EL PAíS › MOYANO Y SU HISTORIA EN EL PJ BONAERENSE

Prometió llevar la renuncia el lunes

El secretario general de la CGT, Hugo Moyano, y los otros cuatro consejeros de origen gremial no presentaron ayer su renuncia al Consejo del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires, aunque adelantaron que entregarían el texto de la dimisión el lunes. Se trata de cinco renuncias de un total de 47 consejeros que tiene el PJ bonaerense: además de Moyano, Omar Plaini, Jorge Manzini, Miriam Lomonaco y Abel Frutos. El único integrante de la rama gremial que no renunciará es Hugo Curto, intendente de Tres de Febrero.

“Hugo Moyano estaba incómodo en el PJ bonaerense. Si era una cáscara vacía, como afirma ahora, fue porque él no lo pudo poner en marcha, teniendo en cuenta que era su titular. Su relación con los intendentes de la provincia siempre fue tensa por las presiones relacionadas con el recogido de la basura. De manera que cuando él convocaba al Consejo, siempre hubo dificultades para conseguir el quórum, por esa desconfianza que él mismo creaba”, era el diagnóstico que hacía ayer uno de los integrantes del Consejo del PJ bonaerense.

“Antes de la muerte de Néstor Kirchner, Moyano se quejó con el ex presidente porque tres ministros, que eran consejeros, faltaban a la reunión convocada por él: eran Aníbal Fernández, Florencio Randazzo y Julián Domínguez. Néstor se comprometió a hacer un esfuerzo para que alguno se acercara a La Plata en aquel fin de semana de octubre. Finalmente, fueron Domínguez y Mario Ishii, a quienes Kirchner llamó por teléfono. Aníbal Fernández y Randazzo estaban ocupados con asuntos de la Jefatura de Gabinete y el Ministerio del Interior. De todas maneras, se consiguió el quórum con apenas 25 consejeros del total de 47. Pero los que faltaron no eran los que respondían al gobierno nacional, sino los bonaerenses. Algunos le achacan el vacío a Daniel Scioli, pero la resistencia provenía de los intendentes”, continuaba el análisis.

“En verdad, el momento de choque con Moyano fue el armado de las listas para las últimas elecciones. El camionero ya había propuesto a Héctor Recalde como vicepresidente de la Nación y a Omar Plaini como vicegobernador bonaerense. Nada de eso cuajó ni remotamente. Después Moyano pensó que armaría un bloque de seis o siete diputados para meterle presión al Gobierno en todos los temas. Pensó que ser titular del PJ bonaerense era como un sindicato, donde tendría el poder total en el armado de listas. Eso se desvaneció en lo formal porque el PJ adhirió a un frente, el Frente para la Victoria, y entonces el poder de armado de listas no quedó en manos del PJ. La Presidenta –última palabra del FPV– no permitió la existencia de un bloque sindical de esa envergadura”, rememoraba el consejero la historia trunca de Moyano y el PJ bonaerense.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.