EL PAIS › EL INTENDENTE DE MORON, LUCAS GHI, POR LA REELECCION

Cristina sí, Scioli no

Delfín del diputado y candidato a gobernador bonaerense Martín Sabbatella, Ghi repite que “siempre fuimos independientes, pero no neutrales”. Reivindica la gestión nacional y la contrapone a Scioli.

 Por Laura Vales

Lucas Ghi sigue los pasos de Martín Sabbatella en más de un sentido.

Tenía 29 años, como él, cuando se hizo cargo de la intendencia de Morón para que su jefe político asumiera como diputado nacional. Ahora, a los 31, es candidato a quedarse al frente del municipio por un nuevo período. En diálogo con Página/12, Ghi habló de la relación de su espacio, Nuevo Encuentro, con el kirchnerismo, y de la construcción que están haciendo en el territorio bonaerense, donde competirán con los candidatos de Scioli.

–El sabbatellismo se venía presentando como una fuerza que podía aportar al gobierno nacional desde un espacio independiente; ahora, van a llevar sus candidatos a diputados nacionales en la misma boleta que el PJ...

–Para nosotros fue la forma de traducir en ingeniería electoral el acuerdo que tenemos a nivel nacional con Cristina (Kirchner) y las diferencias que tenemos a nivel provincial con (Daniel) Scioli.

–¿Corren el riesgo de desperfilarse?

–Siempre dijimos que éramos independientes pero no neutrales. En términos electorales, creemos que podemos ser vehículo para muchos sectores que ven con simpatía el rumbo que tiene la Argentina y que no quieren que esta experiencia transformadora que lidera la Presidenta se clausure o termine en manos de sectores que son también parte de este espacio, pero que no tienen voluntad de profundizarlo. En el caso de Scioli, hay claramente el contraste entre un gobierno nacional dispuesto a ir por más y una provincia donde la tendencia es administrar el statu quo.

–En la práctica, ¿qué boletas de NE va a haber en el cuarto oscuro?

–La de Cristina presidente, la de legisladores nacionales compartida, la del gobernador Martín Sa-bbatella, la de legisladores provinciales de NE y la de intendentes de NE.

–Como candidato, ¿sale ganando o perdiendo con el acuerdo?

–La Presidenta tiene una alta valoración, así que no creo que en Morón implique... puede ser que aún existan algunos vecinos que tengan otra mirada de lo nacional, pero que valoren igual la experiencia de lo local.

–El Frente para la Victoria, al mismo tiempo, puso un candidato para disputarle la intendencia.

–Como viene sucediendo desde hace varios años, nosotros tenemos nuestros candidatos y disputamos con los candidatos de todas las fuerzas. Antes llamábamos al corte de boleta de manera masiva. Ahora crecimos y vamos a tener candidatos en las tres categorías, a nivel municipal, provincial y nacional.

–¿En qué municipios creen que pueden hacer una buena elección?

–Como se vio en el 2009, en los distritos más cercanos a Morón, porque los vecinos tienen la posibilidad de evaluar lo que se hizo. La figura de Martín (Sabbatella) tiene mayor acompañamiento en los lugares donde se lo asocia a la gestión.

–¿Cuál sería un buen número?

–El criterio de éxito está en la comparación con nosotros mismos en las elecciones del 2009, cuando tuvimos el 5,6 por ciento de los votos. Sacar 6 por ciento, 7 u 8 por ciento ya es crecer. Y lo que se percibe en función del desarrollo que estamos teniendo es que ese crecimiento se va a ver reflejado en las urnas.

–¿Qué pasó en Morón con la estructura tradicional del PJ?

–Algo quedó, remanente, aunque no con grandes niveles de visibilidad, dentro del kirchnerismo local, y otra parte importante recaló con Francisco de Narváez y Eduardo Duhalde. Pero no tienen peso.

–¿Qué es lo más complicado de construir políticamente en la provincia?

–Generar una propuesta que tenga anclaje territorial, inserción social y que en función de eso perdure en el tiempo, porque hoy pareciera que los proyectos políticos estuvieran subordinados a los tiempos biológicos de quienes los enuncian. El tiempo no es visto como un recurso en la construcción política.

–A raíz del caso Schoklender, está en cuestionamiento que el Gobierno les dé a los intendentes la gestión de los fondos para planes de vivienda. ¿Qué experiencia tienen ustedes?

–Yo tengo una bien interesante con el proceso de urbanización del barrio Carlos Gardel, donde lo que se hizo fue mucho más que construir casas porque se promovió la participación activa del barrio. No se podía llevar adelante ese proyecto sin restablecer la confianza de los vecinos, porque muchas veces se dijo que se iba a urbanizar y la promesa había quedado en la nada. Afortunadamente se logró tanto reconstruir la confianza como construir un barrio nuevo. La responsabilidad que tuvimos nosotros, primero Martín Sabbatella y después yo, fue la de ser extremadamente cautelosos con esos fondos.

Compartir: 

Twitter
 

“En la provincia, la tendencia es mantener el statu quo”, afirmó Lucas Ghi.
Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared