EL PAIS › AUMENTO EN LAS JUBILACIONES DEL 17,6 POR CIENTO DESDE MARZO

Acelerando la recuperación

Es la mayor suba de los haberes previsionales desde la sanción de la ley de movilidad. La jubilación mínima trepa a 1687 pesos. La Presidenta destacó el impacto redistributivo de la medida y su incidencia en el crecimiento económico.

 Por David Cufré

Con el anuncio de ayer, a partir del 1º de marzo el haber mínimo para todas las jubilaciones pasará de 1434 a 1687 pesos, a los que se agregan 45 pesos para cerca de 1,4 millón de beneficiarios que cobran un subsidio del PAMI. El séptimo incremento de jubilaciones por la ley de movilidad resultó el más alto de todos, dato que sorprendió a especialistas en materia previsional, que arriesgaban un número hasta cinco puntos porcentuales menor. La jefa de Estado aprovechó la fuerte brecha entre los pronósticos y la realidad para cuestionar a sectores de la oposición, desde la centroizquierda a la centroderecha, que habían descalificado en su momento la fórmula para establecer los ajustes que había propuesto el Gobierno. La mandataria le recordó a Amado Boudou, entonces titular de la Anses, todas las veces que tuvo que ir al Congreso para convencer a los legisladores, y a los propios gremialistas (“que creían que los estábamos engañando”), de las bondades de la ley, pese a lo cual los del Grupo A la votaron en contra.

Por cadena nacional, la Presidenta repasó de manera minuciosa las estadísticas previsionales para generar conciencia de la dimensión del anuncio. Como se dijo más arriba, el 17,62 por ciento es el mayor aumento desde que rige la ley de movilidad. La secuencia mostró subas del 11,69 y 7,34 por ciento en marzo y septiembre de 2009; 8,21 y 16,90 por ciento en 2010, y 17,33 y 16,82 por ciento en 2011. En total, las mejoras acumuladas llegan al 144,5 por ciento en tres años, muy por arriba de cualquier medición de la inflación –incluidas las de consultoras privadas y las de gobiernos provinciales– en el mismo período. El año pasado, los aumentos a jubilados ascendieron a 37,06 por ciento, contra el 22,8 por ciento que mostró el IPC que presentan diputados de la oposición. Ahora, con esta nueva alza, el incremento anualizado –marzo contra marzo– arroja un 37,4 por ciento.

“Estamos hablando de redistribución del ingreso en serio”, se entusiasmó Fernández de Kirchner. Y se refirió al impacto económico que produce la política de recomposición de haberes previsionales. “Esto hace al círculo virtuoso del crecimiento”, indicó, en razón de que la medida vuelca miles de millones de pesos en sectores que tienden a gastar todos sus ingresos en el mercado interno. Son 1919 millones de pesos por mes y 24.950 millones en un año. El gasto previsional representó en 2011 un 6,6 por ciento del PBI, volviendo a los máximos históricos, contra un 5,4 por ciento en 2008 –antes de la aprobación de la ley de movilidad– y el 4,1 por ciento de 2003.

El aumento que se cobrará desde el mes que viene alcanza a 6.879.375 personas, de las cuales 5.718.704 son jubilados y pensionados y 1.160.671 perciben pensiones no contributivas. La comparación de esas cifras con las de 2003 refleja la marcada tendencia de recuperación que ha tenido el sistema previsional. En aquel año había 3.158.164 jubilados y pensionados –el crecimiento fue del 81 por ciento– y apenas 330.193 beneficiarios de pensiones no contributivas –un alza del 251 por ciento–. Si se engloban las cifras, la seguridad social pasó de atender a 3.488.357 personas a 8.040.046, y eso sin contar los 3,5 millones de niños que empezaron a cobrar la Asignación Universal por Hijo. “Tenemos la mayor cobertura previsional de América latina”, apuntó la Presidenta. El dato indica que el 95,1 por ciento de las personas en edad de jubilarse cobra un beneficio, contra el 89 por ciento de Uruguay y el 88 por ciento de Brasil y Chile.

Como marca la ley de movilidad, junto con jubilados y pensionados, la suba incluye a beneficiarios de pensiones no contributivas y a ex veteranos de Malvinas. Las pensiones no contributivas pasan de 1157 a 1361 pesos, en tanto que los ex combatientes cobran tres jubilaciones mínimas.

Otros datos que surgen del anuncio son el aumento de la jubilación máxima, de 10.507 a 12.359 pesos; del haber medio, de 1883 a 2215 pesos, y del haber medio sin considerar a quienes cobran por moratoria, que va de 2209 a 2598 pesos.

De todos modos, el 74,8 por ciento de los jubilados perciben el haber mínimo. Los 1687 pesos pueden seguir siendo insuficientes para muchos, pero desde el Gobierno dicen que remontar la cuesta de doce años de haberes congelados no es sencillo. La Jefa de Estado recordó que la mínima trepó 1025 por ciento desde 2003, y si la comparación es en dólares, la mejora es del 418 por ciento, desde 150 a los 389,1 de marzo próximo. Allí estableció otra comparación con la región, ya que la mínima actual es de 355,5 dólares en Brasil, 246,3 en Chile y 229,4 en Uruguay. En tanto que en un índice de paridad de poder adquisitivo, la diferencias son mayores en favor de los jubilados argentinos.

Compartir: 

Twitter
 

En tres años de vigencia de la ley de movilidad, las jubilaciones subieron 144 por ciento.
Imagen: Micaela Gualtieri
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.