EL PAIS › MAURICIO MACRI BUSCA ACERCARSE AL RESTO DE LA OPOSICION

En plan de seducir a Sanz

El jefe de Gobierno insistió con su idea de reunir a todos los presidenciables opositores. Destacó su buena relación con el mendocino y dijo que es importante un radicalismo unido. Su objetivo de máxima es que los demás candidatos se encolumnen detrás suyo.

 Por Werner Pertot

Mauricio Macri defendió su idea de reunir a todos los precandidatos a presidente para hacer un pronunciamiento público. Según detalló, la movida tiene un objetivo de mínima, un “acuerdo de gobernabilidad” entre los opositores, y otro de máxima: la unidad de la oposición detrás de una candidatura. El gurú ecuatoriano Jaime Durán Barba observa que ésa es la única manera de ganarle a Cristina Fernández. De no lograrlo, su recomendación sigue siendo que busque la reelección, algo que hasta ahora Macri descarta. Además de los peronistas federales y Francisco de Narváez, el líder de PRO intenta entusiasmar a algunos radicales con los que tiene buena relación, como Ernesto Sanz y Oscar Aguad. “Yo mantengo la mejor relación con todos, con Sanz, Aguad, buscando que si hay en algún momento la posibilidad de confluir, se confluya”, afirmó.

Aunque hasta ahora no logró una respuesta muy cálida del resto de los opositores, Macri sigue con su operativo para resucitar el Grupo A, que delegó en su jefe de bloque Federico Pinedo. El dirigente ya tuvo un encuentro con la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, del que no salió con mucho optimismo. Otros sectores, como el de De Narváez y el de Duhalde, podrían mostrarse más proclives a sumarse.

La hipótesis de un gran acuerdo de distintas fuerzas opositoras es la única que le cierra a Durán Barba, que viene tratando de convencer a Macri de que el escenario nacional no es bueno y de que vaya por la reelección. El jefe de Gobierno se resiste a esa posibilidad, que también le aconsejan el “consigliere” Nicolás Caputo, el secretario general Marcos Peña y la ex vicejefa Gabriela Michetti. El consultor electoral ecuatoriano les da vueltas a los focus group y le insiste con que no alcanza con un eventual acuerdo con el Peronismo Federal. “Una cosa es una alianza de morondanga con los federales y otra es un frente de toda la oposición. Con eso se puede ganar”, le planteó. Y hacia allá va Macri.

Con la lógica del “paso a paso” la idea es primero apuntar a un encuentro de los distintos precandidatos a presidente, que se pronuncien a favor de la libertad de expresión. “Ante un gobierno que agrede sistemáticamente, quienes pertenecemos al arco opositor estamos obligados a reunirnos para ver si podemos defender los valores democráticos”, insistió ayer Macri. “Creo que hay un grupo de personas sensatas que ven lo mismo y que deberíamos hacer este esfuerzo de no contaminarnos con la política del no diálogo”, afirmó.

La idea de los macristas es empezar por juntarlos a todos para la foto y para firmar un documento de defensa de la democracia y contra el gobierno nacional. En el PRO recordaban que De Narváez ya había hablado de un encuentro de los candidatos a presidente y que Duhalde había hecho otro intento de diálogo entre las fuerzas junto con Rodolfo Terragno. “Si tienen sensatez, eso es lo que habría que hacer. Lo que pasa es que están en las miserias: quién se sienta en el centro de la mesa y esas pequeñeces”, estima uno de los estrategas de Macri.

“Necesitamos sensatez para armar como mínimo una propuesta de valores a defender y comprometerse para que el que le toque gobernar tenga el apoyo de los otros y, como máximo, ver si se puede aspirar a unificar todo en una única propuesta, que es la demanda ideal de la ciudadanía”, blanqueó su estrategia el líder de PRO. Casi como si le contestara a Durán Barba por la radio, Macri defendió su candidatura a presidente y descartó presentarse en dos elecciones (“eso no sería legal”). “Yo manejo encuestas más reales que las que publica el Gobierno. Vengo segundo. Es una elección en que el 60 por ciento de la gente quiere un cambio y todavía no se sabe quién es el agente del cambio. Hay que mostrarle una propuesta”, se posicionó como el que puede disputar en octubre.

“No hay una oposición consolidada. Ahora empieza el desafío de la oposición. Creo que se pueden construir coincidencias, es importante que el radicalismo esté unido”, remarcó Macri, luego de que Sanz se bajara de la interna del 30 de abril. Y, por primera vez, mencionó el nombre de los dos radicales con los que tiene mayor afinidad: Oscar “El Milico” Aguad, que tiene tan buena sintonía con Pinedo que en su bloque le dicen que parece un macrista más, y el precandidato presidencial Ernesto Sanz, a quien lo une una amistad de años con Michetti. Habrá que ver si los dos aceptan el convite de los macristas.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri apuesta a su relación con Ernesto Sanz para entusiasmar a los radicales.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.