EL PAíS › DESACUERDO OPOSITOR POR EL DEBATE DEL PROXIMO MIERCOLES EN LA CAMARA DE DIPUTADOS

El tema los une, los divide la sesión

Hay tres convocatorias diferentes a tratar un temario casi calcado. El denominador común en todos los casos es la discusión de la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias. Hay negociaciones en busca de un acuerdo. Expectativa del oficialismo.

 Por Miguel Jorquera

Dividida por la disputa presidencial de octubre, la oposición podría hacer naufragar en la Cámara de Diputados una sesión especial que distintos bloques y grupos parlamentarios solicitaron con temarios casi calcados y para el mismo día, pero en tres horarios diferentes. Ninguno de los conglomerados en que se fraccionaron las distintas convocatorias opositoras lograría quórum propio para sesionar. Esta semana continuarán contra reloj las todavía incipientes negociaciones para tratar de unificar posturas y sesionar el miércoles 30, en medio de recelos partidarios y desconfianzas mutuas entre los integrantes del ya disuelto Grupo A.

Todos los diputados de la Coalición Cívica firmaron el pedido de una sesión especial para este miércoles a las diez de la mañana con un solo tema: la suba del mínimo no imponible del Impuesto a la Ganancias que grava el salario de los trabajadores. Otro grupo opositor –la UCR, el PJ disidente, el PRO y algunos legisladores del GEN– solicitó su propia convocatoria para el mismo día a las trece para tratar el Impuesto a las Ganancias y también la regulación de la publicidad oficial. Con el mismo temario que esta última convocatoria, Proyecto Sur, socialistas, otros legisladores del GEN y el presidente del bloque de la UCR pidieron su propia sesión especial para las 15 del mismo miércoles.

Los legisladores alineados con Elisa Carrió adhirieron a la postura de Lilita de “no dispersar” el temario de las sesiones especiales que “terminan conspirando contra la convocatoria opositora”. Por eso adelantaron su pedido con un solo tema: la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias. Un proyecto acordado por el grueso de los bloques opositores y que garantizaría su presencia en el recinto.

Quienes buscaban la incorporación de otro proyecto a la convocatoria de una sesión especial no vieron con buenos ojos la “primereada” de los lilitos y redactaron su propio pedido de sesión especial, donde sumaron al Impuesto a las Ganancias un tema que los obsesiona: la regulación de la publicidad oficial. La convocatoria fue rubricada por diputados radicales, macristas, de los dos bloques en que se divide el PJ anti K y Gerardo Milman del GEN.

Incómodo por tener que plegarse a una de las dos convocatorias sin haber sido consultados, el interbloque de Proyecto Sur resolvió hacer la propia con el mismo temario: Impuesto a las Ganancias y Publicidad Oficial, para el mismo día y en horario diferente al de las otras dos. Allí se plegaron los socialistas, otros diputados del GEN y al propio jefe de la bancada de la UCR, Ricardo Gil Lavedra, a pesar de que la mayoría de su tropa había firmado la segunda de las convocatorias.

Obsesionados por tratar de mostrar sus propios proyectos electorales, diferenciarse de sus competidores y no aparecer pegado o a la cola de los rivales, cada uno de los grupos opositores tomó caminos distintos tratando de condicionar al resto. Pero la necesidad de utilizar un escenario parlamentario favorable y arrinconar al oficialismo obligó a los legisladores de los tres grupos a comenzar una incipiente negociación para lograr sesionar este miércoles en Diputados y evitar “el papelón que salpicaría a todos”.

“Hay buena predisposición para lograr un acuerdo”, señalaron desde distintas bancadas opositoras a Página/12, aunque todavía no hay garantías para sellarlo. La CC habría dado señales al resto de los bloques opositores de bajar su propia convocatoria a cambio de que el Impuesto a las Ganancias fuera el primer punto del temario y participaría en el debate del segundo de los proyectos, si quienes lo impulsaron demuestran con su presencia en el recinto “el compromiso” de avanzar con la iniciativa. Los lilitos ya habían criticado a sus ex aliados del Grupo A por no garantizar la asistencia de sus diputados a las sesiones especiales convocadas por la oposición, muchas de las cuales fracasaron por falta de quórum.

El mismo fantasma vuelve a sobrevolar las aspiraciones opositoras. En caso de lograr unificar las convocatorias deberán sentar al menos 129 diputados en sus bancas para abrir la sesión. “Estamos justos”, admitieron algunos legisladores opositores a este diario. Las campañas electorales en muchas provincias, donde no pocos legisladores apuestan a doblegar al oficialismo o a renovar sus bancas también conspira para alcanzar quórum. En tanto, el oficialismo mira de reojo la movida opositora y pone en guardia a su tropa para no ceder el protagonismo en la Cámara baja y dar debate si los opositores logran finalmente abrir la sesión especial. Por ahora, sólo disfrutan de las diferencias entre sus distintos rivales.

Compartir: 

Twitter
 

El Congreso de la Nación, escenario de una nueva división en las filas de la oposición.
Imagen: Nicolás Zonvi
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.