EL PAíS › GUSTAVO LóPEZ, SUBSECRETARIO GENERAL DE LA PRESIDENCIA

“Muchos radicales se avergüenzan de la UCR”

“Sin mar no hay vacaciones”, exclama Gustavo López mientras cuenta los días que faltan para irse a la costa atlántica con su familia. El subsecretario general de la Presidencia y referente de los radicales K vaticina un triunfo de Cristina Kirchner en primera vuelta y destaca el crecimiento de su espacio “después de la traición de Cobos”. “Hoy estamos en once provincias”, celebra López, que esta semana presentó una agrupación para apoyar al candidato kirchnerista en la ciudad, “sea quien sea”.

–¿Cómo se está armando la Concertación de radicales K de cara a 2011?

–El armado viene muy bien. Son muchos los radicales que se avergüenzan de las cosas que hace la UCR y que se han acercado a nosotros, tantos que ya tenemos partido en la mitad del país. Hoy estamos en once provincias y tenemos personería en seis. El 20 de diciembre lanzamos la Concertación en Catamarca, la primera elección importante del año, donde con gente proveniente del radicalismo creemos que podemos aportar los votos para un triunfo del Frente para la Victoria sobre el Frente Cívico. Cuando hace más de dos años (Julio) Cobos hizo ese acto de traición, comenzamos a recorrer el país junto a Silvia (Vázquez), convenciendo dirigente por dirigente, en un proceso que culminó con el acto del 5 de octubre pasado en la Biblioteca Nacional, junto a Kirchner y 40 intendentes.

–El relanzamiento del espacio fue una de las últimas presencias públicas de Néstor Kirchner antes de su muerte.

–De hecho, fue su último acto en la ciudad de Buenos Aires y la primera vez que Kirchner fue a un acto de otro partido político, si bien aliado. Para nosotros fue un punto de inflexión que hizo que de octubre a fin de año se multiplicara el crecimiento del radicalismo progresista.

–Esta semana lanzó en la ciudad el Frente Amplio para apoyar al candidato del kirchnerismo, que por ahora se está definiendo entre Amado Boudou, Daniel Filmus y Carlos Tomada. ¿Tienen preferencias o reservas con alguno?

–Nuestra apuesta es derrotar a Macri y que triunfe el gobierno nacional, por eso lo primero que hemos hecho junto a comunistas, socialistas y humanistas fue convocar a un frente cuyo eje necesariamente tiene que ser el kirchnerismo. Hasta ahora veníamos trabajando con Filmus, pero no tenemos reparos con ninguno. Aspiramos a que Silvia o yo compartamos la fórmula como candidatos a vicejefe, pero la prioridad va a ser el acuerdo.

–¿Cree que lo mejor sería evitar una interna?

–No necesariamente. En las próximas semanas habrá que ir definiendo las reglas de juego y ver si se elige un candidato de consenso, el que mejor mide, o si se hace una interna abierta. Los tres forman parte del espacio.

–¿Qué pasa con el gobernador de Río Negro, Miguel Saiz? Hoy representa un apoyo al kirchnerismo, pero dentro de la Unión Cívica Radical.

–Los radicales que estamos con el Gobierno formamos dos grupos: uno es el nuestro, que es el único que tiene alcance nacional. Después está (Gerardo) Zamora en Santiago del Estero y Saiz en Río Negro, donde cada uno tiene su juego propio porque gobiernan sus provincias. Nuestra alianza natural, en principio, es con Saiz, pero la condición sine qua non es la postura que tome frente al gobierno nacional.

–¿Cómo evalúa las chances del oficialismo en estas elecciones?

–El único proyecto vigente es el que encarna Cristina. Del otro lado hay un racimo de candidatos que expresan más o menos lo mismo, es decir, los intereses de los grandes grupos. Ahora bien, que Macri exprese esa lógica es esperable; lo doloroso es que el radicalismo lo haga también. Por eso, lo único viable es la profundización del modelo y de la transversalidad. La sociedad nos va a acompañar y vamos a ganar en primera vuelta.

–Usted fue interventor del Comfer y trabajó en la elaboración de la ley de medios. ¿Cuáles cree que son hasta el momento los avances más visibles provocados por la norma?

–La norma tiene plazos y estamos a mitad del año que había que esperar desde la reglamentación para que se empiecen a cumplir los temas centrales, como la adecuación con respecto a la titularidad de las licencias. Los resultados más grandes se van a ver a partir de septiembre, cuando los canales y radios terminen de adaptarse a la cantidad requerida de producción nacional e independiente. A partir de allí hay plazos más largos, comenzando con el llamado a licitación para el ingreso de nuevos actores. De todas formas, el primer gran cambio de la ley es su existencia misma porque modifica todo el escenario político. Como durante años los grupos se resistieron a una regulación democrática, la sanción de la ley es en sí misma un cambio de paradigma.

Entrevista: Federico Poore.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.