EL PAíS › CUESTIONAMIENTOS A LA DECISION DE MACRI DE NO ENVIAR DIRIGENTES DE SU PARTIDO A LA ONU

Criticado por oficialistas y opositores

Daniel Filmus trazó un paralelo entre la actitud del macrismo de no acompañar a la Presidenta y su rechazo a la recuperación de YPF. Desde el oficialismo también se sumó a las críticas el ministro Arturo Puricelli. Jaime Linares, del FAP, se diferenció del PRO.

La decisión de Mauricio Macri de prohibir que sus dirigentes asistieran junto a Cristina Fernández de Kirchner al Comité de Descolonización generó críticas tanto del oficialismo como de otros sectores de la oposición. El jefe de bloque macrista Federico Pinedo, que había asistido a uno de los reclamos de CFK en Casa Rosada, estaba en Washington, pero no viajó a Nueva York con la comitiva oficial. “Es una posición del partido”, explicaron en el PRO a Página/12.

La decisión del jefe de gobierno de no ir a Nueva York, ni de permitir que otros macristas –como Pinedo, que declaró que es un “malvinero”– fueran en su lugar, no le trajo muchos amigos. “Es difícil de explicar la actitud del PRO, único bloque parlamentario que desistió de concurrir a la ONU. Los diputados del PRO muestran una vez más que no tienen vocación por la soberanía nacional”, sostuvo el senador kirchnerista Daniel Filmus, quien comparó esta decisión con la oposición acérrima de Macri a la recuperación de YPF. “Acompañar a la Presidenta es una obligación. Lo que haga el PRO es problema de ellos”, sostuvo el senador del FAP, Jaime Linares.

Ayer, el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, cuestionó nuevamente esta decisión de Macri. El funcionario nacional consideró que es “muy significativo” que no haya representantes del PRO junto a la Presidenta. “Todo hace a una línea de pensamiento”, interpretó. Puricelli recordó que CFK viajó “acompañada por casi la totalidad del arco de las fuerzas políticas de la oposición, con la excepción del partido del ingeniero Macri, que por cierto no quiso acompañar a nuestra Presidenta”.

“Indudablemente, hay sectores de la sociedad argentina que no están de acuerdo con el planteo. Son mínimos, son pequeños grupos, algunos mediáticos como el caso de la corporación del diario Clarín”, afirmó Puricelli, quien estimó que hay “mensajes que se compadecen plenamente” con la postura del gobierno británico y que, “en definitiva, es tratar de desanimar al pueblo argentino en su inclaudicable vocación de reclamar un terreno y un territorio que le es absolutamente propio, por razones históricas, jurídicas, geográficas y de todo tipo”.

“Superponen intereses de carácter personal por sobre una causa nacional. Es un acto peligroso para los argentinos que haya incluso pensadores que hayan adherido a esa teoría”, cuestionó el ministro de Defensa a la carta firmada por Beatriz Sarlo, Jorge Lanata, José Eliaschev, Juan José Sebreli, Vicente Palermo, Marcos Novaro, Santiago Kovadloff y Fernando Iglesias, entre otros. En esa misiva, los académicos, políticos y periodistas llamaban a “abdicar de la intención de imponerles una soberanía” a los kelpers que viven en las Islas Malvinas.

El macrismo, sin embargo, no estuvo del todo solo en su decisión de no acompañar el reclamo por Malvinas: tanto Pino Solanas como Patricia Bullrich anunciaron que ellos no viajaron con las otras fuerzas de la oposición.

Bullrich salió al auxilio de Macri. Virtual aliada del macrismo, la titular de Unión por Todos fijó posición a través de un comunicado. “Unión por Todos no acompañará a la Presidenta a las Naciones Unidas”, se tituló el texto en el que la diputada explicó que “el gobierno nacional no ha consensuado, consultado, ni dialogado con nuestro bloque parlamentario sobre las estrategias y tácticas necesarias para implementar una eficaz política de Estado de largo plazo” y que, por lo tanto, no iría a un “acompañamiento pasivo”. Otro motivo que citó Bullrich fue la “política de confrontación con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Por su parte, Solanas aseguró sobre su decisión de no ir a Nueva York: “No viajamos porque la Presidenta no fue clara”. El líder de Proyecto Sur advirtió que él ve a “la Argentina repitiendo los mismos errores con sus políticas de seducción hacia el Reino Unido”. “No estaban claras las reglas para aceptar una invitación de esta naturaleza, nosotros no viajamos a libro cerrado, sin saber para qué vamos ni qué se va a plantear. Es una falta de respeto que se nos convoque de esta manera”, opinó el diputado nacional, quien reclamó que se sancione económicamente a las empresas que operan en Malvinas.

Compartir: 

Twitter
 

Los dirigentes políticos que acompañaron la comitiva presidencial, ayer en Naciones Unidas.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.