EL PAíS › EL VICEGOBERNADOR GABRIEL MARIOTTO BAJO EL TONO A SUS DIFERENCIAS CON DANIEL SCIOLI

“Son miradas que no están a los codazos”

“No hay palos en la rueda ni viejas metodologías”, señaló Mariotto en una forma de descomprimir el clima. El gobernador sacaría por decreto el proyecto de reforma tributaria resistido por las patronales agropecuarias.

 Por Nicolás Lantos

El vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, salió a bajar el tono de la disputa con el mandatario de esa provincia, Daniel Scioli, aunque dejó en claro que al interior del gobierno hay dos espacios que disienten en la óptica sobre varios temas: “No hay palos en la rueda ni viejas metodologías, son miradas que no están a los codazos, son miradas que confluyen en una forma edificante. Estamos sumando miradas que tienen que ver con la gestión”, sostuvo Mariotto, en declaraciones radiales. Descomprimiendo la presión sobre el cuestionado ministro de Seguridad Ricardo Casal aclaró que “nadie pretende el cambio de ministros o personas”, sino que el kirchnerismo está “planteando ejes de gestión para que se discutan con el Ejecutivo”; también dejó caer el reproche de que “en algunos casos se discuten y en otros no”. La presencia de Scioli cerca de la Presidenta en Bariloche el 25 de Mayo, en una ceremonia de la que Mariotto no participó, fue una foto que calmó algunos ánimos en La Plata. Cerca del gobernador grafican: “La relación está fría, es cierto. Pero estamos mejor que hace un mes, cuando estaba hirviendo”.

En ese contexto, se reflotó la posibilidad de que el gobernador decidiera echar mano a un decreto para zanjar la manifiesta parálisis en la que se encuentra su proyecto de reforma tributaria, clave para el saneamiento de las finanzas provinciales, y que derivó en un boicot por parte de la oposición y sectores vinculados a las patronales rurales. Esa opción, que había sido sugerida en un primer momento por el ministro de Economía de la Nación, Hernán Lorenzino, y descartada por el gobierno provincial, le permitiría a Scioli sacar adelante al menos algunos puntos de una iniciativa que amenazaba con quedar trunca por la imposibilidad por parte del oficialismo de conseguir quórum en la Cámara baja. De esta forma lograrían aliviar las cuentas y a la vez evitarían, con una gambeta, una derrota ante el combinado de ex jugadores de la 125. “Sería una salida a lo Kirchner”, advirtió un miembro de su gabinete.

“Scioli usará el mecanismo que esté a su alcance para seguir gobernando. Si hace falta un decreto puede haber un decreto”, aceptaron fuentes de la gobernación. De todas formas, separan este asunto de la relación con el gobierno nacional: “Esto no es algo nuevo, sino que tiene que ver con la decisión del gobernador de aumentar el porcentaje de fondos genuinos de la provincia en el presupuesto, algo que viene haciendo desde 2007”, recordaron. El plan consistiría en sacar por decreto el revalúo inmobiliario, el punto que mayor resistencia genera, y luego avanzar por la vía parlamentaria para refrendar la decisión y completar la legislación. “Aunque salga por decreto después habrá una ley”, aseguran en La Plata.

Lo que no habrá, al menos por un tiempo, serán más palabras de Scioli acerca de sus aspiraciones electorales: en su entorno entienden que las consecuencias negativas de esas declaraciones fueron más que las positivas. “Además, él no necesita posicionarse: lo conocen en todo el país, saben todo lo que hizo y saben que por lo que hizo y por su fidelidad es el mejor preparado para suceder a la Presidenta en caso de que ella no decida buscar una forma de seguir más allá de 2015”, analizan cerca suyo. Sotto voce, reconocen que no saben si la relación con el “ala dura” del kirchnerismo sobreviviría a otro cimbronazo similar. De todas formas, organizaciones como La Juan Domingo, que responde a los intendentes que apoyan sus aspiraciones, continuarán adelante con su actividad con miras a las elecciones de 2013 y más allá.

En ese sentido, Mariotto volvió a calificar como “fuera de tiempo” las especulaciones electorales y dio por sentado que “será Cristina quien decidirá” la sucesión. “La Presidenta es quien conduce este proyecto político y nosotros recibiremos instrucciones de nuestra Presidenta”, despejó toda duda el vicegobernador, que se mostró confiado en que “este modelo va a encontrar los hombres y mujeres que serán los que continúen”.

Sobre las políticas de seguridad de la provincia, uno de los puntos donde residen los mayores desencuentros, Mariotto descartó estar buscando la renuncia del ministro Casal. “Nadie pretende el cambio de ministros”, aseguró, sino que “hay que abordar el sistema de seguridad de manera estructural”. El ex titular de la Afsca destacó el sistema de foros que se lleva adelante para debatir el proyecto de ley de la policía judicial, similar en algunos puntos al que se implementó durante la discusión de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. El vicegobernador también defendió las visitas que realiza a complejos carcelarios para detectar y combatir los abusos y violaciones de derechos humanos: “Recorrer las cárceles no es en contra de ningún político; allí fuimos, advertimos una serie de problemas y los empezamos a solucionar en conjunto con el Ejecutivo nacional y el provincial”, aclaró.

Compartir: 

Twitter
 

“La Presidenta conduce este proyecto y nosotros recibiremos instrucciones de ella”, dijo Mariotto.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.