EL PAIS › CRISTINA KIRCHNER ANUNCIO EN LA CASA ROSADA EL NUEVO INCREMENTO DE LAS JUBILACIONES

Aumento record para empezar el año

Explicó que el aumento del 17,62 por ciento se debe al record histórico de recaudación. Por otro lado, negó que busque imponer un techo a las paritarias y anunció una comisión para monitorear las negociaciones.

 Por Nicolás Lantos

Ya se volvió un ritual: como cada seis meses desde 2009, Cristina Fernández de Kirchner anunció un nuevo incremento a los haberes jubilatorios y las pensiones no contributivas, establecido por ley y atado a la recaudación económica. En este caso, el aumento semestral será del 17,62 por ciento, consecuencia del “record de recaudación histórica” que se registró en diciembre del año pasado. En su discurso, transmitido por cadena nacional, la Presidenta destacó que la Argentina es “el país con mayor cobertura previsional de Latinoamérica”, insistió con aplicar “la sintonía fina para que las cosas sean cada vez más justas y equitativas”, le dedicó un párrafo a Mauricio Macri (sin mencionarlo) y otro a empresarios y a sindicatos y aseguró que el Gobierno no pondrá topes a las negociaciones salariales. Todo esto, mechado con humor e ironías, como acostumbra últimamente.

El comienzo del acto se retrasó unos minutos a causa de la tormenta, que atrasó su salida de la quinta de Olivos y generó algunos problemas en la transmisión por cadena nacional, además de suspender tres videoconferencias que estaban programadas. Sin embargo, eso no amedrentó a un centenar de militantes de La Cámpora que se hicieron presentes en el Salón de las Mujeres del Bicentenario para presenciar el mensaje. “Ni esta lluvia nos puede parar”, cantaron hasta que la Presidenta les pidió silencio.

Antes de la emisión en vivo, se firmó un acuerdo para que el Banco Central actúe de garante para “créditos de micro, pequeños y medianos emprendimientos” que hoy en día no tienen acceso a financiación. “Funcionará como una calificadora, pero no de riesgo sino de oportunidades”, celebró la mandataria, comparando el rol que tendrá el BCRA con el de las instituciones financieras que se encuentran en el ojo de la tormenta por la crisis europea. Los gobernadores de Chubut, Martín Buzzi; Misiones, Maurice Closs, y San Juan, José Luis Gioja, suscribieron el convenio, en tanto que los vicegobernadores de Formosa, Chaco y Mendoza hicieron lo propio por la ausencia de sus compañeros de fórmula, quienes no pudieron viajar por distintos motivos (ver página 4).

“Hemos roto todos los records con una recaudación histórica de 52.844 millones de pesos”, anunció poco después la jefa de Estado, desde su atril, ya en vivo por cadena nacional. Si bien la parte del león en esa entrada de dinero la llevan los recursos tributarios, CFK celebró que hubo un aumento inédito en el aporte que hizo la seguridad social, a través de la suba del empleo y de los salarios, en lo que ella calificó como un “círculo virtuoso” (más información en página 6). Esto permitió que los haberes jubilatorios y las pensiones no contributivas aumenten, según está previsto por la ley, un 17,62 por ciento.

“No tenemos fórmula mágica; esto tiene que ver con el nivel de actividad económica y con el crecimiento que tuvo la economía”, explicó, antes de anunciar que hoy el país vive “el crecimiento económico y la inclusión social más importante de la historia desde la presidencia de Perón”. La conjunción de estos dos factores fue una de las claves del discurso, en el que hizo fuerte énfasis en la necesidad de redistribuir y de aumentar la eficiencia de forma tal que las mejoras en los índices impliquen también una mejora en la vida de los argentinos. Un rato más tarde, en la misma tónica, diría que “competitividad sin inclusión social es explotación”.

Medios, vetos y techos

A continuación, Fernández de Kirchner denunció los “intentos de lograr crear cuestiones que no son”, y puso como primer ejemplo el tratamiento de los medios al uso del veto. “En 2009 anunciaban que iba a ser la reina de los vetos. Nos criticaban no por lo que habíamos hecho, sino por lo que suponían que íbamos a hacer. Ahora, cuando otros lo hacen, no dicen nada –se quejó–. Lo mismo sucedió con las tarifas: anunciaron futuros aumentos que no sucedieron, pero cuando el subte subió el 127 por ciento de un día para el otro no dijeron nada.”

La Presidenta lo definió como “un intento de instalar cosas que no son” y puso como otro ejemplo el supuesto techo que el Gobierno habría impuesto a las negociaciones paritarias, cosa que negó. El Estado “nunca intervino fijando la pauta salarial, que siempre fue acordada libremente entre empresarios y trabajadores”, aseguró, reforzando la idea con números de las negociaciones de los últimos años. “Quiero que sepan todos, empresarios y trabajadores, que van a poder negociar libremente sus paritarias, pero de acuerdo con las rentabilidades que han tenido”, aclaró, antes de anunciar la creación de una comisión que encabezarán la ministra de Industria, Débora Giorgi, y el viceministro de Economía, Axel Kicillof, para evaluar este factor (ver página 5).

En dos ocasiones a lo largo del discurso recordó una frase que pronunció el día de su asunción, en 2007: “No llegué a la presidencia para ser gendarme de la rentabilidad de las empresas ni parte de las internas del poder sindical”. Así, les marcó la cancha a los dos actores que están ingresando en unas paritarias que amenazan mayor nivel de conflictividad y, además, envió un mensaje hacia la CGT, cuyo líder, Hugo Moyano, aumentó el tono de los reproches hacia el Gobierno. “Para pelearse hacen falta dos”, le hizo saber al dirigente camionero.

“La racionalidad tiene que primar en todos los sectores”, abundó, como si fuera necesario. También advirtió que “las cosas cambian y, si hay que cambiar, se cambiará” porque “la única regla es cuidar a los que menos tienen”. Y luego: “Las decisiones políticas que institucionalmente me corresponden las voy a ejercer como Presidenta de los argentinos”. Así, anticipó la posibilidad de futuros anuncios que contribuyan a “la sintonía fina para que las cosas sean cada vez más justas y equitativas”. Ese y no otro, aseguró, es el objetivo de este gobierno. El miércoles pasado, en el mismo lugar, había dado otro mensaje por cadena nacional. En su entorno aseguran que será una costumbre que podría repetirse todos los miércoles de febrero.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner hizo el anuncio en un acto en el Salón de las Mujeres del Bicentenario.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.