EL PAíS › LOS DIPUTADOS CONVERSAN SOBRE SUS SALARIOS

Domínguez debuta como negociador

 Por Miguel Jorquera

Julián Domínguez comenzó a darle su impronta a la gestión en la Cámara de Diputados. El presidente de la Cámara baja se reunió ayer con los jefes de los distintos bloques políticos para consensuar “decisiones colectivas”. Uno de los objetivos del encuentro fue “transparentar” la administración de la Cámara –desde el personal hasta las contrataciones externas–, reformar el reglamento interno para favorecer el trabajo en las comisiones legislativas y acordar un tema que preocupa a todas las bancadas por igual: el aumento de las dietas de los diputados retroactivas al 1º de enero y elevarlas un veinte por ciento por encima de los salarios mejor remunerados de la planta permanente de la Cámara.

Entre cafés y mates dietéticos, Domínguez compartió una reunión de más de dos horas en su despacho del Palacio Legislativo con el resto de las autoridades de la Cámara y los jefes de los bloques políticos. Allí estuvieron la vicepresidenta primera Norma Abdala de Matarazzo (Frente Cívico santiagueño), el vice segundo Mario Negri (UCR) y la vice tercera, Alicia Ciciliani (PS). Además de Juliana Di Tullio (FpV), Juan Carlos Zabalza (PS), Ricardo Gil Lavedra (UCR), Alfonso Prat Gay (CC), Martín Sabbatella (NE), Felipe Solá (UP), Claudio Lozano (FAP), Gerardo Milman y Margarita Stolbizer (GEN) y Gustavo Ferrari (peronismo disidente).

Uno de los objetivos que ya habían planteado todos los bloques políticos fue el aumento de las dietas. La propuesta de más consenso fue la de elevarlas de los actuales 5500 pesos (sin gastos de representación) a un 20 por ciento más que los salarios de los directores de la Cámara –el máximo en el escalafón legislativo–, que alcanza los 14 mil pesos mensuales. Uno de los argumentos de mayor peso, según había admitido el propio Domínguez, fue el reclamo generalizado de muchos legisladores del interior del país que tienen que alquilar una vivienda en Buenos Aires para realizar su trabajo durante la semana. Algo que –según argumentaron–, no resuelven sólo con la dieta.

Como respuesta, el jefe del cuerpo afirmó que podía hacer frente a esos aumentos –que también se acordarían con el Senado– con el presupuesto que el Poder Legislativo tiene asignado para el año 2012.

También avanzaron en “transparentar” todo el personal legislativo y las tareas que tienen asignadas, además de otros gastos administrativos como licitaciones y contrataciones externas. El otro punto en debate fue “la necesidad” de producir cambios en el reglamento interno –ya existen varios proyectos– que agilicen el trabajo legislativo, en especial el de las comisiones. Por ahora hay consenso de llevar adelante las propuestas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.