EL PAIS › NINGUN OPOSITOR SE SUMA A LA IDEA DE DUHALDE DE QUE TODOS SE ENCOLUMNEN DETRAS DEL QUE MEJOR SALGA EN LAS PRIMARIAS

Un candidato que no logra convencer a nadie

El bonaerense insistió con su teoría de que la oposición debe tener un único postulante a la presidencia. Dijo que habrá una polarización natural detrás del que más votos saque el 14 de agosto. Aunque reiterado, su planteo no tuvo eco entre los demás espacios opositores.

 Por Werner Pertot

Eduardo Duhalde volvió a la carga con su teoría de que la oposición debe tener un único candidato. Esta vez no propuso que se bajen todos para dejar a uno –dado que eso implicaría dejar sin cargos a los que lo acompañan en las listas de diputados y senadores–, sino que planteó que habrá una polarización natural detrás del opositor que saque más votos en las primarias del 14 de agosto. “El que tenga posibilidad es el que va a elegir la gente”, afirmó el ex presidente interino. En su entorno propiciaron un acuerdo programático con el resto de la oposición. Como pasó con sus anteriores propuestas –y las que encabezó Mauricio Macri antes de bajarse–, Duhalde sólo cosechó rechazos del radicalismo y la Coalición Cívica. El candidato socialista a presidente, Hermes Binner, señaló que eso sería “entrar en un pragmatismo que nos perjudica”. En la UCR, sin embargo, coinciden en pronosticar una polarización.

A comienzos de este año, Duhalde proponía una megaintera de toda la oposición –“la semifinal”, le llamaban en su entorno– de la que saliera “un campeón de la oposición” que enfrentase a Cristina Fernández de Kirchner. La idea nunca convenció a los otros presidenciables, entre los que se incluía –hasta hace unos meses– Macri. El líder de PRO también lanzó un acuerdo programático con el resto de los opositores, al que sólo acudió presuroso el peronista Felipe Solá, que más tarde se retiró de todas las pistas. Con ese fracaso, Macri encontró la excusa perfecta para bajarse a la Ciudad. Ahora el jefe de Gobierno espera una victoria aplastante el 31 de julio para posicionarse para 2015 y ser –al menos– una suerte de gran elector de los candidatos opositores.

Duhalde, que siguió en carrera pese a la bochornosa interna que protagonizó con Alberto Rodríguez Saá, volvió a proponer la unión de todos los opositores detrás de un único candidato. Cuando se anotició de que bajarse implicaría dejar en Pampa y la vía a las listas a diputados y senadores (incluso la que encabeza su esposa Chiche Duhalde), dio marcha atrás: “Ningún candidato puede bajarse después de las internas, no debe porque sería abandonar a los que lo apoyaron. Lo que no han sido capaces de hacer los dirigentes, lo hará la gente”, sostuvo en la presentación de los candidatos a legisladores que compartió el martes con Mario Das Neves.

Ayer el diputado Alberto Atanasof volvió sobre esta idea y afirmó que, después de las primarias, los votantes “polarizarán su voto sobre el candidato opositor” que quede mejor posicionado porque “los argentinos buscan el cambio y ese será el camino”. “Es tiempo de acompañar y trabajar en una agenda común entre los distintos sectores políticos, que permita establecer los lineamientos estratégicos del futuro de nuestra nación”, sostuvo Atanasof, en una definición no muy distinta de la que había intentado el PRO a comienzos de este año. Lo máximo a lo que llegaron fue a lograr que media docena de presidenciables firmaran un documento para “Cuidar la democracia” después de un conflicto sindical en el diario Clarín. Luego, no consiguieron consensuar nada más.

“Sin dudas, a partir del 15 de agosto la ciudadanía polarizará su voto sobre el candidato opositor que obtenga la mayor cantidad en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias. Debemos unificar esfuerzos y coordinar nuestras propuestas electorales en una síntesis que brinde respuestas a las necesidades que reclama la sociedad”, reclamó Atanasof.

La propuesta no encontró mucha recepción entre sus ex socios del Grupo A. Hermes Binner remarcó que no comparte la idea de Duhalde de unificar a la oposición detrás de un único candidato. “No todo es lo mismo. De lo contrario entramos a un pragmatismo que, lejos de ayudarnos, nos perjudica”, remarcó el gobernador de Santa Fe, quien dijo que busca ser “una opción” para el 23 de octubre.

Ricardo Alfonsín no se refirió a la propuesta de Duhalde, pero diversos dirigentes radicales señalaron por lo bajo que no existen ya posibilidades de acuerdo programático alguno. “Es tarde, ya nadie se va a bajar”, señalaban en el entorno de Alfonsín, donde están convencidos de que él será el que quedará en la pole position. En el entorno del candidato a presidente de la UCR advirtieron que no hubo conversaciones ni con Duhalde ni con ningún otro sector de la oposición por este tema. “Estamos compitiendo. ¿Quién va a hacer un acuerdo programático ahora con Duhalde? No le conviene a nadie”, indicaron.

Por su parte, el titular de la UCR bonaerense, Miguel Bazze, planteó a Página/12 que “lo que pase después del 14 de agosto va a ser una decisión del electorado. Yo no creo que se puedan hacer acuerdos de partidos después del 14 de agosto. Cada partido tiene ya su lista de candidatos y una dinámica electoral puesta en marcha”. Un razonamiento similar había llevado a retractarse a Duhalde de su planteo original.

Sin embargo, Bazze coincidió con la hipótesis de una polarización: “Lo que sí va a pasar es que naturalmente el electorado va a empezar a pensar en el voto útil y van a optar por los candidatos más votados. Se va a dar una concentración de los votos sobre los candidatos más votados”. Por último, el dirigente radical indicó que “en términos generales, con los acuerdos programáticos estamos de acuerdo. Somos proclives a los acuerdos entre distintos partidos, porque significa buscar puntos en común”.

Desde la Coalición Cívica, decidieron no responderle a Duhalde para no permitir que se instale su postura. “Nadie va a salir a hablar, porque es la típica estrategia de tirar un tema para marcarles la agenda a los otros candidatos. Nosotros no vamos a entrar en esa”, afirmaron en el entorno de Elisa Carrió. “Lo que queda claro con esto es que Alfonsín y Duhalde van a terminar juntos. Son los viejos pactos bonaerenses”, indicaban cerca de la candidata a presidenta de la CC.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo Duhalde sólo cosechó rechazos del radicalismo, la Coalición Cívica y el Frente Progresista.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared