EL PAíS › PIDEN LA REMOCIóN DE TODA LA CúPULA DE LA POLICíA METROPOLITANA

La herencia de la última dictadura

Legisladores de distintas bancadas que formaban parte de una comisión que debía revisar los legajos de los policías recomendó remover a 38 oficiales. Recordaron que el 73 por ciento tuvo participación en alguna fuerza de seguridad durante la dictadura.

 Por Werner Pertot

La comisión legislativa que tenía a su cargo revisar los legajos de la Policía Metropolitana entregó su informe final en el que le recomienda a la gestión PRO que remueva a toda la cúpula de la fuerza que proviene de la época de Jorge “Fino” Palacios. Lo firmaron diputados de los bloques de Proyecto Sur, Coalición Cívica, Nuevo Encuentro, el kirchnerismo, el radicalismo y el MST. La comisión se creó luego de que surgieran una decena de casos de oficiales que tenían causas abiertas y que el gobierno de Mauricio Macri debió separar. En el documento advirtieron que el gobierno porteño no contestó los diversos pedidos de información que hicieron sobre el pasado de los metropolitanos.

La recomendación de remover a los 38 oficiales que conducen la Metropolitana ya había sido formulada en el dictamen que presentó toda la oposición en la Comisión Investigadora Especial (CIE) de las escuchas ilegales. En tanto, la otra comisión, que se creó luego de los sucesivos escándalos de oficiales de la Metropolitana por las causas abiertas que arrastraban por protección de prostíbulos y otros delitos, estaba destinada a revisar uno por uno los legajos de los agentes. En la práctica, la gestión PRO les dejó ver sólo algunos documentos proyectados sobre una pared y tuvieron un escaso acceso a los legajos reales.

En el informe final, los legisladores recordaron las conclusiones de un documento preliminar que habían presentado, en el que establecieron que en la conducción de la Metropolitana hay oficiales que “han tenido actuación policial en los años de la dictadura”. También advirtieron que la incorporación del personal no parece haber seguido los fines que le indica la ley a la Metropolitana. “Prueba de ello es la incorporación de agentes de inteligencia cuando la Ley de Seguridad Pública no habilita ese tipo de tareas. Mucho menos se entiende el interés por la incorporación de agentes de inteligencia para una fuerza que ha sido creada como comunitaria y de proximidad”, indicaron. Los legajos no cuentan con antecedentes del pasado de los policías en las fuerzas de origen: no están ni la foja de servicios ni el certificado de antecedentes disciplinarios.

La comisión había pedido a la gestión PRO “que intime a los agentes a completar la información”, que consiga que figure en los legajos la foja de servicios de la fuerza de origen, que averigüe si trabajaban en alguna empresa de seguridad privada, que consulte con organismos de derechos humanos y del gobierno nacional si tuvieron alguna implicación en violaciones a los derechos humanos en la dictadura o en casos de gatillo fácil. “Ninguna de éstas ha sido contestada ni se conoce que se hayan implementado”, señala el informe.

En el documento, recordaron que el 73 por ciento de los altos oficiales de la Metropolitana tuvo participación en alguna fuerza de seguridad durante la última dictadura. También advirtieron que el subsecretario de Derechos Humanos de Nación, Luis Alem, afirmó en su testimonio a la CIE que en el gobierno nacional se piden los legajos de los oficiales y “si existe alguna mención de que esta persona estuvo involucrada en hechos de represión ilegal, violaciones a los derechos humanos o atentados al orden constitucional se informa y el Ejecutivo procede a no darles el ascenso”.

“No tuvimos acceso a la información que pedimos en septiembre, pese a que había una ley que establecía que podíamos hacerlo, además de que lo establece la Constitución. La violación de acceso a la información es algo que se repite en el gobierno de Macri”, señaló la legisladora kirchnerista Gabriela Alegre. “En el trabajo de la comisión, quedó muy en evidencia cómo se conformó la policía con el modelo del Fino Palacios, que tenía que ver con la inteligencia. No hubo luego una planificación de una policía con otras características. Esto tiene como consecuencia que, después, cuando existen situaciones como la de Parque Indoamericano, el gobierno de Macri alega que no tiene capacidad de intervenir”, advirtió. “Es necesario repensar todo el armado, por eso pedimos que renuncie toda la cúpula. Hay que conformar una nueva policía.”

Compartir: 

Twitter
 

Los legisladores pidieron el desplazamiento de la cúpula de la fuerza que es de la época de Jorge Palacios.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.