvieron que la UCR peleará con el socialismo por el primer lugar de la fórmula. Algo similar ocurre en Entre Ríos y en Santa Cruz, donde los candidatos serán el diputado Atilio Benedetti y Eduardo Costa, alineados con el Morena de Alfonsín. En Formosa el cobista Ricardo Buryaile cuenta con el consenso de los dos espacios para pelear por la jefatura provincial. En Tucumán el candidato será el senador José Cano que ya contó la bendición de una foto junto a los máximos líderes radicales.

Pero por fuera de esos casos, existen situaciones delicadas en provincias muy importantes a nivel electoral. “Nosotros no les vamos a quitar capacidad de negociación a nuestros referentes”, se sincera un operador radical todo terreno. Se refiere a Córdoba, donde a pesar de que el candidato puesto es el jefe del bloque de Diputados, Oscar Aguad, el “milico” –como lo conocen en la provincia– deberá negociar con el sector del Morena local que comanda el ex diputado Mario Negri. “Si no hay acuerdo con Mario y él decide pelear por la gobernación, nosotros lo vamos a apoyar”, amenaza un importante operador del Morena. Aunque las chances electorales de Negri en una interna con Aguad son pocas, el ex diputado tiene una posición de fuerza dado el complejo escenario provincial y la necesidad de Aguad de no dejar ningún cabo suelto para acceder a la gobernación.

“Mendoza es un quilombo”, coinciden importantes dirigentes de la UCR, mendocinos y no mendocinos. Para empezar hay cuatro candidatos: el intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, y el ex titular del ConFe, Juan Carlos Jaliff, por el cobismo; el intendente de la capital, Víctor Fayad; y el ex gobernador Roberto Iglesias. Cornejo es un radical respaldado por el cobismo y por el presidente del partido Ernesto Sanz, mientras que Jaliff representa al cobismo más ortodoxo. Del otro lado, Iglesias juega plenamente dentro del Morena y el “Viti” Fayad se mueve en los márgenes. Fuentes del radicalismo mendocino le revelaron a Página/12 que Cornejo mantiene negociaciones con el alfonsinismo.

Como siempre, el ojo de la tormenta será la provincia de Buenos Aires. Allí ninguno de los dos tiene un nombre que despierte el entusiasmo de propios y el respeto de ajenos. La líder del GEN, Margarita Stolbizer, es la mejor apuesta de ambos, aunque hasta el momento no lograron convencer a la diputada. Fuentes del radicalismo aseguraban que terminará acompañándolo a “Ricardito” por su eterno enfrentamiento con los aliados locales del vicepresidente: Leopoldo Moreau y Federico Storani. El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, había manifestado su interés de representar al cobismo pero la idea no prendió.

El escenario de cuasi orfandad se reproduce en la Capital Federal. Alfonsín largó primero convocando dentro del Morena a Gil Lavedra y sumando al ex jefe de Gobierno Enrique Olivera. Ambos serían el aporte de la UCR a un frente más amplio junto a otros espacios, incluida la Coalición Cívica que ya lanzó a Adrián Pérez.

La única carta ganadora de los cobistas en la Capital Federal sería la del ex jefe de Gabinete Rodolfo Terragno, quien cada vez que pudo dejó en claro que su aporte es para un proyecto nacional. La diputada nacional Silvana Giúdici es la máxima figura del cobismo en condiciones de pelear por el lugar que hoy ocupa el macrismo.

Compartir: 

Twitter
 

El cordobés Oscar Aguad, los porteños Enrique Olivera y Rodolgo Terragno, y la bonaerense Malgarita Stolbizer.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.