SOCIEDAD › UN VIGILADOR ATACO A SU EX MUJER, MATO AL ABUELO Y HUYO CON UN BEBE

La tragedia que había sido anunciada

El hombre, un custodio privado, atacó a cuchillazos a su ex esposa, y cuando el abuelo de ella intercedió, lo mató. Luego escapó con el hijo de ambos. Finalmente se entregó. La mujer ya lo había denunciado por golpes y amenazas.

 Por Emilio Ruchansky

De madrugada, con un cuchillo de cocina, ayer Oscar Dabeira entró al cuartito que alguna vez compartió con Gisella Campori, su ex, y le exigió llevarse al bebé que tuvieron hace un año y medio. Discutieron. Le tajeó el cuello y las piernas, y cuando apareció Alberto Franchuk, el abuelo de Campori que dormía en la parte delantera de la casa, Dabeira lo mató de dos cuchillazos. Luego huyó con su bebé de esa casa en Don Torcuato, al norte del conurbano bonaerense, y lo entregó diez horas después por intermedio de un amigo. El agresor decidió entregarse más tarde, en el barrio porteño de Palermo. Su ex, que lo había denunciado dos veces por golpes y amenazas, está fuera de peligro. “No me mató porque no le di tiempo”, contó después la mujer.

Campori se había separado hace tres meses, luego de una relación de cuatro años con Dabeira; los motivos, según comentó la hermana de la mujer, eran los celos y los golpes propinados por este hombre de 36 años y empleado de una empresa de seguridad privada. “Venía todo el tiempo a querer llevarse a la criatura”, agregó Micaela. Fuentes policiales informaron a este diario que Campori había denunciado dos veces a su ex marido por “golpes y amenazas” y consiguió una orden de restricción perimetral, firmada por Marcela Semería, titular de la fiscalía especializada en violencia familiar, de género y abuso sexual del municipio de Tigre.

Las fuentes consultadas aseguraron que la mujer nunca tuvo custodia policial y que Dabeira, quien no tenía otros antecedentes penales, había perdido el derecho de ver a su hijo por las denuncias de la mujer. Ayer, luego de entrar a la casa de la calle Buschiazzo 1045 a través de una ventana mal cerrada, el agresor fue directo al cuarto donde estaban Campori y el bebé. Eran las 4.30. Tras oír los gritos de su nieta, Franchuk apareció en el patio interno en remera y calzoncillos para defenderla del ataque de Dabeira. Recibió dos puñaladas en el pecho y murió.

La esposa de Franchuk, Teresa del Valle Ferreyra, alertó a la policía. Campori fue derivada al hospital de Tigre, donde se encuentra internada y fuera de peligro. Dabeira huyó a pie con el bebé en brazos y al rato envió algunos mensajes de texto desde su celular a conocidos y familiares suyos. Según fuentes de la investigación, también llamó a la hermana de su ex mujer para asegurarle que el niño estaba bien y a un amigo para entregarle el bebé. Según informó la policía, se hizo un rastreo de su celular que derivó en una búsqueda del agresor por Sarandí, al sur del conurbano, por donde había circulado en transporte público o a pie.

“Sabemos que coordinó con su amigo para encontrarse y entregarle el bebé. Da la impresión de que pensaba que entregándolo íbamos a dejar de perseguirlo”, dijo una fuente del caso. Finalmente, el niño fue rescatado, ileso, luego de que la persona designada por el agresor se contactara con la policía en el peaje de la Autopista 25 de Mayo. Después, según la fuente consultada, Dabeira llamó varias veces a una abogada y negoció entregarse “pidiendo todas las garantías para hacerlo” al fiscal de Don Torcuato, Cosme Iribarren. Ya habían pasado doce horas desde el ataque, cuando el fugitivo se presentó en la esquina de Las Heras y Callao.

Desde allí fue trasladado a la comisaría tercera de Tigre y se le abrió una causa penal por “homicidio calificado y lesiones”, entre otros delitos. El bebé fue trasladado preventivamente al Hospital Materno Infantil de Tigre, donde lo sometieron a un chequeo médico de rutina. Anoche, el comisario Jorge Nasrala, jefe de la Departamental Conurbano Norte, confirmó que el bebé “ya está con su madre”. Una semana antes de este ataque, el perro guardián que la familia mantenía en el patio, frente al cuarto de Campori, fue envenenado.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Una foto familiar: la mujer atacada, el victimario, y a la derecha la víctima fatal.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared