EL MUNDO › PESE A LA AMENAZA DE LA PRINCIPAL CENTRAL OBRERA BOLIVIANA DE IR A LA HUELGA GENERAL INDEFINIDA

Evo no dará marcha atrás al gasolinazo

El gobierno de Bolivia desplegó una serie de medidas complementarias que apuntan a mitigar el efecto negativo del aumento de los combustibles. El alza en alimentos y productos de necesidad cotidiana es irregular.

 Por Ailín Bullentini

El principal sindicato de Bolivia amenazó con una huelga general indefinida si el gobierno de Evo Morales no anula el decreto 748 que niveló hacia arriba el precio de los combustibles. A cuatro días de eliminados los subsidios a los hidrocarburos, la inflación cabalga a ritmo sostenido. “El gobierno se ha equivocado. Debe derogar el aumento de los combustibles inmediatamente”, sentenció el secretario de Finanzas de la Central Obrera Boliviana (COB), Ramiro Condorí Mena. El gobierno rechazó el pedido y, en cambio, desplegó una serie de medidas complementarias que apuntan a mitigar el efecto negativo del aumento sobre el bolsillo del pueblo boliviano.

La conferencia de prensa de Morales llegó para apoyar el trabajo que su gabinete realizó desde que se implantó la iniciativa. Ministros y funcionarios de Hidrocarburos, Obras Públicas, Economía y Finanzas, Trabajo y de Presidencia estuvieron reuniéndose con referentes de sectores industriales y económicos para intentar ordenar los efectos que provocaron los primeros cimbronazos del alza en los combustibles en la rutina del país.

La COB esperó hasta ayer para reunirse con el gobierno. La idea era llegar a la mesa de diálogo con una postura acordada por las distintas federaciones departamentales que conforman la central, objetivo que consiguieron el martes a última hora y comunicaron al mandatario y su gabinete poco antes de la conferencia de prensa central.

El gremio exigió al Ejecutivo que derogue la medida. De lo contrario, amenazó con poner en marcha un cronograma de movilizaciones en todo el país, a partir del lunes, que irá creciendo hasta convertirse en una huelga general por tiempo indeterminado. “El aumento de los combustibles provocó el incremento de todos los alimentos y productos de necesidad urgente, los salarios ya no sirven y la situación puso de mal humor a todo el país. En un ambiente así, cualquier cosa puede pasar, y como miembros y partícipes del proyecto de país que inició el presidente, no podemos permitir que eso suceda. Le aseguramos que lucharemos contra el contrabando, siempre y cuando elimine el decreto”, advirtió el secretario de Finanzas de la COB.

Sólo un sector de la fuerza se escindió de la dirección de rechazo: La Confederación Sindical Unica de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb). “Decidimos apoyar el decreto del gobierno de manera contundente”, informó uno de sus dirigentes, Roberto Coraite. A partir de las 14 de hoy, colectivos de vecinos, estudiantes universitarios y aliados de alcaldes opositores al gobierno llevarán a cabo movilizaciones en diferentes ciudades del país. No obstante, Condorí Mena separó esas acciones de la COB: “Se trata de grupos derechistas que están aprovechando la coyuntura para salir a la palestra. Nuestra lucha es y siempre lo fue, en torno de la central obrera y de las reivindicaciones sociales”, opinó.

El aumento en los alimentos y productos de necesidad cotidiana es irregular, según se trate de cada elemento y cada ciudad. Los únicos porcentajes de conocimiento público son los de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emepa), que remarcó sus productos entre un 15 y un 16 por ciento. Desde el gobierno consideraron que el alza fue sutil, mientras que durante el anuncio del decreto, el vicepresidente Alvaro García Linera vaticinó tan sólo unos puntos más como tope: “Consideramos que el incremento no tiene que sobrepasar el 18 por ciento, teniendo en cuenta la modificación del alza de los combustibles en la estructura de costos”, explicó. En tanto, según la prensa boliviana, no hay azúcar en las góndolas de los centros comerciales, y escasea el harina y el arroz.

El sindicato fue un aliado fuerte del gobierno desde sus inicios. Adhirió a la iniciativa de integrar de los distintos pueblos originarios que habitan el país y del cuidado y recuperación por parte del Estado de los recursos naturales, entre otros principales ejes gubernamentales del proyecto impulsado por Evo Morales. Sin embargo, ante la eliminación de los subsidios a los hidrocarburos, le dieron la espalda. Según Condorí Mena, la medida desilusionó al movimiento obrero: “En mayo habíamos acordado que el Ejecutivo no tomaría ninguna decisión por decreto y que toda ley sería antes consensuada con los trabajadores. No fue así con este aumento. Nos defraudó”.

En la conferencia de prensa, Morales hizo hincapié en que el objetivo del decreto 748 es de nivelación de precios de los hidrocarburos, que se hallaba demasiado por debajo del mercado internacional. Anoche, el diálogo entre el gobierno y la COB pasó a cuarto intermedio.

Compartir: 

Twitter
 

Obreros de la ciudad de Potosí se movilizaron en contra del alza del precio de los combustibles.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.