EL PAíS › LA INVESTIGACIóN POR EL ASESINATO DE MARIANO FERREYRA

Otros sospechosos de la UF

La Justicia evalúa el papel de otros tres miembros de la Unión Ferroviaria en el armado de la patota que atacó a los trabajadores tercerizados. Sus nombres fueron mencionados por Juan Carlos Pérez, el tercer detenido de la causa. Hoy citan a nuevos testigos.

La Justicia analiza el papel de otros tres integrantes de la Unión Ferroviaria en el armado de la patota que, convocada para apretar a los tercerizados y militantes de izquierda que intentaron cortar las vías del Roca, terminó asesinando a Mariano Ferreyra el miércoles de la semana pasada. Hoy, por otra parte, serán citados nuevos testigos de lo sucedido en Barracas. Fuentes judiciales informaron que la convocatoria se realizará desde la Fiscalía, ante la cual vienen declarando la mayoría de los testigos.

Los tres nuevos nombres fueron aportados el martes pasado por Juan Carlos Pérez, el tercer detenido de la causa. El imputado trabajó durante el último mes como portero de los talleres de Remedios de Escalada, adonde fue destinado tras un accidente de trabajo que lo inhabilitó para cumplir otras tareas. En la indagatoria, Pérez habló de unas reuniones que se hicieron en los días previos al crimen. La jueza Susana Wilma López lo interrogó sobre Juan Carlos “Gallego” Fernández, el segundo de José Pedraza, titular de la Unión Ferroviaria. Según algunos testimonios, durante los incidentes en Barracas el dirigente de la UF que actuó como jefe del grupo, Pablo Díaz, se mantuvo en comunicación telefónica con Fernández.

Pérez contó que la primera vez que fue convocado para movilizarse fue por un llamado de Díaz, para integrar el grupo que acompañó al Gallego Fernández al acto realizado por la CGT en la cancha de River por el Día de la Lealtad. En esa oportunidad, en el mismo grupo estuvo Cristian Favale, el barrabrava acusado de haber disparado contra el militante del PO. Por otra parte, dio detalles de lo que sucedió el día del apriete de Barracas, que pudo observar por haber llegado al lugar un poco más tarde que el resto.

La jueza López espera las conclusiones de la pericia balística encargada a Gendarmería Nacional sobre el proyectil que mató a Ferreyra. Hasta el momento, los estudios señalan que los disparos salieron todos de la misma arma, calibre 38. También que se hizo fuego desde un solo lado y no de los dos, como intentan instalar en su defensa los matones de la UF. Hoy se seguirán presentando en la Fiscalía testigos del PO, aunque según aclararon desde la organización, los testimonios más importantes ya fueron volcados al expediente.

Por el asesinato de Ferreyra están detenidos, además de Pérez, el representante de la Unión Ferroviaria en la ex línea Roca, Pablo Díaz, señalado como el que reclutó a la patota, y el barrabrava Cristian Favale. Hay otro sospechoso de haber disparado, Aldo Amuchástegui, encargado de coches de los Talleres de Remedios de Escalada.

Se han reunido numerosos testimonios sobre cómo sucedieron los hechos de Barracas, donde además de ser asesinado Ferreyra fueron heridos Elsa Rodríguez, quien permanece con pronóstico reservado tras recibir un disparo en la cabeza, y otros dos militantes. Todo indica que la próxima etapa de la investigación estará centrada en establecer qué dirigentes del sindicato tuvieron responsabilidad en el armado de la patota, y cuál fue el rol de la empresa.

Compartir: 

Twitter
 

Los investigadores esperan el resultado de las pericias balísticas que realiza Gendarmería.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.