EL PAíS › LA POSTURA DEL PS Y EL GEN

Los socios expectantes

La convocatoria a internas que la Unión Cívica Radical anunció ayer para el 30 de abril generó reacciones diversas entre sus posibles aliados en el armado de un frente electoral para octubre. Desde el socialismo se mostraron conformes con la modalidad de elección que además de los afiliados radicales incluirá a los votantes independientes. Pero un sector del PS condicionó el eventual armado de una coalición a que el vencedor en la compulsa sea el diputado Ricardo Alfonsín, en lugar del otro precandidato, el senador Ernesto Sanz. En el GEN, que lidera Margarita Stolbizer, lamentaron que se dilate la definición que esperaban para marzo, pero anticiparon que harán un llamado para que los equipos técnicos de los partidos se pongan a trabajar en la propuesta que presentarán en octubre. Ambos sectores coincidieron en que, con esta decisión de la UCR, las chances del vicepresidente Julio Cobos de gravitar dentro del armado se desvanecen.

“El Frente Progresista debe girar alrededor de partidos y programas. Los radicales resolverán en elecciones sus candidaturas. Pero conociendo a las bases del socialismo, ese frente será viable si el candidato es Alfonsín, de lo contrario lo veo difícil”, señaló el presidente del PS porteño, Roy Cortina, en alusión a un eventual triunfo de Sanz en abril. En ese sentido, anticipó que el socialismo reunirá al comité partidario para en los próximos meses “definir una estrategia”. Conformes con la definición de la UCR, desde el PS aclaran que el triunfador será el de “uno de los integrantes del binomio”, y que puertas adentro deberán consensuar el armado de la fórmula presidencial del frente. El socialismo deberá ahora determinar si lanza anticipadamente la candidatura presidencial de Hermes Binner, se limita a aguardar el resultado de la interna radical, o si, mientras espera, comienza las tratativas para una alianza con el sector político que lidera Fernando “Pino” Solanas, una opción por el momento muy lejana.

“La interna del radicalismo va a ser masiva y esto va a ser un golpe de knock out a las expectativas de Cobos”, evaluaron fuentes del PS ante Página/12. Después del 30 de abril, “lo que haga va a tener que ser por afuera del frente”, señalaron para considerar que es “muy difícil ya que Cobos juegue un rol dentro de ese espacio”. Que la interna incluya también a los independientes fue leído por los socialistas como una “jugada estratégica”. “Ganan los dos porque de este modo, Sanz no queda atado a la estructura del radicalismo, que tiene fascinación por Alfonsín, y a su vez Alfonsín puede aprovechar su imagen positiva en todo el país”, apuntaron.

Desde el GEN, el diputado bonaerense Juan Carlos Juárez, integrante de la mesa de conducción del partido, se mostró conforme con el acuerdo radical, aunque sostuvo: “Hubiésemos deseado que fuera con mayor antelación porque nos hubiera dado la posibilidad de ir trabajando con más precisión y tiempo”. Juárez elogió también la modalidad de la interna porque “habla de una apertura para que todos participen”, pero fue cauto y no definió la preferencia del GEN por ninguno de los contendientes radicales. También anunció la convocatoria a una mesa de trabajo conjunta de los equipos técnicos partidarios, y subrayó que la primaria de agosto “será simplemente una ratificación de lo acordado ahora”, con lo que también descartó la posibilidad de que Cobos pueda formar parte del armado.

Informe: Gabriel Morini.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.