SOCIEDAD › APRESAN AL NOVIO DE UNA CHICA ASESINADA EN EL PARQUE PEREYRA IRAOLA

Detenido por un crimen, siete años después

Siete años y medio después de que Natalia Di Gallo apareciera asesinada en el Parque Pereyra Iraola, el joven Nicolás Gómez, con quien la chica había estado la última noche de su vida, fue detenido, acusado de ser partícipe del crimen. Gómez deberá cumplir prisión preventiva hasta que se realice el juicio oral, de acuerdo con lo dispuesto por la jueza de Garantías de Quilmes, Adriana Myszkin, tras haber recibido nuevos testimonios en la causa. El abogado de la familia Di Gallo, Daniel Mazzo-cchini, explicó que Gómez quedó imputado de los delitos de “privación ilegal de la libertad agravada por el resultado de muerte con la finalidad de abuso sexual en grado de partícipe necesario en concurso real con falsa denuncia”.

El joven, actualmente de 25 años, fue detenido en Quilmes durante un procedimiento de la Dirección de Operaciones de la Superintendencia de Investigaciones de Delitos Complejos y Crimen Organizado de la Policía Bonaerense y la Policía Judicial de la Procuración General de la Suprema Corte provincial.

Natalia Di Gallo tenía 16 años cuando salía con Gómez, por entonces de 18. En la noche del 28 de diciembre de 2003, él pasó a buscarla por su casa de Florencio Varela en su Renault 11. A lo largo de la investigación judicial, Gómez siempre declaró que aquella noche fueron al Parque Pereyra Iraola y que, mientras estaba con Natalia en la parte trasera del auto, un hombre de barba rompió la luneta del auto, los amenazó con un arma, lo encerró a él en el baúl y secuestró a Natalia. De algún modo, seguía la narración de Gómez, él había logrado salir del baúl donde había sido encerrado y se había dirigido a una estación de servicio cercana para pedir auxilio. Fue a partir de esa denuncia que la policía comenzó a buscar a Natalia. La joven sólo fue hallada cuatro días más tarde, el 1º de enero de 2004, asesinada y envuelta en bolsas de nylon, dentro del mismo parque.

El abogado Mazzocchini informó ayer que nuevos elementos de la causa desmienten esa versión sostenida desde entonces por Gómez. “Hubo una pericia que se hizo en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de La Plata, la cual determinó que las prendas que Gómez vestía en momentos de aparecer en la estación de servicio no tenían ningún sedimento por haber estado en el baúl del auto”, precisó. Los forenses llegaron a la conclusión de que Natalia fue abusada sexualmente y murió por una “asfixia mixta” producida por la obstrucción de las fosas nasales y la boca, en combinación con la compresión torácica-abdominal que sufrió cuando soportó el peso de una de las personas que intentaba violarla.

La investigación también demostró que Natalia fue asesinada en otro sitio y luego envuelta en bolsas de nylon, atada con sogas y depositada en el camino General Belgrano, a metros del Pereyra Iraola, donde fue finalmente hallada.

“Mi hija jamás quiso ir al Parque Pereyra, nunca llegó allí, salió de mi casa y a los tres minutos, a un kilómetro fue pasada desde el auto de Nicolás Gómez a otro con dos o tres personas dentro. Nicolás plantó la escena que inventó”, aseguró Juan Di Gallo, padre de Natalia.

El primer fiscal de la causa, Claudio Pelayo, detuvo a Gómez entre enero y abril de 2004, tras acusarlo de privación ilegal de la libertad agravada por el resultado de muerte, hasta que la Cámara de Apelaciones de Quilmes liberó al joven tras dictarle falta de mérito.

Según informó el padre de Natalia, aún resta “hacer un ADN mitocondrial de un pelo a la mamá de Nati y la mamá de unos hermanos sospechosos, de apellido Montenegro”, para determinar otros posibles acusados.

Compartir: 

Twitter
 

Nicolás Gómez tenía 18 años cuando ocurrió el homicidio.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared