EL PAíS › LA DIFICIL SITUACION ELECTORAL DEL PERONISMO FEDERAL

Los blues federales

Golpeados, van a una interna el domingo que viene donde Duhalde y Rodríguez Saá son los únicos que participan y que ofende a Solá. Sus figuras se están desgastando y su nivel de reconocimiento sigue bajo.

 Por Raúl Kollmann

El Peronismo Federal afronta tiempos más que difíciles. En teoría, el próximo domingo, en el distrito porteño se realiza la primera escala de la interna que, finalmente, sólo enfrentará a Eduardo Duhalde y a Adolfo Rodríguez Saá. En la semana que pasó, Mario Das Neves recibió un durísimo golpe con las elecciones en su provincia, Jorge Busti está perdiendo terreno en Entre Ríos y Felipe Solá reclamó directamente que la interna no se haga. Los tres sostienen que el domingo que viene sólo se verá una movilización del aparato de los gastronómicos, conducidos por Luis Barrionuevo, llevando gente a votar desde la provincia de Buenos Aires. No habrá control de la elección, porque según diagnostican, Rodríguez Saá está muy desinteresado de la interna. En ese marco, Solá quedará al borde de la ruptura, ya que se concreta una interna a la que se opuso. Sin embargo, como es el titular del bloque de diputados habrá que ver si se confirma. El pronóstico es que, tarde o temprano, el PF, deshilachado, terminará acordando con Mauricio Macri.

Página/12 les pidió a varios de los consultores políticos más conocidos un diagnóstico de la situación, las posibilidades y las posibles estrategias del Peronismo Federal. Estas son las respuestas:

- Roberto Bacman, del Centro de Estudios de Opinión Pública: “A todas luces el Peronismo Federal no está pasando por su mejor momento. Especialmente desde la muerte de Néstor Kirchner se quedó sin el objeto fundante de su creación: el armado de un espacio no kirchnerista desde el peronismo, cuyo principal propósito era enfrentarse a un estilo de hacer política y de gestionar la cosa pública, más que a una línea de pensamiento. Hasta el momento no han logrado penetrar de manera contundente en las preferencias de la gente. Las últimas encuestas de opinión muestran una tendencia que desde fines del año pasado deja al descubierto una constante pérdida de espacio y potencial electoral. La interna que dará comienzo el próximo domingo aparece muy devaluada por un conjunto de factores. Es más que evidente que por su particular mecanismo prevalecerá el peso de los aparatos, y en el camino ya se han bajado dos protagonistas: primero Solá y luego Das Neves, luego de conocido el resultado en Chubut, que le implicó lisa y llanamente la pérdida de la mitad de su propio caudal electoral”.

- Sergio Berenstein, de Poliarquía: “El PF se encuentra en una coyuntura crítica. Hasta ahora ninguno de los pre candidatos presidenciales ha logrado progresos sustanciales en términos de imagen y techos electorales como para otorgarle competitividad al espacio y ofrecerle una alternativa tanto a los electores que buscan un cambio como, sobre todo, a los actores del peronismo tradicional que se encuentran incómodos con la hegemonía kirchnerista en el PJ oficial. Sin embargo, sigue latente la posibilidad de regenerar la entente que venció a Néstor Kirchner en la provincia de Buenos Aires, así como también de extenderla con bastantes posibilidades por buena parte del resto de los distritos. En particular, Francisco de Narváez sigue siendo una figura de peso en la PBA, lo que se potenciaría con Macri como candidato presidencial. En potencia el PF es importante por su red nacional y por su capacidad de aprovechar las ‘viudas y huérfanos’ que produce el dominio K. Pero carece de un candidato presidencial de envergadura. Por eso Macri surge como el socio ideal, fundamentalmente porque puede darle al PF los votos de los que hoy carece, sobre todo en el electorado independiente, moderado, urbano y de clase media”.

- Hugo Haime, de Hugo Haime y Asociados: “Parece muy difícil pensar el futuro electoral del PF sin una alianza con el PRO. Igualmente las cosas no son simples para ambas fuerzas políticas. Mientras Duhalde sería un puente de plata para esa alianza, Rodríguez Saá o Das Neves no parecen proclives. Por eso Duhalde sigue desafiando a hacer esa interna. Por eso más allá de cuántos voten, del resultado de la interna dependerá la política de alianzas. También Macri precisa del Peronismo Federal. Si no carecería de armado nacional, sobre todo en la provincia de Buenos Aires. Pero todo aún es prematuro. Macri debe definir si será candidato a presidente o si piensa repetir como jefe de Gobierno porteño”.

- Ricardo Rouvier, de Rouvier y Asociados: El PF no ha constituido una fuerza política alternativa, no sólo para la ciudadanía, sino para los mismos peronistas. No tiene incidencia, no está armado como organización política, y carece de liderazgos fuertes. Su dispersión actual obedece a la conciencia de su impotencia, en contraposición a un oficialismo que luego de la derrota en la legislativa se ha recuperado y tiene posibilidades de reelección. En los territorios locales, muchos dirigentes federales retornan a la mesa en donde está el poder real detentado por un kichnerismo ganador, con el objeto de tener algún lugar en las listas. La candidatura de Duhalde no es competitiva, Das Neves ha tenido una victoria demasiado estrecha y discutida. Solá trasunta dudas y arrepentimientos varios desde la percepción de multitudes en las exequias de Néstor Kirchner. También duda Busti. De Narváez no tiene un candidato a presidente peronista que sostenga su boleta en territorio bonaerense. Rodríguez Saá quiere seguir su propio camino”.

- Analía Del Franco, de Analogías: “Las internas partidarias constituyen una metodología más que saludable para la dinámica partidaria. Sin embargo, no es lo que parece estar sucediendo en las internas del PF. Se presentan confusas, debido a continuas idas y venidas de sus dirigentes. Esto puede también ser producto del desdibujamiento del propio espacio, desde la opinión pública es muy baja la identificación de quienes conforman el Peronismo Federal, y la modalidad individualista y mediática de intercambio de ideas que practican tampoco ayuda a identificarlos y por sobre todo deja entrever a un conjunto de individualidades anti oficialistas más que a un conjunto de dirigentes con proyecto y propuesta colectivo. La posible alianza con Macri, es una instancia muy difícil de evaluar hoy con las divisiones que presenta el espacio”.

- Artemio López, de Equis: “La interna del PF, sin Das Neves –herido de muerte tras el inocultable fraude electoral de Chubut–, ya no expresa en realidad nada activo política o electoralmente, salvo la provincia de San Luis, que pesa 0,9 por ciento del padrón nacional. Duhalde y Alberto Rodríguez Saá tienen menos de un tres por ciento de intención de voto a nivel nacional. En ese sentido Busti, uno de los mentores del Peronismo Federal, se sinceró y señaló de manera contundente la necesidad de suspenderlas porque ‘perdieron bastante sentido’”.

- Enrique Zuleta Puceiro, de OPSM: “La situación del llamado Peronismo Federal tiende a deteriorarse. En casi todas las provincias avanzan procesos de reunificación del peronismo, impulsados centralmente desde el comando central del FpV. Los casos de provincias como Catamarca, Chubut o La Rioja demuestran que se han levantado las compuertas existentes desde el año 2003. Dirigentes nacionales, jefes territoriales y dirigentes de todo nivel ven abrirse vías de acceso hasta ahora inexistentes. La alianza de los restos del Peronismo Federal con el PRO y con Mauricio Macri es problemática. Su techo electoral ha quedado fijado en un 14 por ciento, casi 25 puntos por debajo del de Cristina Kirchner. Sus apoyos electorales poco tienen que ver con el peronismo. Al mismo tiempo, el Peronismo Federal no tiene otro candidato que Macri, pero este candidato sólo puede aspirar a una elección decorosa si marca distancias muy claras respecto del peronismo en cualquiera de sus versiones”.

- Doris Capurro, de Ibarómetro: “El Peronismo Federal es como un cuento de hadas: muy lindo para la ideología antikirchnerista pero, en la realidad, no existe. Eso se evidencia en los números de todas nuestras encuestas nacionales o provinciales. Por ejemplo, si el candidato del Peronismo Federal fuese finalmente Mauricio Macri, muchos electores del Peronismo Federal prefieren votar a Cristina Kirchner. Lo que demuestra que la “identidad peronista” está por arriba de la adhesión ideológica. No hay un líder del Peronismo Federal que logre, ni siquiera, cohesionar el voto de los peronistas disidentes”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Dyn
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.