EL PAíS › NO HUBO ACUERDO EN LA PARITARIA DOCENTE PORTEÑA

Menos de lo que pregona

Los maestros rechazaron el ofrecimiento del 20 por ciento de aumento. Destacaron que Macri sostiene que la inflación es del 30 y van por esa cifra. Mañana sigue la negociación.

 Por Laura Vales

Los docentes y el gobierno porteño arrancaron las negociaciones paritarias sin acuerdo. El ministro de Educación, Esteban Bullrich, propuso un 20 por ciento de aumento, que los sindicatos consideraron insuficiente. “Queremos el 30. Es lo que (Mauricio) Macri dice que hubo de inflación como candidato en campaña, no es admisible que como jefe de Gobierno ofrezca sólo 20”, señaló Eduardo López, el secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera). Los gremios advirtieron que si no hay acuerdo, no comenzarán las clases.

La discusión continuará el próximo lunes a las diez de la mañana. Ayer, los representantes de los diecisiete gremios docentes de la ciudad tuvieron un maratónico día de reuniones con Bullrich y equipo en la sede del ministerio. Tuvieron un primer cara a cara a las diez de la mañana, pasaron a un acuerdo intermedio hasta las tres de la tarde y, al retomar, el ministerio les ofreció un 20 por ciento a cobrar de manera escalonada en tres cuotas, marzo, agosto y septiembre. Los sindicatos lo rechazaron y la discusión pasó a otro cuarto intermedio hasta las siete, cuando Bullrich hizo una nueva propuesta del 20 por ciento pagadero en una sola vez, que tuvo un rechazo unánime.

Los sindicatos docentes buscan llevar el básico del sector a 2500 pesos. Además, cargan contra el macrismo por su baja inversión en el sistema escolar. López criticó, en ese sentido, que destine “el 26 por ciento del presupuesto de la ciudad a educación cuando la provincia de Buenos Aires invierte 38, Santa Fe 36 y Mendoza un 35 por ciento”. Además estuvo presente en la discusión el antecedente que sentó en Santa Fe Hermes Binner, al ofrecer un aumento del 33 por ciento a los maestros.

También se plantearon otros temas. El ministro hizo una propuesta para que el salario docente esté vinculado con la capacitación, mientras que los gremios pidieron mejoras en los edificios escolares, becas para los estudiantes del profesorado y un aumento en las asignaciones familiares.

La ciudad tiene unos 700 mil alumnos y cerca de 60 mil docentes. El reclamo de mayor inversión incluye que se corrija la brecha entre la escuela pública y la privada. La gestión de Macri ha otorgado fuertes subsidios a las privadas mientras desatiende a las públicas. Este año, señalan los voceros gremiales, la educación privada recibirá subsidios por mil millones de pesos, doscientos más que el año pasado y seiscientos más que en el 2008. En contraste con esto el año pasado la cantidad de chicos que se matricularon en la escuela pública aumentó, revirtiendo la tendencia de la década anterior. En gran parte se debe a que la asignación universal por hijo genera la obligación de mandarlos a la escuela. Los números indican que de haber más aulas aumentaría la cantidad de alumnos en las escuelas: se calcula que son seis mil los chicos que no pudieron ingresar al preescolar –que es obligatorio– por falta de vacantes.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo López, secretario general de UTE-Ctera, el mayor de los diecisiete gremios docentes porteños.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.