EL PAíS › LA REACCIóN DEL TITULAR DE LA CGT ANTE LA ENFERMEDAD DE CFK

“Está totalmente consternado”

El judicial Julio Piumato se encargó de transmitir el sentimiento de Hugo Moyano ante el carcinoma detectado a la Presidenta. La tensión en la relación entre ambos entró en una meseta. El dirigente igual siguió cuestionando a Aníbal Fernández.

La enfermedad de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner bajó la tensión que existe con la CGT. El secretario general de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN), Julio Piumato, informó que el líder de la CGT, Hugo Moyano, estaba “totalmente consternado” al enterarse del cáncer que aqueja a CFK y destacó que el camionero estaba “intentando comunicarse con ella”. Aun así volvió a cargar contra los dichos del senador Aníbal Fernández –que había calificado a las medidas sindicales de la AFIP y de la UEJN como “pujas por disputa de poder”–, a los que vinculó con el discurso de “las dictaduras”.

“Estaba tratando de comunicarse para transmitirle la solidaridad y preocupación de los trabajadores”, destacó Piumato, aludiendo a la actitud de Moyano al recibir la noticia de la enfermedad que padece la Presidenta y por la que será operada el 4 de enero. La tensa relación que mantenía Fernández de Kirchner con el camionero pareció hacer una pausa, puesto que la situación ya estaba llegando al pico de rispidez entre ambos sectores. Cuando la alianza estratégica parecía encaminarse definitivamente a una ruptura, la impasse que generará la operación y la licencia médica de la Presidenta puede servir para bajar los decibeles de la discusión.

“Hugo estaba buscando a médicos de la obra social (de camioneros) para que le explicaran bien qué significaba” el carcinoma papilar que le extirparán a la Presidenta la semana próxima, explicó el titular de los judiciales. Moyano había declarado en las últimas semanas que “el diálogo con la Presidenta no está cortado, está suspendido por decisión de ella”, dejando en manos de Fernández de Kirchner el acercamiento de ambos sectores. Pero la enfermedad le devolvió a Moyano la iniciativa. Incluso en el discurso que dio ayer ante gobernadores de todo el país, la Presidenta insistió estar en contra de “determinados métodos” para obtener “privilegios”, retomando el mensaje que había dado unas semanas atrás acerca de las “presiones” y la “extorsión” de sectores gremiales y empresariales.

“Estoy conmovido, no existen palabras para expresar el estado de ánimo, pero hay que esperar la operación y la recuperación de Cristina”, sostuvo Piumato y recordó que su madre de 88 años tuvo hace tres años una “enfermedad de la misma característica” que la detectada en la jefa de Estado y “la operaron y está perfectamente bien”. A su vez, señaló que “hacemos votos para que salga, como se prevé, de la mejor manera” de la intervención. El dirigente resaltó “la fortaleza” con la que los presidentes de la región encaran sus enfermedades, a la vez que calificó como una “maldición que parece tienen los jefes de Estado de Sudamérica”, en relación con el cáncer sufrido por los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff; de Paraguay, Fernando Lugo, y de Venezuela, Hugo Chávez, además del ex mandatario brasileño Luiz Inácio “Lula” da Silva, quien está finalizando su tratamiento por estos días.

En la CGT corrieron del centro de la disputa a la Presidenta y se centraron en el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández. “Me parece desafortunado hablar de escalada por el poder político. Ese es un argumento que todos los gobiernos, incluso las dictaduras, usaron para descalificar protestas gremiales”, embistió Piumato contra el senador que salió a atacar con fuerza a las medidas gremiales de la AFIP y de los judiciales. Fernández había definido como una “enormidad y una desproporción” los paros y apuntó directamente contra el líder de la CGT al puntualizar acerca de que eran gremios “alineados” al moyanismo y que detrás de las medidas había más “una escalada de la puja por el poder político” que un reclamo sindical.

“No creo que hable por boca del gobierno, no creo que el Gobierno piense que los legítimos reclamos de los trabajadores tengan otro contenido que el de defender los derechos de los trabajadores”, destacó Piumato, descartando a Fernández como una voz autorizada del kirchnerismo. “Las expresiones tuvieron un carácter gorila y el contenido de esas expresiones jamás se va a encontrar en representantes de lo nacional y popular”, sentenció.

Compartir: 

Twitter
 

“Hugo (Moyano) estaba tratando de comunicarse con la Presidenta”, dijo Julio Piumato.
Imagen: Dafne Gentinetta
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.