EL PAíS › NILDA GARRé DENUNCIó “UN SHOW” Y NO FUE A DIPUTADOS

El duelo con los opositores

 Por Miguel Jorquera

Los diputados de todos los bloques opositores no tenían demasiadas expectativas de que la ministra de Seguridad, Nilda Garré, concurriera a dar explicaciones a un plenario de comisiones sobre la actuación de la Policía Federal ante el bloqueo que, por un conflicto gremial, impidió el domingo la salida del diario Clarín. “No voy a ir. Evaluamos que es un show que se ha armado, donde la Cámara de Diputados renuncia a lo que le corresponde, que es un seguimiento de los grandes temas nacionales”, dijo Garré, y enojó a los opositores, que decidieron doblar la apuesta: ahora irán por la interpelación de la funcionaria

“Algunos grupos de diputados se han transformado en elementos funcionales a esta estrategia de victimizarse de la empresa que edita el diario Clarín. Son temas que hay que tomar con seriedad, pero no para provocar un show o espectáculo”, dijo temprano Garré, anticipando su ausencia. Para la ministra, se estaba “inflando y agrandando un tema que no deja de ser un conflicto gremial”, además de calificar de “absurdo” comparar “la demora de unas horas de un diario para poder llegar al público o que no llegue un día con un ataque a la libertad de prensa”. También reiteró que “no hubo ninguna instrucción judicial para desalojar el lugar”.

Las declaraciones de Garré recorrieron rápidamente los despachos de Diputados, donde estaba previsto el plenario de las comisiones de Libertad de Expresión, Asuntos Constitucionales y Justicia, todas presididas por legisladores de la oposición. La reacción fue inmediata: “Ahora vamos por la interpelación”, coincidieron desde casi todas las bancadas no kirchneristas. Ahí mismo presentaron tres pedidos de interpelación: uno del jefe del bloque radical, Ricardo Gil Lavedra, y los otros de Rubén Lanceta (UCR) y de Patricia Bullrich (CC), que ahora serán tratados en comisión.

Ante un gran número de medios de comunicación, los diputados opositores decidieron cargar con duros términos contra el Gobierno. “Esto es un cercenamiento a la libertad de expresión que pone en riesgo el derecho de los ciudadanos a recibir la información como corresponde”, dijo la radical Silvana Giúdici, sobre la protesta que impidió la distribución de Clarín. Graciela Camaño, del PJ disidente, recordó que había un fallo previo del juez Gastón Polo Olivera imponiendo al Ejecutivo el deber de garantizar la “libre circulación del ingreso a las plantas”, después de hacer lugar al amparo presentado por la empresa en medio del conflicto laboral. El radical Juan Pedro Tunessi planteó su sospecha de “connivencia del Gobierno con los hechos ocurridos”. La líder del GEN, Margarita Stolbizer, se sumó al afirmar que el bloqueo “no fue inocente”. “Estamos viendo cómo gobernaría el kirchnerismo en un eventual tercer mandato”, agregó Gustavo Ferrari, el hombre de confianza de Francisco de Narváez.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.