EL PAíS › SóLO EL MINISTRO FLORENCIO RANDAZZO SALIó A RESPONDER AL DISCURSO DE HUGO MOYANO

“Hay que cuidar a este gobierno”

La estrategia del Gobierno fue ignorar las críticas del camionero. Aníbal Fernández y Rossi dijeron que no lo habían escuchado. Sólo Randazzo, obligado por los cronistas, salió a destacar los logros del Gobierno en materia laboral.

El Gobierno evitó ayer entrar en una confrontación directa con el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, luego de sus críticas en el acto del jueves en Huracán. En su aparición en Mendoza, la presidenta Cristina Kirchner no hizo ninguna alusión al camionero y apenas si deslizó algunas consideraciones, como que “la sintonía fina debe ser para todos” o que “queremos crecer para generar trabajo registrado, salud y mejores condiciones para todos”, y algunas otras frases sueltas en las que algunos creyeron leer una respuesta. Fue el ministro del Interior, Florencio Randazzo, quien más cerca estuvo de retrucarle. Consultado durante un acto, respondió que “la mejor forma de cuidar a los trabajadores es cuidar este gobierno” que encabeza Cristina Kirchner.

“Cada uno tiene la libertad de opinar lo que quiera”, hizo la salvedad el ministro del Interior. Pero enseguida arremetió: “Yo estoy convencido de que la mejor forma de cuidar a los trabajadores es cuidar a este gobierno, que ha generado más de cinco millones de puestos de trabajo”.

Entre otros logros de este ciclo, Randazzo señaló que se “ha puesto nuevamente en vigencia al salario mínimo, vital y móvil, restablecido las paritarias y han vuelto los recursos de nuestros trabajadores en el marco del Estado para poder pagar una Asignación Universal que hoy dignifica a millones de pibes”.

Apenas concluyó el acto de Camioneros, se hizo evidente la estrategia del Gobierno de no contestar. En Huracán, Moyano renunció a sus cargos tanto en el Partido Justicialista nacional como en el bonaerense, al definir a la estructura partidaria como “una cáscara vacía”. También retrucó al discurso de la Presidenta en la Asamblea Legislativa, al sostener que los trabajadores “ni extorsionan ni chantajean”.

El silencio oficial, en alguna medida, fue una manera sutil de restarle importancia al desafío de Moyano. Quienes más notorio lo hicieron ayer fueron el senador Aníbal Fernández y el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, que acostumbran actuar como voceros del kirchnerismo en las cuestiones políticas de importancia.

Tanto Fernández como Rossi aseguraron ayer que no habían escuchado ni leído las declaraciones del jefe de la CGT porque habían estado muy ocupados con las sesiones de esta semana en el Congreso que, por cierto, fueron ajetreadas. Aunque no para tanto. “No estuve preocupado por el discurso de Moyano”, deslizó Rossi.

Una señal esperada era el andarivel que recorriera la Presidenta en el acto en Mendoza. No hubo allí ninguna alusión directa aunque, eso sí, centró el eje de su discurso en la defensa de los trabajadores y del empleo registrado debido a los proyectos que se están tratando en el Congreso, pero nada que ver con una respuesta directa (ver página 9).

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, apareció anoche en televisión para hablar exclusivamente sobre la media sanción al Estatuto del Peón Rural, sin hacer ninguna alusión a Moyano. A su lado, la diputada Juliana Di Tullio se preocupó en destacar el rol que venía cumpliendo su compañero de bancada Facundo Moyano, apaciguando los ánimos y descartando posibilidades de ruptura.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, resaltó los cinco millones de puestos de trabajo alcanzados durante el kirchnerismo.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.