EL PAíS › UN MILITANTE Y UN EX FERROVIARIO DECLARARON QUE EL BARRABRAVA MATó A MARIANO FERREYRA

Dos testigos que complican a Favale

Víctor Amarilla, del partido Convergencia de Izquierda, y un ex trabajador tercerizado aseguraron ante la fiscalía que Cristian “Harry” Favale o al menos una persona con su mismo aspecto físico fue el autor de los disparos.

 Por Irina Hauser

Dos testigos que declararon ayer en la causa por el asesinato del militante del Partido Obrero (PO) Mariano Ferreyra señalaron taxativamente a Cristian “Harry” Favale como el autor de los disparos mortales, o por lo menos describieron a una persona cuyo aspecto físico coincide con el que tenía el barrabrava de Defensa y Justicia antes de su detención. Uno de los testimonios ante la fiscalía de Cristina Caamaño fue brindado por Víctor Amarilla, un militante del partido Convergencia de Izquierda, que presenció todo desde muy cerca. El otro relato, similar, fue aportado por un ex empleado ferroviario. Por la tarde fue indagado Gabriel Sánchez, el hombre del tatuaje de payaso en el brazo, a quien había culpado Favale. Sánchez admitió que había sido convocado para asistir como grupo de choque de la Unión Ferroviaria (UF) para impedir la protesta en las vías de los trabajadores tercerizados del Roca, pero aseguró que no tuvo nada que ver con el homicidio.

Con la declaración de Amarilla, la del ex empleado ferroviario y otras dos de la semana pasada, ya son cuatro los testimonios que incriminan a Favale como autor material del asesinato de Mariano, que investigan la jueza Wilma López y la fiscal Caamaño. Amarilla dijo que fue testigo de los hechos a unos quince metros de distancia: contó que vio a Mariano en el momento en que caía desplomado y, al darse vuelta, también vio disparar a un hombre cuyas características coinciden plenamente con las de Harry Favale. Otro aspecto que señaló, y es motivo de una de las líneas de investigación, se refiere a la actitud que tuvo la Policía Federal de “dar cobertura” y protección, habría declarado Amarilla, a los atacantes de la UF. Amarilla incluso aseguró que “los policías se alejaron del lugar en el momento clave y después cerraron el paso” para permitir que se retiraran los atacantes.

El ex empleado tercerizado que también testificó ayer en la fiscalía describió, según fuentes de la causa, que el disparo mortal habría salido de un arma que accionó varias veces un hombre “gordito y con barba candado”, de unos treinta a cuarenta años. Este testigo también habría visto todo desde unos veinte metros. Días atrás un testigo de identidad reservada, trabajador ferroviario que pidió protección, relató que en los talleres de Remedios de Escalada “el de barba candado” –que sería Favale– hacía alarde de haberle “agujereado la panza al de la gomera”, que era Mariano. Luego, uno de los imputados, Juan Carlos Pérez, dijo que sintió los disparos venir de atrás de él, donde estaba ubicado Favale. Aunque sostuvo que no podía asegurar que el barrabrava hubiera matado a Ferreyra, agregó que había escuchado en los talleres comentarios según los cuales Harry se jactaba del crimen y decía “yo lo puse, yo le di”. Pérez había complicado a su vez a Pablo Díaz –tercero en la cadena de mando en la UF– al afirmar que fue quien lo convocó para protagonizar la emboscada a los tercerizados. Díaz y Favale, declaró Pérez, se fueron juntos de Barracas en un auto gris.

El día en que le tocaba ser indagado, Favale habló poco ante la jueza porque de golpe tuvo una crisis nerviosa. Llegó a proclamar su inocencia y decir que él había visto al autor de los disparos, alguien “de gorrita y anteojos” con un “tatuaje de payaso en el brazo derecho”. La descripción se correspondía con la del Payaso Sánchez, un ex barrabrava de Racing y guarda de Constitución, quien finalmente se convirtió en el sexto detenido y fue indagado ayer durante tres horas. Según pudo reconstruir este diario, dijo que él no tuvo nada que ver con los disparos y que tampoco lo conoce a Favale, aunque admitió que estuvo en el lugar donde fueron atacados los tercerizados y que había sido convocado para conformar la patota. Dio el nombre de una persona que lo había reclutado, que estaría vinculada a la UF, y dijo que conoce a Díaz.

El payaso Sánchez, como lo apodan, había sido señalado por lo menos por dos testigos que dijeron que el día del apriete estaba armado. Alguno incluso habría señalado que era dueño del arma asesina y que se la llevó después de la gresca que terminó con asesinato. Además, en las imágenes registradas por C5N, se advierte un bulto dudoso, a entender de los investigadores, debajo de su remera. Según Sánchez, era su “teléfono celular”. Hasta ahora, la Gendarmería viene realizando pericias balísticas sobre proyectiles de una sola arma calibre 38, pero todavía no se descarta que haya habido dos o tres armas más, según surge de los relatos de los testigos. Hubo disparos que también hirieron a los manifestantes Elsa Rodríguez, Nelson Aguirre y Ariel Pintos.

La jueza y la fiscal cuentan con indicios que complicarían a altos dirigentes de la UF, el gremio que conduce José Pedraza. Hacia la organización de la gresca, precisamente se dirige una parte de la pesquisa. Dos de los personajes investigados son Héctor “El Chuly” Carruega y Norberto “El Gordo” Saldaña, de Ferrobaires. A los detenidos y otros posibles imputados podrían aplicarles la figura de asociación ilícita, que actuó con el deliberado fin de impedir violentamente una protesta de los tercerizados. Las responsabilidades podrían apuntar incluso a la policía.

Aguirre, militante del PO y querellante, pidió al juzgado que investigara la participación de la Unidad de Gestión Operativa Roca, concesionaria de esa línea. Afirmó que “buena parte de las 200 personas que nutrieron el grupo que agredió a los trabajadores tercerizados y militantes fue reclutada en los Talleres de Remedios de Escalada, otorgándoles la empresa una suerte de licencia especial para justificar la ausencia en su lugar de trabajo”. Sugirió nuevos allanamientos y testimoniales.

Compartir: 

Twitter
 

Cristian “Harry” Favale y Gabriel Sánchez, “el Payaso”, dos de los seis detenidos en la causa, integraron la patota de la UF.
Imagen: Rolando Andrade / Imagen de TV
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.