EL PAíS › A 28 DIAS DE LAS ELECCIONES, LA COMPOSICION DEL CONGRESO

La incógnita legislativa

Las primarias dibujaron un escenario que los encuestadores estiman estable. Pero falta saber si Diputados y el Senado van a reflejar esos mismos resultados o pueden variar. Cinco consultores hablan del tema.

 Por Nora Veiras

Faltan veintiocho días para elegir presidente. Sí, casi un mes de campaña en que siete candidatos tienen que convencer al electorado de que sus atributos son los mejores para gobernar el país. Sin embargo, el resultado de las PASO le quitó emoción a la contienda. El cincuenta por ciento de los votos cosechados por Cristina Fernández de Kirchner que implicaron, además, treinta y ocho puntos de diferencia sobre el segundo, dibujaron un escenario que todos los consultores estiman como irreversible. Es más, coinciden en que la Presidenta puede incrementar “unos puntitos” su caudal. “Ya no hay ni guerra de encuestas”, sintetiza Enrique Zuleta Puceiro. La incógnita está puesta en si la elección legislativa replicará esa diferencia para el Frente para la Victoria o si las fuerzas de oposición conseguirán hacer prender la idea del “control” o “equilibro de poderes”. El porvenir de figuras emblemáticas de la política y la reconfiguración de las fuerzas que todavía lideran aparecen como los tópicos más atractivos para analizar.

Página/12 dialogó con Hugo Haime, Roberto Bacman, Doris Capurro, Ricardo Rouvier y Enrique Zuleta Puceiro, avezados analistas de opinión pública para anticipar cómo avizoran el 23 de octubre,

“La novedad es que la oposición no entendió qué pasa en el país, no entendieron la fuerza de la gestión durante ocho años de Néstor y Cristina Kirchner y las consecuencias sociales que tuvo eso”, comentó Haime, para quien el escenario de octubre “es muy parecido al de las Primarias: un claro triunfo del oficialismo con lo mismo o un poquito más”. A diferencia de sus colegas, que dan por seguro en un segundo puesto al socialista Hermes Binner, Haime ve un crecimiento de Alberto Rodríguez Saá a partir de su acuerdo con Francisco de Narváez en la provincia de Buenos Aires y “a todos muy juntitos”, muy lejos de la Presidenta. Doris Capurro señaló que “no es que las primarias les abrieron los ojos a los distintos sectores para enhebrar estrategias diferentes; al contrario, la oposición se vio aún más desorientada, siguió manejándose en las tinieblas. Era visible que no había en la agenda, ni siquiera en los que no votan, una vocación antikirchnerista, pero esa fue la agenda central de la oposición”.

Zuleta Puceiro coincidió en que el Frente para la Victoria “puede proyectarse por encima del 50 por ciento”, pero consideró que el “único argumento que caló es el del equilibrio de poderes”. El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, salió la semana pasada a instar al corte de boleta para que el Congreso compense el poder del Ejecutivo. Los consultores explican que hay que ver qué pasa, los comicios en las provincias y ciudades del interior del país han mostrado una sofisticación del voto ciudadano, pero eso tampoco pone en duda la diferencia a favor del oficialismo nacional.

Rouvier estimó que el voto a Presidenta puede crecer entre cuatro o cinco puntos, que Binner puede rondar el 14 por ciento y que para el Congreso se puede dar una disputa más intensa. “Para alcanzar el quórum propio, el Frente para la Victoria necesitaría obtener entre el 54 y el 55 por ciento”, detalló. Zuleta Puceiro realizó una estimación del nuevo Congreso proyectando el resultado de las PASO. “El Frente para la Victoria tiene 87 diputados, renueva 50, va a ingresar 82, llegará a 119 diputados. La UCR tiene 43, renueva 16, ingresan 14, va a estar en 31. El Peronismo Federal tiene 28, pone en juego ocho, ingresa nueve y gana uno. El Frente Amplio Progresista ingresa nueve, va a tener 19. El PRO tiene once, pone en juego tres, ingresa dos, le quedan diez diputados. La Coalición Cívica tiene 18 diputados, puso en juego doce, ingresan dos, le quedan ocho diputados. Gerardo Zamora tiene siete diputados, puso en juego cuatro, gana los cuatro. Nuevo Encuentro tenía cinco, puso en juego tres, no ganó ninguno, le van a quedar dos.” De concretarse este pronóstico, el kirchnerismo quedaría en mejores condiciones de alcanzar el quórum.

Para Capurro, “lo que se juega de verdad en la elección de octubre es el apoyo que pueda lograr el gobierno nacional para ejecutar realmente sus políticas y que, si bien tenga que discutirlas, no sea trabado por la oposición. La oposición ha trabado algunas medidas como presupuesto o ley de tierras sólo por ser opositor. Hay que tener en cuenta que se renueva el Congreso de 2007, no el de 2009, por lo cual el Gobierno tiene que sacar muchos votos para alcanzar esa diferencia. Con una Cristina muy fortalecida, a la oposición le va a costar actuar negativamente ante todas las medidas que proponga”.

La vereda de enfrente

La brecha a favor del oficialismo en las PASO transformó esa “gran encuesta nacional” en una elección anticipada. La reelección de CFK aparece como indiscutible. Como contratara, en la oposición todo parece susceptible de discusión. Las figuras de Eduardo Duhalde, Elisa Carrió y Ricardo Alfonsín son las grandes damnificadas.

Haime puso el acento en que “acá hay un gran ausente, que es Macri, hay un espacio para el crecimiento del centroderecha, que cuando se presenta hace buena elección, como ocurrió en la Capital, Santa Fe, o lo que se espera de Jorge Macri en Vicente López. En el justicialismo si el que crece es Rodríguez Saá sobre Duhalde se dará una convergencia en el seno del justicialismo. El peronismo define la discusión sobre futuro. El radicalismo como tiene arraigo territorial siempre se puede reconstituir, No es una fuerza política que vaya a desaparecer. Hay que ver qué pasa con Binner, si tiende a una convergencia o no con la UCR. Ahora, el bipartidismo con radicalismo y peronismo aparece diluido. Hay un partido fuerte que es el justicialismo, veo un crecimiento de Macri y el resto centroizquierda”.

Capurro consideró que “algunas figuras emblemáticas de la política argentina pasan a la historia, como es el caso del peronismo disidente, que como fuerza propia va a tener que aglutinarse detrás del PRO. Duhalde no va a ser un protagonista. A Alfonsín, su acuerdo con De Narváez lo ha llevado a un fracaso de su liderazgo en su propia fuerza, no sólo ante la opinión pública. Al radicalismo, esta elección le costó tres dirigentes: Julio Cobos, Ernesto Sanz y Alfonsín. Va a tener que renacer de la crisis con nuevos líderes, más aliado al socialismo”.

El diagnóstico sobre las diversas fuerzas opositores es casi unánime entre los analistas. Para Rouvier, “la crisis se va a profundizar. Hay dos figuras que se salvan: Binner y Macri, este último por no haber competido, si no sería parte de la crisis. Hay muchos problemas de sobrevida de la Coalición Cívica, un cambio de conducción en el radicalismo y una crisis en el Peronismo Federal, un ocaso de Duhalde”. Bacman señaló que “Binner sigue adelante con la suya: él dice ‘tengo proyecto para 2015. Duhalde y Carrió no son presidenciables nunca más’. Hay que ver hasta dónde existe el peronismo disidente y hasta dónde el fenómeno K va a crecer en el interior de ese peronismo. Salen todos a pelearlo. De Narváez se reposicionó tácticamente: no es más De Narváez, Colorado o Francisco, ahora es ‘F’, es más moderno. Va a tratar de quedar como referente del peronismo disidente”.

La realidad le mostró que llegó al 35 por ciento en Buenos Aires en 2009 pero que fueron votos prestados de un kirchnerismo enojado, que ahora volvió al redil. De Narváez es visto por la derecha tradicional más que por el voto popular del peronismo. Por otro lado, Alfonsín es el gran golpeado, su única pelea es tratar de lograr la segunda minoría legislativa. Para Carrió puede ser su última elección, tiene más imagen negativa que Duhalde.

Los espacios televisivos y radiales de publicidad electoral ya fueron sorteados, la campaña entró en su etapa final y los consultores tratan de ajustar los análisis para seducir a sus clientes: los políticos. El resultado cantado les hace menos atractiva la disputa pero, se sabe, que si algo tiene la política es la capacidad de asombrar siempre.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.