EL PAíS

Segundos afuera

 Por S. A. y M. J.

Presiones

Las alusiones a las supuestas presiones denunciadas por Carrió y Hotton fueron blanco de las ironías por parte de oficialistas, pero también de opositores, que pusieron casi en ridículo la escandalización producida por los caciques del Grupo A. “Si no quieren presiones, pónganse una farmacia o dedíquense a la jardinería”, sostuvo durante su exposición Eduardo Macaluse, del interbloque Proyecto Sur. Pero más ácido fue el kirchnerista Gerónimo Vargas Aignasse, quien recordó que el vicepresidente Julio Cobos votó en contra de las retenciones móviles, entre otras cosas, por un pedido de su hija y de su familia. “Eso sería delito agravado por el vínculo”, remató el titular de la Comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento.

La Morán

“Tiene la palabra la diputada Morán”, anunció la presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Graciela Camaño, cuando inmediatamente las risas le hicieron notar que se había equivocado: le tocaba el turno al lilito Juan Carlos Morán. “No hay problema, nosotros votamos a favor del matrimonio igualitario así que yo también le puedo decir señor presidente Camaño”, intentó, sin éxito, replicar con humor Morán. Pero el roce con Camaño y Morán no terminó ahí. En otro momento la presidenta de la comisión le pidió al diputado de la CC que le repitiera parte de lo que había dicho, a lo que Morán le respondió: “Sí, presidenta, ya sé que estaba mandando un mensaje de texto”.

Conti I

Fiel a su estilo, el discurso de la kirchnerista Diana Conti dejó un tendal de opositores en el camino. Primero cuestionó a Hotton retomando un misterioso episodio que sucedió meses atrás, en el que la diputada evangelista denunció el robo de su cartera durante una sesión. “Le robaron la cartera, pero no de las que usa ella, justo era una cartera vacía y baratita”, deslizó Conti como al pasar y siguió: “Ella había llamado para pedir mayor estructura en honor a sus valores, que perdió en el baño donde dejó su cartera”.

Conti II

Como artífice de la estrategia opositora, Carrió no se salvó de las críticas de Conti. La diputada le recriminó que no aportó “un solo dato propio” respecto de las supuestas coimas para aprobar el Presupuesto. “Sólo cuenta chimentos que le dice la CEO del Grupo A”, lanzó la diputada, provocando risas entre sus compañeros y hasta de la propia Patricia Bullrich, quien levantó el brazo por si alguien no sabía a quién se refería. “¿Dónde está Carrió? ¿Está durmiendo la siesta? –preguntó ante la silla vacía de la chaqueña–. Claro, porque cuando está ausente ella es porque duerme o está en un spa, pero cuando se ausentan otros es porque somos corruptos.”

Ferro

Para justificar las denuncias de Carrió, el diputado Horacio Piemonte recordó sus tiempos como legislador bonaerense de la Alianza, en los que la oposición, que él integraba, tenía mayoría en la Legislatura provincial pero igualmente perdía algunas votaciones clave. Piemonte citó una nota de Horacio Verbitsky, de 1999, en la que durante el tratamiento del Presupuesto bonaerense, el gobernador Carlos Ruckauf incluyó un importante aumento de su sueldo pero no de los trabajadores provinciales. En aquel momento la Alianza tenía 48 votos contra 44 del oficialismo pero igual perdieron la votación. Diputados que escucharon a Piemonte acotaron que lo que se olvidó de decir el lilito es que quien presidía la Cámara en aquel entonces era Francisco Ferro, hasta el año pasado diputado nacional de la Coalición Cívica y actual referente en temas agropecuarios de Carrió.

Justificación

Mauricio Macri, a diferencia de los diputados del PRO que participaron del debate en la Comisión de Asuntos Constitucionales, ni siquiera fue testigo de la piña de Graciela Camaño al oficialista Carlos Kunkel, pero eso no le impidió justificarla. “Habrá sido duramente ofendida, porque ella no es de hacer esas cosas”, dijo el jefe de Gobierno porteño en favor de la peronista disidente y la defendió: “La doctora Camaño tiene una trayectoria por la cual puede responder, por lo que no tiene por qué ser agredida como ‘señora de’ por más que lo sea”. De todos modos, como indica el manual del comportamiento políticamente correcto, Macri no dejó de señalar que “la agresividad no conduce a nada”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.