EL PAíS › OPINIóN

Un apasionado luchador

 Por Stella Maldonado *

Nos sorprendió desde el mismo día de su asunción, cuando rindió un homenaje a “las maestras normales nacionales”. Uno de sus primeros actos de gobierno fue acudir junto al ministro Filmus y a la Ctera a Entre Ríos y a San Juan, que aún no habían comenzado las clases por falta de pago de los salarios. Allí Néstor Kirchner, hasta hacía poco tiempo un ignoto gobernador patagónico para la mayoría de nuestro pueblo, comenzó a asumir la necesidad de una Ley de Financiamiento Educativo que reposicionara al Estado nacional como responsable del derecho social a la educación. La nulidad de las leyes de impunidad y el indulto y la renovación de la Corte dieron respuesta a una lucha de 30 años. Reponer la primacía de la política sobre la economía y la capacidad de ampliar el límite de lo posible fueron algunos de sus legados que valorarán aun quienes no coincidan con sus políticas.

Así como dejamos de tener educación técnica cuando un ministro de la dictadura militar dijo que daba lo mismo fabricar caramelos que acero, volvimos a tener educación técnica de la mano de un proceso de reactivación industrial que creó millones de puestos de trabajo y la necesidad de volver a formar técnicos. La educación argentina ha comenzado a dar vuelta la página de las políticas neoliberales hace apenas cuatro años con la sanción y aplicación gradual de las leyes de Financiamiento y de Educación Nacional. Para su elaboración, los trabajadores de la educación organizados en Ctera fuimos escuchados y muchos de nuestro históricos reclamos, los que pusimos en la calle con la Marcha Blanca y la Carpa Blanca, se incorporaron a sus textos.

La Paritaria Nacional Docente inaugurada formalmente durante el gobierno de Néstor Kirchner constituye un salto cualitativo superior, producto de la lucha de Ctera y de la decisión del gobierno que incluyó, además, el derecho a la negociación colectiva en la LEN. Aun con sus debilidades y falencias, ha permitido la mejora y el blanqueo salarial y la estabilidad laboral de cientos de miles de trabajadores de la educación.

Por encima de cualquier disidencia por acción u omisión con sus políticas, hoy queremos rendirle homenaje por su coraje, por su compromiso con el juicio y castigo a los genocidas, por la recuperación de la capacidad del Estado para intervenir en la economía, por su comprensión e iniciativa en la integración de la región y su aporte a la derrota del ALCA: Gracias, ex presidente Kirchner.

* Secretaria general de Ctera.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.