EL PAIS › LA CAMARA ALTA APROBO UNA DECLARACION SOBRE EL CONFLICTO EN CLARIN

El rechazo de los senadores

El FpV consiguió que se aprobara una declaración que, tras “repudiar” el bloqueo que “impidió la normal distribución de un medio de comunicación”, destaca la política oficial de “no reprimir los conflictos sociales” y pide a las empresas que respeten la “libertad sindical”.

 Por Miguel Jorquera

El Frente para la Victoria logró aprobar ayer en el Senado un proyecto de declaración donde “rechaza y repudia” la metodología del bloqueo que “impidió la normal distribución de un medio de comunicación gráfico”, pero que también incorpora en otros dos puntos la “ratificación” de la política del Gobierno de “no reprimir los conflictos sociales y gremiales” e insta a que los empresarios respeten la “libertad sindical” de los trabajadores. Sin las manos suficientes para imponer sólo la declaración de repudio al bloqueo de la planta impresora del diario Clarín, la oposición no tuvo otra opción que plegarse a la iniciativa kirchnerista, aunque sólo convalidó unánimemente el primer punto y retaceó apoyo al resto de los planteos oficialistas, igual ratificados “por amplia mayoría”.

Senadores del oficialismo y la oposición cruzaron duras acusaciones durante casi tres horas de debate sobre el conflicto gremial que derivó en un bloqueo a la planta de Barracas, impidiendo la distribución dominical de Clarín y demorando la de La Nación. El bloque K coincidió con los opositores en “rechazar” –y sumó “repudiar” al texto– la metodología como “cualquier otro método de protesta que afecte la libre circulación de los medios de comunicación”. Pero consideró imprescindible incluir otros dos puntos que “enmarcan” las circunstancias: el conflicto gremial de larga data “donde no se respeta el derecho de agremiación de los trabajadores” y la política gubernamental de buscar “soluciones pacíficas” a los conflictos sociales.

Sin fuerza numérica, los senadores opositores dejaron en el camino los proyectos que repudiaban el bloqueo, al que consideraban un “ataque a la libertad de expresión”, para insistir sin suerte en sellar coincidencias con el bloque K en el primer punto y dejar los otros dos puntos de lado. Finalmente se sumaron a la propuesta de declaración oficialista. Pero sólo se plegaron de manera plena al primer punto y algunos retacearon su apoyo al resto de la declaración.

Los opositores pidieron votar sobre tablas la “interpelación” a la ministra de Seguridad, Nilda Garré, a quien responsabilizan de la “inacción policial” para abortar el bloqueo. “No hay motivos para interpelar a la ministra”, replicó el jefe de la bancada kirchnerista, Miguel Angel Pichetto, quien leyó un largo comunicado de seguridad que detalla todo el procedimiento que llevó adelante Policía Federal durante la protesta y también las conversaciones mantenidas con funcionarios judiciales: según el texto leído por el titular del bloque de senadores K, desde la Justicia “nunca partió una orden para desalojar el lugar”.

La oposición precisaba dos tercios de los votos para aprobar la interpelación, pero no los consiguió.

Sí lograron frenar el debate sobre tablas alrededor de un caso de “censura previa” que la empresa Cablevisión, del Grupo Clarín, impuso al periodista misionero Marcelo Almada mediante una “cláusula contractual”, donde le marcó la “imposibilidad de hablar mal de las empresas del grupo económico y de los temas a las que están vinculadas”. La propuesta del senador misionero Eduardo Torres pasará a discutirse en la Comisión de Libertad de Expresión.

Compartir: 

Twitter
 

El debate en el Senado duró más de tres horas y terminó con un texto aprobado por amplia mayoría.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.