EL PAIS › WILLIAM LLEGA HOY A LAS MALVINAS PARA UN ENTRENAMIENTO MILITAR

Las aventuras del principito

En medio de la escalada de tensión entre Argentina y el Reino Unido por el aniversario del conflicto bélico, el príncipe William llegará hoy para iniciar un entrenamiento militar de seis semanas como piloto de la RAF.

El príncipe William, segundo en la línea de sucesión al trono de Inglaterra, llegará hoy a las islas Malvinas para realizar su anunciado entrenamiento militar de seis semanas como piloto de la Real Fuerza Aérea (RAF). La novedad fue dada a conocer por el diario londinense The Times un día después de que el Ministerio de Defensa anunciara el envío a la zona del buque de guerra HMS Dauntless –uno de los más modernos destructores de la armada británica–, y es parte de la seguidilla de gestos que el gobierno británico viene realizando a medida que se acerca el 2 de abril, cuando se cumplirán 30 años del inicio de la guerra de Malvinas.

Según el periódico, el príncipe viajaba en un avión de la RAF que, después de una escala en la isla británica de Ascensión, ubicada en el Atlántico, tenía previsto aterrizar en el aeropuerto malvinense de Mount Pleasant tras un vuelo de 18 horas. La presencia en Malvinas del hijo mayor de Lady Di y el príncipe Carlos tendrá un peso especial no sólo por su condición de heredero del trono, sino debido a que su tío, el príncipe Andrés, sirvió como piloto de helicóptero durante la guerra de 1982.

William tiene 29 años. Es teniente de la Fuerza Aérea, a la que ingresó en el 2008 y donde aprendió a pilotear aviones y helicópteros siguiendo el camino del padre. Su visita a Malvinas había sido anticipada oficialmente por la RAF en el mes de noviembre, junto con la información de que realizará el entrenamiento con otros cuatro pilotos de helicópteros Sea King.

Para el gobierno argentino, el envío del príncipe a Malvinas en vísperas del 30º aniversario de la guerra es una provocación. El martes, a través de un comunicado de la Cancillería, el Gobierno había vuelto a cuestionar el viaje del príncipe, lamentando “que el heredero real arribe a suelo patrio con el uniforme del conquistador y no con la sabiduría del estadista que trabaja al servicio de la paz y el diálogo entre las naciones”.

La política impulsada por la Casa Rosada en la disputa por la soberanía de las islas se centra en reclamar una solución negociada entre los países, para lo que viene sumando apoyos de los gobiernos tanto a nivel regional como internacional. En este marco, tanto la llegada de William como el envío del buque de guerra HMS Dauntless tienen como objetivo desviar el tema Malvinas de la posibilidad de una negociación y ponerlo en un escenario de rispidez.

En este sentido, ayer se sumaron otras novedades. El diario The Guardian publicó una denuncia de un “alto funcionario” inglés –que no fue identificado en la nota– según quien la Argentina está presionando a la empresa LAN Chile para que suspenda sus vuelos a Malvinas. La eventual cancelación de la ruta aérea implicaría un “corte del enlace principal de las islas no sólo con América del Sur, sino también con el resto del mundo”, dijo The Guardian que declaró el funcionario. El diplomático especuló incluso con que si LAN se resistiera a aceptar la interrupción de los vuelos, “la Argentina optaría por prohibir el uso de su espacio aéreo”.

Desde el lado argentino, quien ayer habló sobre el tema fue el embajador en los Estados Unidos, Jorge Argüello. El diplomático evaluó que “con el refuerzo militar del Reino Unido en Malvinas ellos están fortaleciendo más que una acción militar, una posición doméstica dado que el gobierno está atravesando serias dificultades”. El embajador vaticinó que el camino tomado por Gran Bretaña resultará contraproducente a sus propios intereses. “Están desafiando también a la comunidad internacional”, consideró. “Al reforzar militarmente la isla, están ingresando en un progresivo aislamiento en cuanto al conflicto de Malvinas.”

En tanto, el senador Daniel Filmus, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, presentó un proyecto de declaración que rechaza “el intento británico de militarizar el conflicto sobre la disputa de la soberanía de las islas Malvinas”.

Compartir: 

Twitter
 

El príncipe William es el segundo en la línea de sucesión al trono en Inglaterra.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.