EL PAíS › BRASIL EXTRADITó AL REPRESOR NORBERTO TOZZO

Preso en la Argentina

El represor Norberto Tozzo, acusado de participar en los fusilamientos de al menos 22 presos políticos durante la dictadura en la Masacre de Margarita Belén, en el Chaco, llegó ayer a la Argentina, extraditado desde Brasil, y el lunes será trasladado a Resistencia para ser indagado por el juez federal Carlos Skidelsky.

En medio de un fuerte operativo de seguridad, el represor llegó acompañado por efectivos de Interpol Brasil, en presencia del subsecretario de Delitos Complejos y Lucha contra la Criminalidad Organizada del Ministerio de Seguridad, Miguel Robles. Fue dejado en el aeropuerto de Ezeiza en manos de la Policía Federal, que el lunes lo trasladará al Chaco, donde será alojado en la Unidad Penitenciaria 7. Según informaron fuentes judiciales, Tozzo quedó alojado en Buenos Aires en la alcaidía de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal.

Con esta extradición, Tozzo estará en condiciones de ser juzgado en la segunda parte del juicio por la Masacre de Margarita Belén, donde en mayo de este año ocho ex militares fueron condenados a cadena perpetua, mientras que el ex policía Alfredo Chas fue absuelto. Tozzo estuvo detenido desde 2008 en la prisión federal brasileña de Ary Franco, en Río de Janeiro. Había sido arrestado en junio del 2003, pero en julio de ese año fue liberado por la Cámara Federal de Apelaciones y permaneció prófugo por cinco años hasta que fue encontrado por Interpol.

El domingo 12 de diciembre de 1976 siete militantes de las Juventudes Peronistas que estaban detenidos e incomunicados en la Unidad Penitenciaria 7 en Resistencia fueron retirados de sus celdas, con el pretexto de su traslado a la cárcel de máxima seguridad de Formosa. Los trasladaron en vehículos militares a la alcaidía de Resistencia, donde fueron torturados en el comedor de ese establecimiento. Pocos días antes, otros detenidos habían llegado a la Brigada de Investigaciones de esa ciudad a los que se sometió a los mismos tormentos.

En un operativo del que participaron efectivos de Inteligencia del Ejército y policía del Chaco los llevaron hasta un descampado vecino a la localidad de Margarita Belén. Ninguno de ellos estaba en condiciones de escapar, pero la versión militar habló de que la columna que trasladaba a los guerrilleros por la ruta 11 había sido emboscada, que en el combate murieron cinco prisioneros y el resto huyó.

Eduardo Ruiz Villasuso, militante de derechos humanos, reveló en su lecho de muerte que las mujeres fueron violadas, tres presos varones fueron castrados y todos ellos torturados en el camino. Al llegar a Margarita Belén los fusilaron, los cadáveres de diez de los muertos fueron llevados al cementerio de Resistencia y allí enterrados en tumbas cuya apertura se había ordenado el día anterior. El testimonio de Villasuso ante un médico y un escribano que certificaron su lucidez fue grabado en la sala de terapia intensiva, donde falleció a mediados de los años ochenta por las puñaladas que le asestara un oficial de policía chaqueño.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.