EL PAíS › EL PRESIDENTE DE LA UCR PEDIRá LICENCIA PARA RECORRER EL PAíS

Sanz estrena traje de campaña

El senador por Mendoza decidió darles pelea a Ricardo Alfonsín y Julio Cobos para definir la candidatura presidencial 2011 del radicalismo. Primero necesita que lo conozcan, por eso dejará el cargo partidario para dedicarse a full al proselitismo.

 Por Sebastian Abrevaya

Termina el año y el titular de la UCR, Ernesto Sanz, pisó el acelerador a fondo. Lejos de la cautela con la que se manejó hace unas semanas para sugerir que podría sumarse a la lista que encabezan Ricardo Alfonsín y Julio Cobos, Sanz arrancará su campaña el 3 de enero y luego pedirá licencia como jefe del Comité Nacional para dedicarse full time. Recorridas por el interior y la costa atlántica serán la clave para levantar el perfil del senador mendocino, que lanzará su precandidatura los primeros días del año. En el entorno de Sanz se entusiasman con dar el batacazo en una interna abierta en marzo o abril y quedar así posicionados para las primarias de agosto o la presidencial.

“En el momento que arranque, que va a ser pronto, y que defina mi condición de precandidato, no pienso quedarme a cargo del partido”, sostuvo Sanz en diálogo con Página/12. La estrategia del senador es encabezar una intensa actividad durante el verano, oficializar su precandidatura en los primeros días de enero y pedir licencia a su cargo para evitar las críticas de sus rivales internos.

De todas maneras, en el Comité Nacional recuerdan las internas de Ricardo Balbín contra Raúl Alfonsín en el ’73, de Alfonsín contra Fernando de la Rúa en el ’83 y de Fernando de la Rúa contra Rodolfo Terragno en el ’98, en las que ninguno dejó la presidencia del comité para luchar por la candidatura presidencial. Desde el alfonsinismo, en cambio, replican que Sanz no fue electo en una interna sino que asumió como parte de un acuerdo entre los delegados del alfonsinismo y el cobismo, los dos dirigentes a los que ahora quiere enfrentar.

Con la licencia de Sanz, quedará a cargo del comité el ex gobernador de Chaco Angel Rozas, actual vicepresidente y uno de los pilares del Movimiento de Renovación Nacional (Morena), que impulsa la candidatura de Alfonsín. Lo secundará el senador cobista Pablo Verani mientras que la mano derecha de Sanz, el secretario general Jesús Rodríguez, continuará en el puesto.

“Prefiero tener un nivel de desconocimiento alto, cosa que se pueda corregir con una buena instalación y un recorrido del país, a tener un alto grado de conocimiento pero que te conozcan mal. De eso no se vuelve, no se puede corregir”, analizó ayer el senador mendocino en declaraciones radiales. “¿Cómo hago para romper con el desconocimiento? Voy a una interna y si gano soy Gardel y Le Pera”, se le escuchó argumentar a Sanz, entre los íntimos.

Importantes dirigentes del cobismo tienen una idea similar. “Si alguien le gana una interna a un Alfonsín, es el próximo presidente de la Argentina”, sentenció un cobista el día que Cobos presentó su plataforma de gobierno. Pero Cobos no escuchó la recomendación de ese dirigente cordobés y se mantiene firme en su idea de esperar hasta agosto y en todo caso pelear con el ganador.

Desde el Morena, el titular del comité bonaerense, Miguel Bazze, sostuvo que si Cobos no tiene problemas con eso, se enfrentarán con Sanz porque están “absolutamente convencidos” de que ganan la interna. “El partido no necesita más candidatos, pero si él quiere presentarse está en su derecho”, remató Bazze.

La apuesta de Sanz es lograr un escenario similar al que a mediados de año catapultó a Alfonsín como candidato presidencial. Entonces el hijo del ex presidente dio la sorpresa al vencer a los históricos dirigentes Leopoldo Moreau y Federico Storani, favoritos en la elección. Pero el mendocino sabe que ninguno de los “generales” de la UCR, que ahora están encolumnados detrás de Alfonsín y de Cobos, pegarán el salto a menos que prospere su candidatura.

Respecto de los aliados extrapartidarios como el socialismo y el GEN, el senador mendocino está convencido de que acatarán el resultado de la interna y acompañarán a quien sea proclamado por el partido. En caso de perder la interna, Sanz sabe que a sus 54 años quedará instalado como eventual candidato presidencial y que elevará su nivel de conocimiento. En ese caso, podría retomar su cargo como titular del Comité Nacional.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de la UCR, Ernesto Sanz, ya empezó a enfrentar las críticas internas.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.