EL PAíS › COMO SERA EL ULTIMO MES DE CAMPAÑA ELECTORAL

Lo que vendrá

Los avisos publicitarios y los eslóganes que los candidatos presidenciales pondrán en la televisión, la radio y la calle de aquí hasta el 23 de octubre. Las estrategias y los actos territoriales. La disputa por liderar la oposición. El kirchnerismo “no hace olas”.

CRISTINA KIRCHNER, FRENTE PARA LA VICTORIA

Con el eje en la gestión

Por Nicolás Lantos

“No hagan olas” es la consigna nunca dicha pero siempre presente en el equipo de campaña kirchnerista, que tras los resultados obtenidos en las primarias del 14 de agosto, cuando la fórmula conformada por Cristina Kirchner y Amado Boudou superó el 50 por ciento de los votos y triplicó largamente el caudal electoral de las principales figuras de la oposición, tiene como objetivo repetir el 23 de octubre un cuadro similar al de aquella noche (aunque, off the record, en algunos despachos dicen esperar una cosecha un poco más abultada todavía).

Es por eso que no deben esperarse grandes cambios en la estrategia proselitista, que estará basada, principalmente, y en los plazos permitidos por la nueva ley de reforma política, en la gestión. La Presidenta prefiere, en este sentido, enfocarse en los actos de gobierno, donde aprovecha el atril para insistir con la buena marcha económica y social que lleva el país, adonde, según consideran en la Casa Rosada, está la clave de la buena performance electoral kirchnerista. La cena anual de la UIA, el lanzamiento del Plan Agroalimentario y la inauguración de laboratorios de último nivel en Rosario han sido algunos ejemplos de esta táctica en las últimas semanas.

Eso no quita que vaya a acrecentar su participación en actividades proselitistas, en particular los últimos días antes de los comicios, cuando la publicidad de actos de gobierno queda prohibida. A diferencia de la campaña previa a las PASO, en la que sólo encabezó el cierre de campaña, en el teatro Coliseo de la Ciudad de Buenos Aires, se espera que Cristina participe de un puñado de actos políticos en distintos puntos del país, con fecha y coordenadas todavía por confirmar. En tanto, el ministro de Economía y candidato a vice seguirá llevando el peso de la campaña sobre sus hombros, recorriendo el país con su combinación de rock and roll y defensa del modelo económico, que, según evalúan en Gobierno, viene funcionando muy bien.

A partir del miércoles, en tanto, comenzará a develarse la nueva campaña televisiva, cuyo contenido, al igual que sucedió en agosto, es ultrasecreto hasta el momento en el que se da aire a cada uno de los spots. Sin adelantar detalles sobre el tenor de estos avisos, desde el Gobierno deslizan que seguirán la línea de los que se utilizaron para las PASO, y que, al igual que aquellos, los distintos cortos formarán una secuencia lógica que desembocará en un –prometen– gran final.

RICARDO ALFONSIN, UDESO

Por la mitad del país

Por Sebastian Abrevaya

“La mitad del país quiere un cambio, y ese cambio somos nosotros”, asegura el último afiche de campaña de Ricardo Alfonsín, abrazado a su compañero de fórmula, Javier González Fraga, con la bandera argentina de fondo. Con el publicista Carlos Baccetti como uno de sus asesores de cabecera, Alfonsín apuntará a resaltar sus principales fortalezas en los últimos 30 días de campaña: “Nosotros tenemos una mejor combinación que los otros candidatos opositores. Tenemos partido, tenemos candidato y tenemos propuestas. Y tenemos presencia territorial y parlamentaria”, resume uno de los hombres clave de la campaña. Alfonsín ya no actuará junto a el peronista disidente Francisco de Narváez frente a las cámaras de los spots publicitarios, sino que se mostrarán los mejores fragmentos de sus discursos y sus actos. En paralelo, continuará con la presentación de dos propuestas programáticas por semana y realizará un importante acto de cierre, todavía por definirse.

Después del resultado de las primarias, Alfonsín reemplazó a su anterior jefe de campaña, Raúl Borrás, por Marcelo Stubrin, quien pasó a coordinar los equipos. Dejar de hablar sobre su alianza con el peronista disidente De Narváez y la ruptura con el socialista Hermes Binner para hablar de propuestas de gobierno se convirtió en el objetivo número uno. Por su parte, el candidato a gobernador bonaerense apuntará a provincializar la elección y polarizar al máximo con el actual mandatario, Daniel Scioli. Utilizará en sus publicidades el color naranja identificado con el kirchnerista, en contraposición con el rojo que lo representa a él. El publicista de De Narváez es Ramiro Agulla, quien fuera socio de Baccetti durante los ’90, cuando su agencia El Cielo revolucionó el mercado publicitario.

“No hay campaña legislativa, cuando hay presidenciales las elecciones son presidenciales. La UCR es desde su nacimiento una fuerza nacional y no una confederación de partidos locales”, asegura a Página/12 uno de los cerebros alfonsinistas en respuesta a la estrategia de “cortar boleta” o mantener el Poder Legislativo que habían manifestado algunos dirigentes los primeros días después de la primaria.

HERMES BINNER, FRENTE AMPLIO PROGRESISTA

La pelea para llegar segundo

Por Miguel Jorquera

Como en la presentación del “Programa de Gobierno” del Frente Amplio Progresista y el relanzamiento de la candidatura presidencial de Hermes Binner en el porteño teatro Gran Rex, el FAP encarará el último tramo de la campaña electoral mostrándose como “alternativa” de poder. “Binner presidente de todos los argentinos”, con un “todo” magnificado para diferenciarse del kirchnerismo, y “Con el FAP nace una esperanza” serán las consignas centrales de la campaña de afiches callejeros que se verán pegados a partir de esta semana. Todos acompañados de una “frase remate”: “Si querés cambiar, el cambio es Binner”. “Nuestro eje es ganar y gobernar, no estamos peleando por uno o dos diputados más. Por eso la impronta de la campaña será fuertemente presidencial”, afirmó a Página/12 Rubén Galazi, uno de los hombres más cercanos a

Binner. La campaña audiovisual –donde armaron un “equipo grande” para llegar a 2700 medios nacionales y provinciales– también tendrá a Binner en primer plano, explotando sus “condiciones” y su “experiencia” de gestión. Es que aun el equipo de campaña tiene que lidiar, aunque ahora menos, con el principal escollo que se toparon en las Primarias: el grado de desconocimiento del candidato. En tanto, Binner recorrerá algunas provincias del norte del país, pero sus apariciones públicas estarán concentradas en cuatro distritos: Santa Fe, Córdoba, Capital, y la provincia de Buenos Aires, donde recorrerá las principales ciudades y centros urbanos. Una de las grandes apuestas es consolidar el segundo lugar que le asignan las encuestas en territorio bonaerense, donde el FAP

podría alzarse con el senador por la minoría desplazando a peronistas disidentes y radicales. El despliegue escénico con distintas expresiones artísticas que el FAP montó en el Gran Rex volvería a repetirse en los primeros días de octubre en la Capital con exposición cultural, como parte de una serie de actos temáticos, donde también apuntarán al electorado joven. “La comunicación tiene varios lenguajes y nosotros vamos a usar todos”, sintetizó Alicia Ciciliani, diputada y jefa de la campaña. También tienen previstos varios cierres en diferentes distritos. A principios de octubre, los hombres de Binner y las fuerzas que conforman el FAP harán una primera evaluación, para definir objetivos y hacer cambios si los resultados no convencen.

EDUARDO DUHALDE, UNION POPULAR

Tratar de ser como el PRO

Por Werner Pertot

“Vamos para adelante.” El nuevo eslogan de Eduardo Duhalde resume su renovada estrategia de campaña, que se verá en los spots que empezarán a pasarse esta semana por radio y televisión: todo en positivo, todo hacia el futuro, casi una campaña PRO (pero sin el PRO). A diferencia del discurso que mantuvo el ex presidente interino en las primeras semanas, el objetivo en esta etapa será destacar los aspectos positivos que aparecen en los focus group que viene organizando el consultor Sergio Berensztein.

Duhalde aseguró que el lunes se empezarán a ver sus avisos de campaña, que son distribuidos gratuitamente en televisión. Según el candidato a presidente, los spots tienen “una gran influencia en el público”. “La elección se define la última semana. Ningún viento me lleva para otro lado, yo soy la oposición convencida”, intentó consolidar su imagen ante el resto de los opositores.

El jefe de campaña de Duhalde, Carlos Brown, confirmó a Página/12 que los spots ya fueron aprobados y se están terminando. Ayer Duhalde le iba a dar el visto bueno final. “Se plantea una posición muy hacia el futuro, con gran fuerza y con gran optimismo. No son agresivos, ni se muestran en contra de nadie. Centralmente, rescatan algunas cosas positivas de Eduardo del pasado y las lanzan hacia el futuro”, afirmó Brown, en línea con el cambio de estrategia que pedía el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, con el que Duhalde prácticamente no tiene diálogo. Das Neves se había quejado del discurso del “fraude escandaloso” y las “banderas de la subversión”. La idea sería dar vuelta esa página. Los spots destacarán los aspectos positivos de su gobierno provincial durante los noventa y de su mandato nacional en 2002: “La economía, el tema social, la producción, la seguridad, que es un piloto de tormentas”, enumeraron los duhaldistas, en consonancia con los estudios de Berensztein, de Poliarquía. “Y vamos a tratar de sacarle esa imagen de mafioso que nos quiere pegar el kirchnerismo”, afirmaron.

ALBERTO RODRIGUEZ SAA, COMPROMISO FEDERAL

Wachiturros contra Duhalde

La campaña del candidato a presidente por Compromiso Federal, Alberto Rodríguez Saá, está dirigida por un grupo que integran el propio candidato y su hermano, Adolfo. Las imágenes, tanto televisivas como gráficas, fueron creación de ese comando de campaña: “No contratamos a ningún consultor ni publicista”, afirmó el candidato. Una novedad con respecto a la campaña que hicieron para las primarias fue la difusión de un jingle atribuido a la banda de cumbia Wachiturros: “El Alberto es una masa, te da una casa”, dice el estribillo de la canción. “La letra se hizo en base a los ejes de campaña. Es descriptiva y casi sin poesía, pero fácil de entender en el lenguaje juvenil. No hubo encuentro con la banda, ni negociación, sólo contactos indirectos con la cumbia villera”, aseguró.

Como consecuencia de la experiencia de las primarias, atravesada por la disputa con Eduardo Duhalde del voto del peronismo disidente, los ejes políticos de la campaña de cara a octubre profundizarán esa veta: “Hay que desmoronar el concepto equivocado de que Duhalde es el vocero de la oposición y trabajar la imagen de Rodríguez Saá como el único líder”, explicaron desde el equipo de campaña.

En cuanto a los ejes publicitarios, la idea es reforzar el sentido de la campaña de las primarias, haciendo hincapié en la gestión de San Luis: “Los ejes de agenda tienen que ver con hablar de la construcción de viviendas como síntesis de la problemática social, lograr pleno empleo y mejores políticas sociales”, afirmó Rodríguez Saá al respecto. Sin embargo, esta vez optarán por colores claros. “Expresan que somos diferentes”, aseguraron desde el equipo.

A nivel territorial, el dirigente de Compromiso Federal se focalizará en ratificar su liderazgo en la región aledaña a San Luis, aunque mejorando la organización en el resto del país: “En Tierra del Fuego, sin fiscales, sin visitas de Alberto, se logró el 6 por ciento de los votos”, agregó.

Informe: Sol Prieto.

JORGE ALTAMIRA Y CHRISTIAN CASTILLO, EL FIT

Con el eje en demandas laborales

Los ejes temáticos de la campaña del Frente de Izquierda y de los Trabajadores en lo que hace a los spots publicitarios destacarán “una serie de demandas de los trabajadores que son parte del programa del Frente. Entre ellas, la lucha por un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar por ocho horas de trabajo; el fin de la tercerización y toda forma de precarización laboral; la nacionalización de las privatizadas bajo control obrero; que la plata de la Anses vaya para pagar el 82 por ciento móvil a los jubilados y no para deuda externa; el derecho al aborto legal, seguro y gratuito; la lucha contra el gatillo fácil y por la aparición con vida de Julio López”. Esto se combinará con el planteo de que diputados de izquierda en el Congreso “y una alternativa política de los trabajadores en todo el país” son necesarios para conquistar estos y otros reclamos.

Los spots están siendo realizados por el mismo equipo que trabajó en las primarias: Contraimagen, Tvpts y el Ojo Obrero, en base a un esquema donde se combinan diálogos entre trabajadores y jóvenes con la presencia de los candidatos. “Si bien nos dirigimos al conjunto de los trabajadores, la intelectualidad crítica, los jóvenes, lo hacemos especialmente a los que nos votaron el 14 de agosto para quebrar el piso proscriptivo, a los que lo hicieron por Proyecto Sur y ahora no tienen candidatos o a los que votaron a CFK con la idea de que había que enfrentar a la derecha que encarnaba Duhalde y, ante el nuevo marco político, puede votar a la izquierda”, contó una de las personas que trabajan en el equipo de difusión.

Junto con los spots, como es tradición en las fuerzas de izquierda que componen el frente, se va a desarrollar una “campaña militante” en los lugares de trabajo y estudio en todo el país, con proyecciones de spots especialmente direccionados. Además, Jorge Altamira y Christian Castillo realizarán viajes por distintos lugares del país y también van a utilizar las herramientas informáticas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.