EL PAIS › CITARON A INDAGATORIA AL EX EMBAJADOR EN VENEZUELA EDUARDO SADOUS POR “FALSA DENUNCIA”

El acusador que terminó en el banquillo

Sadous denunció la existencia de una embajada paralela en Caracas que supuestamente cobraba coimas para exportar. Pero no pudo probar sus dichos y fue querellado por De Vido y Uberti. El juez Canicoba Corral ahora lo citó.

 Por Raúl Kollmann e Irina Hauser

El ex embajador argentino en Venezuela Eduardo Sadous fue citado a prestar declaración indagatoria por tres delitos posibles: falsa denuncia, falso testimonio y omisión de denuncia. El juez Rodolfo Canicoba Corral, a instancias del fiscal Jorge Di Lello, convocó a Sadous para el 9 de agosto próximo. El ex embajador denunció en su momento que las empresas de maquinaria agrícola que concretaron una importante exportación a Venezuela tuvieron que pagar una coima de aproximadamente el 15 por ciento a través de la contratación de la trader Palmat.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, y el ex titular del Organo de Control de Concesiones Viales (Occovi) Claudio Uberti, denunciaron a Sadous entre otras cosas porque dijo que lo supo en 2005 y recién lo denunció en 2010, pero, además, porque la operación de maquinaria ni siquiera se había originado cuando él estaba a cargo de la embajada en Caracas. De Vido inició la causa contra Sadous señalando que su declaración “es injuriosa, calumniosa y falta de pruebas. Las compras a empresas argentinas las hizo el estado venezolano sin que este ministerio tuviera ninguna injerencia. Se está tratando de manchar a personas que durante años hicieron un enorme esfuerzo para que el comercio con Venezuela pasara de 123 millones de dólares en 2003 a 2600 millones en 2009”.

Respecto del caso del comercio con Venezuela hay dos expedientes judiciales. En el primero, a cargo del juez federal Julián Ercolini, se investiga si hubo o no coimas y si se hizo una contratación irregular de la trader Palmat. En esta causa judicial ya declararon los titulares de las 45 empresas que realizaron la mayor exportación de maquinaria agrícola de la historia, testificaron empresarios que no lograron exportar e incluso, recientemente, los dueños de empresas que le vendieron a Venezuela en los últimos años. Todos negaron la existencia de coimas y algunos de los que exportaron ahora declararon que usan traders y que cobran una comisión muy parecida a la de Palmat.

En ese expediente también declaró el segundo de la embajada de Argentina en Caracas en tiempos de Sadous, Alberto Alvarez Trujillo, quien negó que Sadous le hubiera hecho alguna vez un comentario sobre coimas o irregularidades. Todos los testimonios coinciden, en cambio, en que la negociación con los venezolanos era muy dura, que existió una furiosa competencia con las empresas brasileñas y que las operaciones concretadas fueron una salvación en tiempos de crisis.

En el expediente que instruye Canicoba Corral se acumularon algunos hechos de importancia, que respaldaron la denuncia de De Vido y Uberti. En primer lugar, quedó claro que Sadous habló de las supuestas comisiones irregulares en 2010, cuando –de existir– debió denunciarlas en el momento en que era embajador y dice que se enteró, en el año 2005. El propio canciller de aquel momento, Rafael Bielsa, afirmó que Sadous mandó un cable confidencial señalando la falta de 91 millones de dólares en un fideicomiso –dinero repuesto enseguida por Venezuela– y que no había ningún motivo para que no señalara la existencia de aprietes o pedidos de coimas. De manera que es posible que el juez indague a Sadous por omisión de denuncia.

Pero también podría concretarse la indagatoria por falsa denuncia o falso testimonio. En primer lugar, porque toda la operación de venta de combustibles de Venezuela a la Argentina y la venta de maquinaria agrícola de Argentina a Venezuela empezó a esbozarse en la feria de maquinaria de Barinas, en 2006, cuando ya Sadous no era embajador y quien respaldó a las empresas argentinas fue Nilda Garré, la nueva embajadora. Sadous dejó su puesto en mayo de 2005 y la primera exportación se hizo en junio de 2006. Es decir, que no pudo escuchar en Caracas versiones sobre las comisiones, porque ya no estaba allí. Sadous mencionó que un empresario le habló de las presiones y pedidos de coimas, Eduardo Cavanagh. Este se presentó a declarar como testigo. Afirmó que no pudo concretar ninguna operación, por lo que no tenía ningún compromiso ni con funcionarios venezolanos ni con los argentinos. Cavanagh también desmintió a Sadous.

Al menos por ahora, la situación del ex embajador es que tardó cinco años en hacer una denuncia y que no apareció hasta el momento ninguna prueba que respaldara sus dichos. De eso seguramente se tratará la indagatoria ante Canicoba Corral.

Compartir: 

Twitter
 

El ex embajador Eduardo Sadous fue convocado por el juez Canicoba Corral para el 9 de agosto.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared