EL PAíS › A FALTA DE VIVIENDAS, UN PLAN PARA MEJORAR EL HáBITAT EN LA CIUDAD

Un programa sin precisiones

Macri anunció una inversión de 831 millones, pero no aclaró cuánto se destinará a viviendas nuevas. Habló de “soluciones habitacionales”, que incluyen mejoras en casas existentes. Esa fue su respuesta al compromiso con Nación tras la toma.

 Por Eduardo Videla

El gobierno porteño presentó ayer el plan que se había comprometido a elaborar durante la toma del Parque Indoamericano, tras un acuerdo con el gobierno nacional. En rigor, lo que se conoció ayer no es un programa de viviendas para resolver el problema habitacional de las familias porteñas que a principios de diciembre reclamaron una solución acampando en el parque de Villa Soldati sino de un “Plan para el Mejoramiento del Hábitat de la Ciudad”, que prevé una inversión de 831 millones de pesos, no sólo en la construcción de nuevas unidades sino en el mejoramiento de viviendas existentes, la “provisión de infraestructura y equipamiento urbano y comunitario, la atención de emergencias y la promoción de actividades sociales y comunitarias”, según se explicó en forma oficial. Como no se dieron precisiones acerca de cuántas viviendas se van a construir, tampoco se sabe cuál es el monto equivalente que aportará el Estado nacional, de acuerdo con el compromiso suscripto el 14 de diciembre último.

El jefe de Gobierno, Mauricio Macri, habló de 8000 “soluciones habitacionales”, concepto que no sólo incluiría nuevas unidades habitacionales sino mejoras o refacciones en las existentes. “No se trata sólo de un plan de viviendas, sino de una solución integral para los vecinos del sur de la ciudad”, argumentó.

El concepto podrá ser aceptable o discutible, pero no se corresponde, en principio, con lo acordado con el gobierno nacional para resolver la toma del Parque Indoamericano. En esa ocasión, ambos gobiernos se comprometieron a que la Ciudad elaboraría un plan de viviendas y que la Nación aportaría una cifra idéntica a la que proyecte invertir el gobierno porteño. También acordaron que, de ahí en más, no se beneficiarían con planes de vivienda a aquellos que participen en tomas de tierras o edificios.

El programa presentado ayer incluye, entre otros rubros, la apertura de calles y el aporte de infraestructura, como la extensión de la red de agua potable, cloacas y electricidad. El programa fue elaborado por la Corporación Buenos Aires Sur, el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), el Ministerio de Ambiente y Espacio Público y la Unidad de Gestión de Infraestructura Social (UJIS), todos bajo la coordinación del jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta. La presentación se hizo en el Auditorio del Centro de Formación e Información Ambiental porteño, en el barrio de Villa Soldati.

“Este es el plan que le estamos presentando al Gobierno de acuerdo con lo que habíamos convenido y esperamos que rápidamente se ponga la contraparte para hacerlo viable y posible y que tome la velocidad que exigen la angustia y las necesidades de la gente”, dijo Macri. Cuando hablaba de “la gente”, se refería a los ciudadanos porteños que en los últimos años han sufrido la baja del presupuesto para vivienda social en la ciudad y la subejecución creciente de esos presupuestos, según revelan los propios datos del Ministerio de Hacienda porteño, que publicó oportunamente Página/12.

El acuerdo entre Nación y Ciudad fue la salida política que permitió lograr el desalojo pacífico de las familias que habían ocupado el Parque Indoamericano durante una semana, en reclamo de una solución habitacional. Esa toma del predio de 136 hectáreas dejó un saldo de tres muertos y decenas de heridos cuando efectivos de la Policía Federal y de la Metropolitana intentaron un desalojo por la fuerza. El censo realizado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación arrojó que había allí casi 6000 mil personas, en representación de más de 2000 familias.

De acuerdo con el anuncio de ayer, el plan prevé una inversión de 831 millones de pesos por parte de la Ciudad, aunque no se aclaró cuánto dinero está asignado a viviendas, infraestructura, emergencias, o apertura de calles. Página/12 intentó obtener precisiones pero ni en la Jefatura de Gabinete ni en el Instituto de la Vivienda ni en la Corporación Buenos Aires Sur aportaron datos.

En los cálculos de los funcionarios porteños, la cifra total a invertir sería de 1600 millones de pesos, si el gobierno nacional aporta una cifra similar. Los datos deben ser analizados por la Subsecretaría de Vivienda, que depende del Ministerio de Planificación Federal. No resulta probable que los fondos del Plan Federal de Viviendas sean destinados a la apertura de calles y a la resolución de emergencias en las villas porteñas, tareas que corresponden a la administración de la ciudad.

Macri abogó por “volver a la “cultura del esfuerzo, del trabajo y la decencia, todo lo contrario del clientelismo, la prebenda, la violencia y la usurpación, que no tiene futuro en el país”. Dijo que estaba “feliz” por la desocupación del Club Albariño aunque lamentó que se hubiera demorado 18 días”. Luego insistió con sus críticas a la política inmigratoria nacional. “Hoy la Argentina no tiene una política habitacional, y en lo que hace a la inmigración, no sabe quién es el que llega”, dijo (ver nota aparte).

El jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, dijo que la gestión PRO aspira a equilibrar la ciudad y desarrollar la zona sur sobre la base de “tres valores, la defensa irrestricta del espacio público, el apoyo de la sociedad al esfuerzo individual de los vecinos para superarse, y la presencia integral del Estado”. Una presencia que, a juzgar por los datos de los últimos años, había sido exigua en ese sector de la ciudad.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri, Humberto Schiavoni, de Corporación Buenos Aires Sur, y Diego Santilli, en el anuncio.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.