EL PAíS › EL JUEZ FEDERAL DANIEL RAFECAS PROCESó A QUINCE REPRESORES

Los crímenes del centro Protobanco

El campo funcionó desde 1974. Dependía del Ejército y de la Bonaerense. También participaron integrantes de la Triple A. La causa involucra además a la comisaría de Monte Grande.

En el marco de la megacausa que investiga los crímenes cometidos por miembros del Primer Cuerpo del Ejército durante la última dictadura, el juez federal Daniel Rafecas dictó el procesamiento con prisión preventiva de quince represores que actuaron en la comisaría de Monte Grande y en el centro clandestino de detención Cuatrerismo-Brigada Güemes, también conocido como Protobanco. Ese campo de exterminio funcionó aun antes del golpe de Estado –desde 1974– en el cruce del Camino de Cintura y la autopista Riccheri, frente al centro clandestino El Vesubio. Dependía del Ejército y de la Policía Bonaerense y allí también revistaron algunos integrantes de la Triple A.

La extensa resolución de Rafecas incluye a 137 víctimas, de las cuales la mitad permanece desaparecida o fue asesinada. El juez hizo una reconstrucción de la identidad política de los secuestrados y señaló que a ese centro clandestino fueron llevados militantes del PRT-ERP, el Frente Revolucionario 17 de Octubre y la Organización Comunista Poder Obrero (OCPO), que fue “arrasada” por la represión, ya que, destacó en el fallo, “no ha quedado un solo sobreviviente de todos los que se tuvo noticia estuvieron secuestrados” en ese lugar. Entre estas víctimas están los tres hijos desaparecidos de Renée Epelbaum, fallecida Madre de Plaza de Mayo.

Los detenidos ex comisarios de la Bonaerense José Madrid y Guillermo Ornstein, con los suboficiales José Sánchez, Angel Salerno y Carlos Tarantino están imputados porque el 4 de noviembre de 1975 desplegaron un operativo ilegal en Palermo y detuvieron a seis personas, salvajemente golpeadas y trasladadas al centro clandestino Cuatrerismo-Brigada Güemes, donde fueron torturadas. En el mismo procedimiento fue asesinada María Teresa Barvich, de 24 años, embarazada de dos meses. Charo Moreno, embarazada de cuatro meses, habría sido víctima de una paliza; a Norberto Rey y Blanca Becher los golpearon hasta quebrarles las costillas y quedar inconscientes, y tanto Rey como Washington Mogordoy fueron alcanzados por disparos de arma y tuvieron que ser hospitalizados. Por haber intervenido en el mismo operativo, el juez Rafecas también dispuso la detención de dos civiles: los ex agentes Eduardo Ruffo y Raúl Antonio Guglielminetti, ya condenados en la causa por Automotores Orletti.

El magistrado ordenó además la detención de los ya condenados Hugo Pascarelli y Miguel Etchecolatz. Les imputó el cautiverio y torturas de 122 víctimas que estuvieron en Cuatrerismo-Brigada Güemes y la muerte por torturas de tres personas.

En la comisaría de Monte Grande estuvieron cautivas unas veinte personas y todas ellas fueron mantenidas en un régimen de inanición, en absoluta oscuridad, sin poder higienizarse e ir al baño, abstraídas del conocimiento de sus familiares, sin contacto con el exterior y con la amenaza de la tortura o de la desaparición. Por estos hechos y por el homicidio de Rachel Venegas Illanes fueron imputados Federico Minicucci y Faustino Svencionis, Guillermo Díaz, Nildo Delgado, Daniel Mancuso y Alberto Bulacio.

Compartir: 

Twitter
 

El juez federal Daniel Rafecas.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.